Evalúan rutas con historias

El colectivo Cuadra Urbanismo trabaja creando espacios que buscan y promueven ideas que surgen de las
Foto: Roberto Antillón
Patricia Ruvalcaba /Mural/02-04-12

A través de anécdotas intentan mejorar movilidad

Cuentan las historias del Macrobús que una vez un pasajero se encontró una víbora arriba del camión, que una señora tuvo la suerte de hallar 500 pesos y que una muchacha casi trae al mundo a su bebé arriba de este transporte urbano.

Estos son algunos de los relatos cosechados en el proyecto "Crónicas Pasajeras", en el que se entrevistó a 268 personas que viajan en el sistema articulado y sus siete rutas alimentadoras. Sus anécdotas quedaron plasmadas en letras, videos, audio y fotografías que se pueden consultar en www.cronicaspasajeras.org.


El Colectivo Ecologista y Cuadra Urbanismo —autores del proyecto— buscan cruzar la opinión de los usuarios con datos duros y así evaluar los sistemas de transporte que hay en la Ciudad.

El equipo está integrado por cinco personas de la carrera de Urbanismo y Medio Ambiente de la UdeG, así como un fotógrafo egresado de la escuela del Instituto Cultural Cabañas.

"Queremos que las personas se interesen por la Ciudad, que la gente sepa que tiene el poder de tomar decisiones y de pedir lo que necesita, porque estamos acostumbrados a ver que las cosas pasen por arriba, tenemos que llegar y decirle a la gente, 'es tu voz, es tu Ciudad, es tu calle'", dijo Libertad Zavala, integrante de Cuadra Urbanismo.

La finalidad del blog de "Crónicas Pasajeras" es conocer la percepción que tiene un estudiante de arquitectura que sube con su maqueta y regla "T" a un camión, la de un niño, un obrero o una persona con discapacidad.

"Cuando te subes al camión vives una y un millón de historias, nosotros queremos que nos las cuenten y ver el transporte público más amigable o real a través de una opinión directa, pero también con cifras", añadió Zavala.

En sus estadísticas se han topado con que el Macrobús tarda mucho en pasar, lo que afecta en que el pasajero vaya "aplastado", cuestión que se resolvería si hubiera más frecuencia de paso, explicó el urbanista Manuel Padilla.

Proporcionar su nombre, decir qué le gusta y qué mejoraría, así como contar aquello que lo haya marcado arriba del camión, son los datos que piden en las encuestas y que alimentan los productos finales.

Las propuestas no sólo se ven reflejadas en el blog, sino también en distintas redes sociales donde tienen más alcance de usuarios. En Twitter, por ejemplo, tienen la cuenta de @cpasajeras, y en Facebook están bajo el nombre de Cuadra Urbanismo y Crónicas Pasajeras. En ambas, se reciben denuncias y se hace contacto.

A pesar de que su carrera no maneja conocimientos relacionados con las artes, los integrantes del grupo han tenido que aprender a usar la creatividad para usar la cámara, editar videos y diseñar logos.

Interpretan mensajes

Otro de los proyectos de Cuadra Urbanismo fue "Peatón, favor de...", el cual consistió en hacer varías intervenciones con viniles en distintos puntos de Guadalajara, donde se le daba lectura a los mensajes que transmite la Ciudad mientras caminas.

"Es un ejercicio de semiótica urbana y queríamos ver cómo funcionaba el proceso de comunicación de la Ciudad hacía sus habitantes, lo que se trató de hacer fue contextualizar y clarificar esos mensajes en la calle", puntualizó Itza Chávez.

Uno de los puntos fue la Glorieta Chapalita, una zona de encuentro, pero cuyos alrededores, aseguran, son muy peligrosos para los transeúntes, por lo que la frase fue "Peatón, favor de cruzar rápido"; en la Calzada Independencia e Hidalgo se leía "Peatón, favor de aguantarse la respiración", y, en el del Parque Colomos, se pedía respirar profundo.

"Pusimos los mensajes más crudos y de la manera más clara posible, lamentablemente, no nos damos cuenta que sin querer los estamos haciendo", apuntó Zavala.

Sobre Cuadra Urbanista

El colectivo surgió hace dos años cuando Itza Chávez, Eduardo Peregrina, Libertad Zavala, Manuel Padilla y Gibrán Moreno estudiaban Urbanismo en la UdeG y se dieron cuenta que la Ciudad se estaba construyendo de forma excluyente.

Ante esto, decidieron investigar los procesos sobre temas como Movilidad y Recuperación de Espacios Ambientales través de la documentación de los mismos y que los relatos quedaran plasmados en investigaciones de consulta digital al alcance de cualquiera, con el fin de lograr un mayor impacto.