“Bicicletas, rabos y pieles” pasearon en la ciudad

Foto: Tonatiuh Figueroa
El recorrido terminó con la toma de una foto grupal en la glorieta de los Niños Héroes.
Aproximadamente 1, 500 ciclistas participaron en el World Naked Bike Ride, una manifestación lúdica que tiene como objetivo principal hacer visibles a los usuarios de la "bici".

Apenas iban a dar las 9:00 am y los primeros ciclistas que llegaron con un par de horas de anticipación a celebrar la segunda edición del World Naked Bike Ride (Marcha Mundial Ciclista al Desnudo) en Guadalajara ya lucían abochornados, no por estar semidesnudos a la vista de los automovilistas y demás transeúntes, sino por el calor húmedo de la ciudad que se sumaba a la lista de razones para liberarse de la ropa y rodar por el primer cuadro de la ciudad.
 
La espera no resultó demasiado larga para los más puntuales, quienes mientras esperaban al resto del contingente aprovecharon para untarse bloqueador por todo el cuerpo, hacerse body paint, dar mantenimiento a sus bicicletas y confeccionar originales atuendos para cubrir sus órganos sexuales como calcetines, paliacates y hasta tapabocas que terminaron convertidos en tangas.
Así comenzaba la segunda rodada ciclista al desnudo en la ciudad, que este año logró reunir a 1, 500 tapatíos, según Bomberos de Guadalajara, y que a decir de sus organizadores, en comparación con su primera edición, ésta gozó de mayor libertad, ya que además de haber registrado un aumentó en el número de asistentes, también hubo más ciclistas que se atrevieron a manifestarse completamente desnudos y usar sus cuerpos como lienzos para expresar las necesidades y demandas del sector, como la construcción de ciclovías, transporte público digno y disminución del uso del automóvil, pero sobre todo que se tome en cuenta a los ciudadanos que apuestan todos los días —y en ocasiones se juegan la vida— por una movilidad no motorizada. 

Con la peculiar advertencia “Bicicletas, rabos, pieles y todo lo que le vaya a colgar úselo adecuadamente”, emitida mediante un megáfono, arrancó el paseo organizado en nuestra ciudad por asociaciones civiles que promueven el uso de la bicicleta como medio de transporte y convocado a través de redes sociales. El paseo que apenas el año pasado comenzó a llevarse a cabo en Guadalajara, se celebró por primera vez en 2004 en Vancouver, Canadá. 

Aunque en su mayoría, los ciudadanos que se encontraron con el paseo celebraron sorprendidos esta manifestación, durante el recorrido los activistas también se encontraron con algunos detractores como Luis Martínez, de 60 años de edad, quien con una expresión de incredulidad sentenció que “estas desvergonzaderas no son normales, ya están perdiendo la dignidad […] a lo menos la mujer debe taparse sus cositas, que son íntimas”. 

Sin embargo, para los ciclistas, comentarios como el de Luis son muestra de que uno de los principales objetivos del paseo se ha cumplido: ser visibles en una ciudad llena de autos. “El fin es que nos vean, que nos respeten, pero no nada más hoy como ciclistas, es decir, no necesito estar desnudo para que te fijes que ando circulando por las calles, éste [pedalear desnudo] es como el extremo”, comentó Alfredo, uno de los participantes del evento. 

El contingente recorrió 15 kilómetros del centro de la ciudad, pasando por las avenidas Américas, Circunvalación, Ávila Camacho, Alcalde y López Mateos para concluir en la glorieta de los Niños Héroes, al término del corredor Chapultepec, donde los participantes se tomaron una foto grupal y haciendo sonar las campanas de sus bicicletas prometieron repetir el acto el año próximo.

Entradas populares