Sufren saturación de las vialidades


Expone estudio colapso de avenidas principales

Sergio Hernández Guadalajara, Mural 19 septiembre 2009

Por una deficiente planeación varias de las principales avenidas de la Ciudad están parcialmente colapsadas y eso lo padecen a diario quienes transitan por éstas.

Jesús Arreola, especialista en temas de movilidad urbana y quien encabeza en Guadalajara la empresa AU Consultores, señaló que algunas de estas vialidades son López Mateos, Periférico Sur, la Carretera a Chapala, Avenida Vallarta, Calzada Independencia y la Avenida Alcalde, de acuerdo con un estudio que elaboraron.

El colapso de las arterias se analizó en 100 diversos puntos de la Ciudad, en días de alto flujo vehicular y sólo entre semana.
El análisis tomó en cuenta avenidas principales, secundarias, colectoras y subcolectoras.

"Tenemos puntos muy críticos en el Periférico, a la altura del ITESO; en López Mateos al salir de Periférico, hay una concentración que rebasó su capacidad, también en el acceso de la Carretera a Chapala hacia Guadalajara y por los semáforos se nos satura más allá de sus capacidades", comentó el especialista.

"En Adolf Horn y Gobernador Curiel también hay puntos que están ya sobrepasando su capacidad".

Agregó que esta situación también se padece en Periférico Norte cerca de la zona de Los Belenes, por Las Cañadas y hasta la Carretera a Tesistán, y lo mismo en la zona central de Alcalde.

"Con la implementación del Macrobús nos genera esta gráfica de saturación, hay una repercusión sobre la Calzada Independencia entre Circunvalación y toda la parte central donde está llegando a niveles de 80 a 100 por ciento", apuntó Arreola.

Señaló que el colapso de arterias viales se acentúa cuando el crecimiento urbano se hace sin tomar en cuenta las adecuaciones viales necesarias, es decir, primer se hacen las obras y luego se piensa en las vialidades.

Como ejemplos recientes de la problemática pone sobre la mesa el desarrollo del Estadio de las Chivas en los alrededores de Periférico y Vallarta, o el centro comercial Andares, donde primero se realizan los inmuebles y se deja para el último la solución vial, cuando la lógica debe ser al revés.

"En el caso del estadio de las Chivas, cuántas veces se le ha dicho al dueño, a (Jorge) Vergara, que se requieren crear los nodos específicos para tener los accesos adecuados y no los han desarrollado", apuntó.

Arreola lamentó que desde 1982, hace 27 años, no se tenga un plan de ordenamiento y que cada Municipio apruebe el crecimiento a su entender, sin una visión articulada de la Ciudad.

"Ese tipo de desarrollo trae repercusiones. La infraestructura vial se viene tratando de adaptar a esas modificaciones y no como debiera ser, que la infraestructura se prevé y se construye primero que los desarrollos, llevamos un proceso prácticamente a la inversa".