Omiten medir tóxico en la Ciudad


  • En la actualidad hay días en que el aire no es satisfactorio. Foto: Grupo REFORMA
Andrés Martínez/Mural
Guadalajara, México (06 mayo 2014).- Pese a que el ozono (O3) es uno de los principales contaminantes atmosféricos que envenenan el aire de la Ciudad, el programa de verificación vehicular vigente se ha olvidado de medir las emisiones que generan éste tóxico.

Históricamente el programa de control de emisiones que ha operado en Jalisco sólo ha considerado cuatro gases resultado de la combustión de los automotores; monóxido de carbono (CO), dióxido de carbono (CO2), oxígeno (O2) e hidrocarburos (HC).

Sin embargo, a los automóviles que circulan en el Estado nunca se les ha medido las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), un gas que en combinación con las radiaciones solares produce ozono.

Esa omisión, explicó Adán Espejo Preciado, director de regulación de emisiones vehiculares de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) es uno de los muchos puntos débiles del programa de verificación que funciona a través de talleres automotrices.

La razón, detalló el funcionario, se debe a que las mediciones que se realizan actualmente son pruebas estáticas es decir que se hacen con los vehículos detenidos y no simulando el esfuerzo que implica mover una unidad.

Para atender esa deficiencia, la dependencia estatal ya trabaja en una propuesta para renovar el programa de control de emisiones y este mismo mes se podría lanzar la convocatoria para que una instancia con solvencia técnica realice un plan maestro para abordar la problemática a nivel estatal.

Entre las modificaciones que se prevén implementar en el nuevo programa de verificación, adelantó el funcionario, sería aplicar a los vehículos pruebas dinámicas que permitan medir las emisiones precursoras de ozono.

Apenas el año pasado la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó por los riesgo que implica la contaminación atmosférica por ozono, pues es una sustancia considerada cancerígena a la que está expuesta la mayoría de la población de la ZMG.

De acuerdo con un estudio realizado por el Clean Air Institute, de entre las 22 principales ciudades de América Latina, la ZMG es la que ha reportado mayores niveles de contaminación atmosférica por ozono.

Actualmente la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) prepara una renovación de la Norma Federal que regula las verificaciones vehiculares para hacer obligatoria la medición de cinco gases, entre ellos los óxidos de nitrógeno, como ya sucede en la Ciudad de México.

Comentarios