ONG exigen que cambio de gobierno no afecte plan de movilidad no motorizada


 Darío Pereira/La Jornada Jalisco/09-03-12

Tras la realización del Taller de evaluación y seguimiento al Plan Maestro de Movilidad Urbana No Motorizada del Área Metropolitana de Guadalajara, el secretario de Vialidad, Diego Monraz, dio a conocer seis recomendaciones resultantes del diálogo abierto entre organismos de las sociedad civil y las autoridades para lograr su implementación exitosa y con consenso social.

La principal conclusión fue la demanda de una plataforma institucional y un marco normativo claros para evitar que el plan fracase ante el próximo cambio de administración.


Además, se solicitó la apropiación del plan por parte del Instituto Metropolitano de Planeación una vez que entre en funcionamiento formal, su publicación y difusión para que sea accesible a candidatos y actores interesados para propiciar una mayor participación ciudadana, que se actualicen los proyectos ejecutivos iniciales, que los municipios lo incorporen en sus atribuciones propias y que se establezca un proceso de evaluación y de seguimiento. En este sentido, un segundo taller será convocado en cuatro meses.

Aunque organizaciones civiles celebraron la realización del espacio, esperan que el compromiso político sea real. María Elena de la Torre, integrante de Ciudad para Todos, afirmó que “este plan abona a la creación de una ciudad sustentable, pero creemos que el taller llegó tarde porque lo pedimos desde hace dos años y se pudo haber ganado tiempo. Ahora exigimos que se busque el andamiaje legal para darle continuidad en la siguiente administración“.

Tanto las autoridades como los representantes de la sociedad civil coincidieron en que el buen fin del plan dependerá en gran parte de la presión social: “el éxito en el seguimiento y la continuidad del proyecto estará en manos de la sociedad y de quienes participaron de forma cercana en su formación”, declaró el secretario. Mientras que De la Torre aseguró que “los ciudadanos vamos a estar presionando, el tema ya no se puede quitar de la mesa y ahora incluso tiene un valor político”.