2.6.14

La basura después de la Vía





Roberto Medina Polanco /cronicajalisco.com
Foto: Mónika Neufeld.
Desde hace varios días circula una imagen en redes sociales que contiene un mensaje: si no hay un bote cerca, hay que cargar la basura hasta encontrar uno. A juzgar por lo que se ve, a algunos usuarios de la Vía RecreActiva (y a otros que de seguro no lo son), les hace falta tomar este consejo.


La basura tirada sobre las banquetas y jardineras de Avenida Vallarta hacen pensar que algo está fuera de orden, más aún porque, después de terminada la Vía, nadie parece tener la intención de recogerla.


Un ejemplo de lo anterior son las áreas verdes que están después de los Arcos, a un costado de la avenida antes mencionada. Los anuncios de la Secretaría de Turismo identifican a estos espacios como las plazas Mariano Azuela y José Clemente Orozco. En la segunda, dos de los botes de basura están hasta el tope. De uno sobresalen dos cajas de cartón que pudieron haber tenido pizza en su interior; en el otro, se alcanzan a ver envases de café, jugo y hasta una lata con restos de atún. Apenas a un par de metros de distancia, sobre el pasto, hay tres paquetes que antes de ser tirados contenían galletas. Los responsables definitivamente no siguieron el consejo de esperar a encontrar un bote.


BASURA VÍA RECREACTIVA 430 ROBERTO MEDINA


Foto: Roberto Medina.
El recorrido por la Avenida Vallarta no es menos alentador. No hay jardinera que no esté invadida por basura, principalmente botellas de plástico que anteriormente contenían agua. Durante el lapso que dura la Vía RecreActiva, es común ver a personas descansando y refrescándose en estos espacios después de pedalear. En las escaleras que están frente a una tienda de autoservicio, cercana a la Avenida Chapultepec, incluso quedó una botella de vidrio que contuvo refresco. Cercanas las 14:30 horas, resulta improbable que quien la dejó ahí vaya a recogerla.

BASURA 430 MÓNIKA NEUFELD



Foto: Mónika Neufeld.

Lo que dice la ley

La Ley de Ingresos del Ayuntamiento de Guadalajara para este año señala multas desde 20 hasta 200 salarios mínimos “por arrojar o depositar en la vía pública, parques, jardines, camellones o lotes baldíos, basura de cualquier clase y origen, fuera de los depósitos destinados para ello”.
Según el Ayuntamiento tapatío, en la ciudad se generan alrededor de dos mil toneladas de basura al día, es decir, más de un kilo por habitante, tomando en cuenta un total de un millón 495 mil 189 pobladores que consigna el INEGI en 2010.
El artículo 13 del Reglamento para la Prestación del Servicio de Aseo Público en el Municipio de Guadalajara, señala: “Todas las personas del municipio están obligadas a colaborar para conservar aseadas las calles, banquetas, plazas, sitios y edificios públicos, así como las fuentes y jardines municipales”.

No hay comentarios.:

Todos a pedalear