Infraestructura ciclista

 
Toda la infraestructura ciclista a construir debe de tomar en cuenta al usuario y cumplir con cinco requisitos para propiciar una vialidad ciclo-incluyente:
 
1.     Coherencia
2.     Ruta directa
3.     Seguridad
4.     Comodidad
5.     Rutas atractivas

La forma, función y uso de la vialidad definirán la tipología, recomendamos observar las características propias de la vía e implementar la que produzca la mejor situación para propiciar viajes ciclistas; tomando en cuenta el siguiente diagrama:



Tipo de vialidad

Velocidad máxima de los vehículos (km/hr)

Volumen de los vehículos por día

Tipología de intervención


Vías interurbanas, derechos de vía y áreas verdes

No aplica

No aplica

Infraestructura ciclista segregada (ciclovía bidireccional)


Vías de acceso

Hasta 30 km/hr

Hasta 4,000

Infraestructura ciclista compartida (vialidad compartida ciclista)


Vías colectoras

Hasta 40 km/hr

Mayor a 4,000

Infraestructura ciclista delimitada (ciclocarril) o infraestructura ciclista compartida (carril compartido ciclista)


Arterias

Hasta 50 km/hr

Irrelevante

Infraestructura ciclista segregada (ciclovía unidireccional) o infraestructura ciclista compartida (carril compartido ciclista)


Arterias

Mayores a 50 km/hr

Irrelevante

Infraestructura ciclista segregada (ciclovía unidireccional)



Al realizar los proyectos conceptuales y ejecutivos es necesario considerar a la bicicleta como un vehículo, por lo que el espacio de circulación debe estar dentro del arroyo vehicular y propiciando que los conductores de vehículos motorizados otorguen preferencia a los ciclistas en el uso de la vía. De la misma manera es necesario redactar terminos de referencia que incluyan acciones y plazos precisos, así como la necesidad de contar con un equipo que incluya un ingeniero vial dentro de sus cuadros.  

En ocasiones se proyecta infraestructura ciclista bidireccional,  sobre un camellón, al centro de la vía o sobre las banquetas, bajo la concepción de que al separar a los usuarios de la vía se logra mayor seguridad. Sin embargo, esta configuración, salvo en escasas excepciones, no es adecuada, ya que pone en riesgo tanto a peatones como  a los mismos ciclistas y no incentiva viajes ciclistas.

Está demostrado que la mayoría de los accidentes ciclista suceden en las intersecciones, los cuales corresponden hasta el 74% del total de los accidentes ciclistas (Wachtel y Lewiston, 1994). Watchel y Lewiston descubrieron que un ciclista está en riesgo de sufrir un accidente hasta 3.6 veces más si circula en sentido contrario al tránsito automotor, Este riesgo aumenta hasta 5.3 veces si el ciclista circula en sentido contrario al tránsito.

En un contexto urbano donde existen intersecciones cada 100 o 200 metros, el riesgo de que un ciclista que tenga que maniobrar en intersecciones sin un tratamiento adecuado o circular en sentido opuesto al arroyo vehicular, sufra un accidente con un auto es sumamente alto, este riesgo aumenta al existir salidas de cocheras y esquinas, ya que el automovilista normalmente sólo voltea hacia el lado de donde viene el tránsito automotor, nunca previniendo la posibilidad de que un ciclista se aproxime desde la otra dirección.

Construir infraestructura ciclista sobre la banqueta propiciará que el peatón la invada, dado que su construcción tomará secciones destinadas para realizar viajes a pie.

Por otro lado el concepto de Parque Lineal es entendido como el espacio natural en el que conviven niños, adultos, población escolar, discapacitados y gente de la tercera edad de forma segura, alejados del tráfico en ambientes apacibles. Es un espacio donde se cumplen las necesidades recreativas, educativas, ambientales, de salud, deportivas y de transporte no motorizado para diversas poblaciones de la ciudad.

Los Parques Lineales se construyen por lo regular sobre los antiguos pasos del ferrocarril o en las inmediaciones de un rio y corresponden a la tipología de infraestructura ciclista de trazo independiente.
 
En zonas habitacionales con una velocidad promedio de automotores de menos de 30km/hr recomendamos implementar infraesctructura ciclista compartida en su modalidad de transito calmado.

La infraestructura vial ciclista en un entorno se debe diseñar lo más próxima al carril de baja velocidad, de forma unidireccional, en el mismo sentido de circulación del tránsito automotor y procurando alta visibilidad en las intersecciones.

Entradas populares