Obsoleta, red de monitoreo ambiental y Semades, sin recursos para renovar red de monitoreo

Informador Redacción / HJ/El informador/12 06 12
 
Un estudio oficial sobre la calidad del aire subraya la urgencia de renovar el equipo, del que la autoridad admite que ya concluyó su vida útil

Desde el cerro de El Tapatío se ve la ciudad de Guadalajara: cada vez más grande, más lejana y más oscura. Sobre la ciudad hay tres capas de aire de diferente color. En el Fraccionamiento Terralta, en el Cerro del Cuatro, tres niños apuestan un “chesco” a ver, desde lo alto de sus casas, quién es el primero en distinguir las torres de la Catedral escondidas en esa nata negra. Luego apuestan por ver los Arcos del Milenio y el hotel más alto. Los tres pierden con lo que respiran.

El martes 23 de enero de 2007 se declaró a la zona de Miravalle como un área de alta fragilidad ambiental y hoy poco se recuerda. No hay seguimiento por parte del Gobierno del Estado. El periódico oficial registró 12 criterios para proteger la zona, como el reencarpetamiento asfáltico de las calles, la prohibición de más industrias, un programa de solución vial y reforestaciones permanentes a cargo de los ayuntamientos. Pero la nata sigue.

Arturo Gamboa Espinoza tiene 53 años pero parece de 70. Su trabajo en el Gobierno de Tlaquepaque es apagar mecheros que liberan gas metano y azufre en La Piedrera, un relleno sanitario localizado en Las Juntitas, dentro del polígono de alta fragilidad ambiental. Arturo no lo sabe pero los expertos de la Universidad de Guadalajara afirman que tarde o temprano él morirá de enfermedades crónicas asociadas a la contaminación del aire. “Porque está respirando todo el día eso. A largo plazo, el metano te genera cáncer y otras enfermedades”, dice Ruth de Celis Carrillo, especialista en salud ambiental.


Según los registros de la propia Secretaría del Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades), en los últimos dos años se han roto los récords históricos de días con mala calidad del aire en la ciudad; 2011 tuvo más de 154 y fue el peor de la década.

Hace menos de dos meses, la red de monitoreo ambiental no marcó niveles suficientes para declarar contingencia ambiental por el incendio en el Bosque La Primavera, a pesar de las quejas de los ciudadanos a través de las redes sociales.

No es que la Red de Monitoreo mienta. Simplemente es obsoleta. La Semarnat lo admite: el instrumento para medir la calidad del aire en la Zona Metropolitana de Guadalajara requiere urgente atención y renovación de filtros y sensores. La Semades confiesa: se trabaja con una red de monitoreo que ha terminado su vida útil.

Mientras, los niños que apuestan por un “chesco” seguirán perdiendo por el aire que respiran.


Semades, sin recursos para renovar red de monitoreo

El titular de la dependencia advierte que su proyecto no fue aprobado por la Cámara de diputados. Ahora entabla comunicación con el gobierno estatal para solicitarle 17 millones de pesos.

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Semades) en Jalisco admite que tiene equipo viejo “pero en buen estado” y que el proyecto de renovación de la Red de Monitoreo ambiental, que ayudaría a medir de mejor manera la calidad del aire en ciudad, fue rechazado cuando se presentó a la Cámara de diputados, en el presupuesto para este 2012.

Entrevistado por este medio, el titular de la dependencia, Héctor Eduardo Gómez Hernández, dijo que el proyecto para la renovación de las siete estaciones de monitoreo ambiental que originalmente fueron puestas en 1993, fue rechazado por el Comité Consultivo Nacional De Normalización de Medio Ambiente Y Recursos Naturales del gobierno federal. Sin embargo, la dependencia estatal ya mantiene comunicación con el Secretario de Gobierno y con la Secretaría de Finanzas para hacerles, en próximos días, la solicitud de 17 millones 500 mil pesos “que servirían para renovar y actualizar los equipos”.

Esto se da luego de que este martes El Informador publicó que de acuerdo con el Cuarto almanaque de datos y tendencias de la calidad del aire, Guadalajara sigue siendo la segunda ciudad más contaminada por ozono en el país. La exposición promedio anual a este contaminante aumentó 27% en nueve años. Y ese mismo estudio lanza la alerta: establece que la Red de Monitoreo Ambiental es un instrumento que data de 1993 y que su vida útil es de 15 años. Es decir, debió ser renovada en 2008.

Las contradicciones

La Semades mandará su carta de petición de recursos al gobierno federal “y ya es casi seguro, porque hablé con el Secretario de gobierno”. Sin embargo, cuándo se le cuestionó al titular de la dependencia si se renovaría la Red de monitoreo antes de que concluya el sexenio fue claro “Yo todavía no me rindo, tenemos que atacar por varios frentes”

La Red de monitoreo ambiental de la Zona Metropolitana es financiada por los ayuntamientos, quienes tienen que otorgar 20 mil pesos para la operatividad, mientras que la Semades paga el gasto corriente de seis personas que se encargar de darles mantenimiento.

“La petición para que haya actualización y tener tres o cuatro unidades (móviles) más es de 33 millones de pesos. Pero el proyecto original es de 17 millones, que es lo que más urge” dijo Gómez Hernández.

Sin embargo, cuando se le preguntó René Valencia Rivera, vocero de la Secretaría de Finanzas sobre los proyectos que había solicitado meter la Semades como para recursos extraordinarios, el funcionario dijo desconocer dicho proyecto ya que “cada Secretaría es responsable de sus propios proyectos, nosotros solo somos una caja, una bolsa de donde vienen a pedir recursos para proyectos aprobados”.

Mientas tanto, seguirá habiendo contaminantes que por norma debieron medirse desde 2007, específicamente la categoría PM2.5 (partículas menores a las 2.5 micras) mientras que los equipos de medición en Jalisco no empezaron a funcionar hasta julio de 2011. Casi cuatro años sin medir de acuerdo a la norma.

Y peor aun. Para este tipo de contaminante no habrá medición hasta que no se renueve el sistema o se compren los sensores, que según el director de la Red, David Parra, su precio oscila los 600 mil pesos.

Presentan nueva página

Luego de que, durante el incendio de La Primavera, ciudadanos se manifestaron porque la Red de Monitoreo no reflejaba lo que la contaminación que se apreciaba; la Semades decidió adelantar la presentación de su nueva página donde se publican los niveles de contaminación que existen en el aire; con la diferencia de que se publicarán cada hora por contaminante y no el promedio que resultaba de la medición de 24 horas, dijo Gómez Hernández.

Gómez Hernández señaló que a través de esta página se dará a conocer el Plan de Emergencias Atmosféricas con el que se actuará de manera preventiva mediante alertas en la Zona Metropolitana de Guadalajara y el interior del Estado, el cual se activará en base a las concentraciones puntuales de contaminantes criterio como PM10 y los niveles se darán a conocer a través de un termómetro en el sitio antes mencionado.

El nuevo portal de la dependencia ya puede ser consultado en http://siga.jalisco.gob.mx/aire/

Entradas populares