Ir al contenido principal

Moverse por la ciudad en bici, libera


Quien se desplaza en bicicleta con frecuencia por la ciudad, desarrolla una cierta sensibilidad a los problemas urbanos y del espacio público que otros usuarios de la calle, simplemente ignoran.

Felipe Reyes/masgdl.com


No me refiero al libertinaje idiota, superfluo y egoísta que el sistema de consumo y las doctrinas new age promueven; ese que acaba generando desapego, desarraigo y la consecuente banalización de todo y que al final del día solo sirve para elegir entre un refresco de cola u otro.

El ciclista no es cómplice de la cadena de dependencias energéticas que desembocan en guerras por petróleo del otro lado del mundo.
***
Arquitecto, ciclista y consultor ocupado en movilidad y urbanismo

La bici libera en primer lugar de la presión económica que significa moverse en otros medios de transporte; el usuario de automóvil está condenado a realizar pagos tributarios al sistema que controla combustibles, refacciones, mantenimiento, seguros y financiamientos; el usuario del transporte público, en otra escala, está condenado al cumplimiento del pago tarifario correspondiente. El usuario de la bicicleta está prácticamente libre de tributos económicos de los que dependa su desplazamiento.


Quien se desplaza en bicicleta con frecuencia por la ciudad, desarrolla una cierta sensibilidad a los problemas urbanos y del espacio público que otros usuarios de la calle, simplemente ignoran. Para el conductor de un auto, la ciudad es solo un escenario que se desplaza por la ventana como en un televisor: sin olores, sin texturas y sin emociones. El ciclista es libre del enajenamiento plastificado que el supuesto progreso ha traído y se vincula emocionalmente con mayor facilidad a su ciudad y al grupo social que la habita.

La bici permite aislarse de los convencionalismos sociales que el sector más prejuicioso de nuestro medio social emite. Etiquetada por décadas como un vehículo para pobres en una sociedad que solía otorgar prestigio y condición social al poseedor del vehículo más caro, la bici ha venido ganando terreno en el reconocimiento social que hoy se otorga a las personas que han venido sustituyendo viajes en automóvil por viajes en bici.

El ciclista urbano se mantiene expuesto en la vía pública, es consciente de su propia fragilidad y de la de otros, esa experiencia, con excepciones, suele formar personas más respetuosas y cuidadosas de su entorno. El automovilista simplemente se sabe protegido por una corteza metálica, su aceleración no está relacionada a su percepción del espacio y tiene una menor vinculación a su realidad humana.

El uso constante de la bici libera de culpas. El ciclista sabe que no contamina y que su movilidad no incrementa las problemáticas ambientales urbanas. Además, la bici no requiere el uso de combustibles y no atenta contra el agotamiento o encarecimiento de los precios de los recursos no renovables del planeta. El ciclista no es cómplice de la cadena de dependencias energéticas que desembocan en guerras por petróleo del otro lado del mundo.

Quien circula en una bicicleta es dueño de su tiempo de desplazamiento, ya que no es afectado por los problemas de congestión vial. Los viajes en bici, en horas pico, suelen ser más veloces que en medios motorizados.

El usuario de la bicicleta suele, paulatinamente, irse convirtiendo en una persona libre, pero no ese libre individualista tramposo que nos vende la publicidad de los autos, sino libre y común a los demás, como todos debimos siempre haber sido.
- See more at: http://masgdl.com/maspormas-gdl/columnas-gdl/moverse-por-la-ciudad-en-bici-libera#sthash.cYJPUFMC.dpuf

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.