Miércoles 22 de julio, día de paseo…


A una semana…

Miércoles 22 de julio, día de paseo…

10:15, 10:20 se hace tarde… y se respira algo extraño en el ambiente. Como que nadie sabe qué pasa… Por fin la gente que usualmente coordina, coopera y hace de voz en el paseo, avisan que no van rodar esta noche, no van a participar, que no van coordinar y que no van a proponer ninguna ruta, pues sienten y están casados de que en los paseos cada ves más hay gente que no se comporta como se sugiere (la verdad cuestiones “basiquisimas” de respeto mutuo)

Así que no hay más… ellos no pasean, pero dejan abierta la posibilidad de que si alguno de los presentes quiere tomar la palabra y tratar de coordinar lo haga, tras unos minutos de desconcierto un chavo, pide megáfono y se prende a proponer una ruta, sugiere Tlaquepaque o tonala, la verdad no escuche bien… por ahí se escucha un grito de –mejor metropolitano- y el chavo dice. –quien vota pa Tlaquepaque y quien pal Metropolitano- La preferencia de la ruta hacia el Metropolitano, fue contundente, así que el chavo grito –Al metropolitano!!!- además de pedir de manera insistente -respeto, respeto, respeto por favor-

Hasta aquí, en poco tiempo, las ganas y para muchos el compromiso con la bici gano. Tomamos Av. México y de manera casi natural, sin esa sombra de autoridad, llegamos a muy buen ritmo y más o menos compactados, hasta el nodo vial de Vallarta y Cordilleras….

Hasta aquí, todo muy normal es mas podría decir que casi en silencio, jajaja (Como si fuéramos regañados)

Con algunos momentos de espera para compactar al pelotón… Llegamos al metropolitano y tras unos minutos en la plazoleta y ya que la gran mayoría de la banda llegó, los gritos de circuito, circuito, circuito!! Empezaron a sonar, un grupo de aguerridos tomo la punta y se interno en el parque para cubrir el circuito, de inmediato comenzó el desfile… todos a seguirlos, y como muchos saben esto de rodar en la noche por el metropolitano es siempre emocionante… sin ningún sobresalto (creo) después de una rato y ya que salieron los últimos que hicieron el circuito, comenzamos el regreso, igual muy normal y con ese aire de independencia y unidad, en pocos minutos nos sentimos de nuevo organizados listos para tomar las calles con nuestros corceles de carbono, aluminio, acero y cromolio… la ruta de retorno fue más rápida, igual de emocionante y por extraño que parezca casi en silencio, jajaja otra vez (Como si fuéramos regañados)

Este sentimiento se dejo de percibir cuando llegamos al túnel de Av. México, ahora todos estábamos emocionados, muy contentos de haber logrado lo planeado, del regaño ya nadie se acordaba y en poco tiempo llegamos al punto de partida… algunos aplaudieron y otros también gritaron el clásico ¡si se pudo!.

Así lo viví y aún que en este paseo ni l@s bicionari@s, ni los bici10 rodaron, ojalá se publique la crónica.

Bicicronista Toño U

Entradas populares