29.8.14

En abandono, la ciclovía en el Periférico Norte





Aníbal Vivar Galván/cronicajalisco.com
La vía tiene una extensión de poco más de dos kilómetros y medio, entre el CUCEA y el Tren Ligero; el descuido es evidente. Foto: Saúl Núñez
Abandonada, con pocos usuarios, sin señalamientos y, sobre todo, sin respeto de los automovilistas ni de las autoridades, se encuentra la ciclovía que conecta la estación periférico norte del tren ligero con el Centro Universitario de Ciencias Económicas y Administrativas (CUCEA).


En el tramo de este camino ciclista que tiene una extensión de poco más de dos kilómetros y medio, se pueden observar daños en la superficie de rodamiento y en los aspectos que resguardan la seguridad de los usuarios.


En un recorrido hecho por La Crónica de Hoy Jalisco, se pudo detectar que el camino ciclista presenta daños considerables en algunos tramos, además de que es insegura para los usuarios y parte de su infraestructura no es utilizada.

Esta ciclovía, que fue inaugurada durante los últimos años del sexenio estatal anterior, contaba con bolardos, como los que resguardan el carril del Macrobús, además de señalamientos verticales y horizontales que eran evidentes para los automovilistas.

En algunos tramos este camino para ciclistas era la única zona pavimentada en comparación con el resto de la calle, además de que era delimitada por algunas bollas. Finalmente, tanto en los puntos donde termina o inicia, se contaba con un módulo para préstamo y recepción de bicicletas.

Actualmente, los bolardos ya no están o están incompletos, situación que incrementa el riesgo ante una caída pues existe tornillos con los que se fijaban que pueden herir a los ciclistas.

Puntos críticos

Los puntos más críticos son el cruce de Parres Áreas y Periférico, en donde no hay pintura que delimite el camino ciclista ni el cruce peatonal, lo que incrementa el riesgo de un atropellamiento pues tanto el transporte público, como los autos particulares invaden estas áreas.


Además, en otros tramos de la ciclovía los automóviles circulan sobre ella, debido a que aunque presenta daños se encuentra en una condición mejor que el resto de la calle.

Otro punto que también representa un riesgo es el tramo que está frente a una universidad privada, en donde el crecimiento de la maleza impide la visión lo que genera inseguridad, aún de día, pues fácilmente una persona puede ocultarse ahí y atacar a los ciclistas.

A todo lo anterior se le suma la gran cantidad de piedras a lo largo del camino, que pueden generar el derrape de un ciclista.

Finalmente, los dos módulos en los que se guardaban las bicicletas, que están construidos con metal, están abandonados, llenos de basura generando un foco de infección.

No hay comentarios.: