15.6.14

Mostraron su fragilidad al desnudo


CON EL cuerpo desnudo exhiben lo frágil y vulnerable que es un ciclista entre los ríos de automovilistas. FOTOS: FABIOLA ROSALES

Víctor Ramírez Álvarez/El Occiental


Por cuarta ocasión la Perla Tapatía se desnuda junto con sus ciclistas quienes demandan respeto pleno a sus derechos mientras circulan por las calles y con el lema "ahora sí me ves", alrededor de dos mil pedalistas recorrieron bajo un clima agradable y con poco calor los 16.5 kilómetros desnudos, o al menos la mayoría de ellos.

De esta forma se superaron las expectativas de los organizadores y en este caso Abdel Vidrio, una de las organizadoras, señaló que a cuatro años de que participan en el movimiento impulsado por la World Naked Bike Ride (WNBR), se tiene pocos avances en esta materia.

La cita fue a las nueve de la mañana en la plaza José Clemente Orozco, ubicada en los cruces de avenida Vallarta y Arcos, sitio en el que comenzaron a organizar cómo sería el recorrido, determinar las últimas reglas para participar y quienes fueron más aventados para despojarse completamente de sus ropas para dejar el cuerpo al natural, vulnerable.

De ahí rodaron por las avenidas Hidalgo, Circunvalación, Federalismo, Washington, Alcalde y llegaron a la Plaza Liberación en donde finalmente terminaron de expresar su reclamo a la libertad de circular sin peligros.

En su rodada, miles de tapatíos y turistas no daban crédito a lo que veían, algunos comenzaron a sacar sus celulares para tomar fotos, otros simplemente admiraban los cuerpos que pasaban de uno en bola para no detener la circulación.

El punto fuerte fue en la zona de avenida Alcalde en su cruce con avenida Juárez en donde se bajaron de sus máquinas de dos ruedas y gritaron consignas: "quítate la ropa", "no fotos", "ahora sí me ves", "No seas mirón, quítate el calzón", "que se encueren, que se encueren" y frases así a quienes se quedaban en las orillas de las banquetas.

Abdel Vidrio explicó que para esta rodada esperaban reunir a cerca de mil 200 personas pero la convocatoria fue superada y circularon más de dos mil.

"Lo que queremos reflejar con nuestro cuerpo desnudo es eso, nuestro cuerpo desnudo es frágil, nosotros somos frágiles" al momento de circular por las calles con su medio de transporte no contaminante.

Agregó que cada vez se encuentran más personas que desean utilizar las bicicletas pero tienen miedo a sufrir una lesión al ser atropellado por un auto o un camión.

Con el torso desnudo y una pequeña prenda interior, la organizadora de esta cuarta ruta dijo que esperan no se tengan que hacer más acciones de este tipo para que se entienda que la bicicleta puede ser un medio de transporte tranquilo, sano y ayuda a quienes la usan; señaló que ha sido mínimo el cambio que se ha dado: "La gente nos ve como estorbo, entonces es muy difícil circular por la ciudad cuando un carro te lo avientan porque cree que no deben de ir ahí y cuando el peatón ve que invaden su zona". Por eso la frase clara de que se respete a todos.

Agregó que ellos como ciclistas están obligados a ser visibles en las calles, respetar ciertas reglas, no ir en sentido contrario, no subirse a las banquetas. "Nosotros no estamos de acuerdo con esos ciclistas, tu lugar está en la calle pero sé visible y ten precaución como cualquier persona que se mueve, lo mismo para el peatón".

Dijo que la conglomeración de gente en las calles va combinada un poco con el morbo y el escucharlo, "somos una sociedad con doble moral, pero a fin de cuentas nuestro mensaje es muy claro, nosotros nos desnudamos porque queremos reflejar nuestra fragilidad y es muy evidente que nuestro cuerpo es frágil y vulnerable, entonces lo utilizamos como una herramienta semiótica y mostrar esa fragilidad".

No hay comentarios.:

Todos a pedalear