"Se evalúan costos económicos y humanos de la contaminación del aire en el Área Metropolitana de Guadalajara"



Comunicado de Prensa


El pasado jueves 17 de mayo se presentaron los avances del estudio que realizan en conjunto el Colectivo Ecologista Jalisco, A. C. y el Instituto Nacional de Ecología (INE) titulado "

Costos Económicos y Humanos de la Contaminación del Aire en Guadalajara". La sede fue El Colegio de Jalisco y como ponentes estuvieron el Dr. Álvaro Osornio Vargas, investigador en salud ambiental y pediatría, de la Universidad de Alberta (Canadá) y la Maestra en Ciencias Verónica Garibay Bravo, Directora de Investigación sobre la Calidad del Aire (INE). El Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) es la primera de las 56 metrópolis de México que evalúa estos costos.



Contaminación del Aire y Salud ¿Por qué los niños?

Fue el tema que trató el Dr. Osornio, quien destacó que las amenazas ambientales son responsables en un 25% de la carga mundial de enfermedades, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). La misma fuente estima que en nuestro país ocurren entre 60 y 100 muertes por cada millón de habitantes, por efectos de la contaminación del aire en áreas urbanas. Todos los contaminantes atmosféricos pueden afectar la salud humana en concentraciones altas. Tal es el caso de las partículas suspendidas, los formaldehídos y el ozono, que causan inflamación en ojos y garganta; los sulfatos, que provocan retraso en el crecimiento, los nitratos, que pueden producir enfermedades cardiovasculares y los hidrocarburos, que causan enfermedades respiratorias.

Esto tiene particular relevancia en los niños, pues ellos respiran más veces por minuto que los adultos. La frecuencia de su respiración oscila entre de 30 a 60 veces por minuto desde que nacen, hasta alcanzar de 12 a 20 respiraciones por minuto a los 18 años. Los pulmones de los menores se siguen desarrollando aun después del nacimiento, para completar su desarrollo durante la pubertad. Estos dos factores los hacen más vulnerables a los efectos de la contaminación del aire. Por ello, concluyó el Dr. Osornio, los niños son desproporcionadamente vulnerables, sufren los efectos que causa la degradación ambiental en la calidad del aire, ahora y en el futuro.

Por su parte, la Maestra Verónica Garibay habló sobre los impactos en la salud que podrían evitarse si se redujera la contaminación por partículas en el Área Metropolitana de Guadalajara. Dichos resultados se obtuvieron tras aplicar una metodología similar a la que utiliza la OMS. Se hicieron proyecciones hipotéticas de los costos económicos y humanos que se pudieron evitar por enfermedades relacionadas con la contaminación atmosférica por partículas PM 10, durante el año 2010


El estudio se elaboró con datos geográficos y estadísticos correspondientes al Área Metropolitana de Guadalajara, en particular en los municipios de Zapopan, Guadalajara, Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco y El Salto; así como con la información generada por la Red Automática de Monitoreo Atmosférico de la Secretaría del Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable(SEMADES). En primer término se calculó que si se hubieran reducido en un 10% las concentraciones ambientales de partículas PM 10 en el AMG (con respecto a los niveles registrados en 2010), se habrían evitado 830 casos de mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón y por enfermedades respiratorias en niños menores de un año. En este orden de ideas, si las concentraciones se redujeran más y se lograra cumplir las norma oficial NOM-025-SSA1-1993 que marca los límites máximos permisibles de material particulado, los beneficios serían mucho mayores, pues lograrían evitarse, en un año, más de 4,600 muertes prematuras, la mayoría derivadas de enfermedades cardiovasculares (INE, 2011).


Reducir la concentración de contaminantes en la atmósfera involucra acciones de control de emisiones cuyos costos son variables pero, en general, cuantiosos. Prácticamente todas las actividades humanas generan emisiones contaminantes, y reducirlas requiere de la instalación de equipos de control, así como de cambios en los procedimientos de operación en el uso de materias primas o, inclusive, cambios tecnológicos. La Maestra Garibay enfatizó que al evitarse impactos severos en la salud de la población también se evitan gastos en el tratamiento de enfermedades y se reducen las pérdidas en la productividad laboral.


Por ejemplo, en Guadalajara el INE y el Colectivo Ecologista Jalisco calcularon que se dejarían de gastar cerca de 3 mil millones de dólares si se redujeran 10% las concentraciones ambientales de PM 10 y 7,700 millones de dólares si se cumpliera la norma oficial mexicana (NOM) para este contaminante. La NOM incide también en la productividad, ya que su cumplimiento durante el 2010 habría evitado que se perdieran 159,432 días de trabajo y 2 millones 299,528 días de actividad restringida. Es decir, los días (consecutivos o no) en que el trabajador con un puesto permanente no laboró tiempo completo, o no pudo (por lesión o enfermedad) realizar todas las actividades habitualmente relacionadas con su empleo.


Los resultados de este estudio son estimaciones hechas con la mejor información disponible en Guadalajara. Estos datos son útiles como punto de partida para evaluar la pertinencia de continuar los esfuerzos para mejorar la calidad del aire y para dimensionar el valor económico de reducir la contaminación por partículas en el AMG.


Las presentaciones del Dr. Osornio y de la M. en C. Garibay así como otros materiales de información y divulgación elaborados por el Colectivo Ecologista Jalisco pueden consultarse en el sitio www.airedecalidad.org. Este trabajo forma parte de nuestra iniciativa "Aire de Calidad, Salud para Nuestra Metrópoli" que busca sensibilizar a la ciudadanía y a las autoridades sobre los efectos negativos para la salud humana y ecosistémica que ocasiona la mala calidad del aire. El propósito de esto es ofrecer un espacio de análisis y de propuesta para abordar este tema fundamental de la agenda ambiental y social de nuestra ciudad. Las personas e instituciones que así lo deseen pueden apoyar la iniciativa a través de cualquiera de sus tres líneas de trabajo: Investigación, Difusión y Acción.


Entradas populares