Pretende gobierno federal seguir postergando incumplimiento en distribución de combustibles limpios

A más de tres años de que Petróleos Mexicanos (Pemex) ha incumplido con la distribución de combustibles limpios en México, el gobierno de Felipe Calderón pretende seguir retrasando el cumplimiento de la Norma 086, a pesar del pasivo ambiental que ha ocasionado para el país en términos de muertes asociadas con la mala calidad del aire, días laborales perdidos, días de actividad restringida, así como de la pérdida de competitividad.


El calendario establecido en la Norma 086 señala que desde febrero de 2009 se debería estar distribuyendo Diesel de Ultra Bajo Azufre (UBA) en todo el país. Sin embargo, a la fecha no sólo no se ha cumplido con esta disposición, sino que circula un borrador que evidencia la intención del gobierno federal -a través de la Secretaría de Energía- de publicar una nueva norma en la cual se establece como nueva fecha marzo de 2015.

En el texto de dicha norma al que se tuvo acceso vía el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), se pretende establecer como sujetos de responsabilidad por no cumplir con los parámetros establecidos por la calidad de combustibles no sólo a los responsables de la producción y a la importación (Pemex), sino a todos los que participan en la cadena de distribución (quienes vendan o enajenen el combustible; es decir las gasolineras). Esto resulta absurdo toda vez que desde 2009 Pemex no ha cumplido con la distribución del Diesel Ultra Bajo Azufre a dichos puntos de venta (UBA).

El incumplimiento de este compromiso por parte del gobierno de Felipe Calderón ha arrojado para el país, -con base en las cifras proporcionadas por el Instituto Nacional de Ecología (INE)[1]- más de 4 mil muertes, 19 mil casos de bronquitis crónica, un millón de días laborales perdidos y 9 millones de días de actividad restringida de 2009 a 2011, asociadas con la mala calidad del diesel que utiliza la gran mayoría de los camiones de transporte y carga, el cual contiene altas concentraciones de azufre, responsables de ocasionar enfermedades cardio-respiratorias y ciertos tipos de cáncer.

“La baja calidad de los combustibles es un factor crítico para la salud pública y para la economía nacional. No sólo provoca altos impactos sobre la salud al exacerbar la contaminación atmosférica sino que incluso inhibe la adopción de procesos más limpios en diversos sectores productivos y de servicios que para adoptar tecnología avanzada requieren combustibles con muy bajas concentraciones de azufre”, señaló Gerardo Moncada, coordinador de Transporte Eficiente en El Poder del Consumidor.

La falta de combustible limpio ha obstaculizado también el que el país pueda adquirir nuevas tecnologías que permitan sustituir los vehículos de carga que circulan por toda la República y que en su mayoría consumen diesel con más de 500 partes por millón de azufre. Ello ha ocasionado, entre otras cosas, que el país continúe rezagándose en términos de competitividad en comparación con otras naciones, particularmente con Estados Unidos, a donde no pueden entrar los camiones de carga mexicanos por tener tecnología obsoleta.

Gabriela Alarcón, directora de Investigación de Desarrollo Urbano del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), señaló que “a través de combustibles más limpios (especialmente diesel ultra-bajo en azufre), se podrían adoptar mejores tecnologías en vehículos, como filtros de partículas en vehículos de diesel, lo cual reduciría las emisiones de partículas suspendidas y dióxido de nitrógeno en un 90%. Es decir, un camión mexicano con la tecnología actual (con estándar US2004) emite hasta 10 veces más contaminantes (PM y NOx) que uno con tecnología aplicable en EUA y Canadá (estándar US2010)”.

Cabe agregar que hasta la fecha ha persistido una falta total de transparencia y de información respecto de cuándo se cumplirá con lo establecido en la Norma 086, así como del destino de los más de 14 mil millones de pesos que el Congreso de la Unión ha autorizado a Pemex para el programa de calidad de combustibles.

Por todo lo anterior y conforme a lo que establece el artículo 4 constitucional, exigimos la garantía de nuestro derecho a un medio ambiente sano, y demandamos a la autoridad se informe a la sociedad cómo se piensan alinear la NOM-086-SEMARNAT-SENER-SCFI-2005, vigente, y la NOM-XXX-SENER-SEMARNAT-2011 que se pretende publicar.

Asimismo, y de acuerdo con lo que también establece el artículo 4to constitucional con relación a que “el deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley”, esperamos una respuesta de la autoridad con relación al pasivo ambiental y a las afectaciones que en la salud de los mexicanos ha ocasionado el incumplimiento de esta norma.

Related posts:
  1. Piden organizaciones a Felipe Calderón recursos para que se cumpla con distribución de combustibles bajos en azufre
  2. Demandan organizaciones civiles a Pemex que nueva refinería produzca combustibles limpios
  3. PEMEX en nota de prensa confirma su incumplimiento de la NOM-086