10.9.14

Un 'sacrificio' la travesía por un puente de escaleras


MARICHUY Y JAVIER. Esta pareja ha enfrentado de todo para cruzar López Mateos a la altura de Plaza del Sol. EL INFORMADOR A. García

  • Los puentes peatonales en la ciudad
  • Cruzar a nivel de calle tampoco minimiza los riesgos, la duración del semáforo frente a Plaza del Sol es de 27 segundos
GUADALAJARA, JALISCO (10/SEP/2014).- Sujeta al barandal con su brazo derecho y con el izquierdo apoyado en su esposo, la señora Marichuy sube lentamente los escalones del puente peatonal ubicado en López Mateos, frente a Plaza del Sol. El avance de la mujer de 74 años es pausado y el esfuerzo, evidente.

Levanta lentamente su pierna, coloca un pie en el siguiente peldaño, luego el otro; ahí se detiene unos segundos. Después repite la acción en 35 ocasiones, al fin lo logra, está en la parte plana de la estructura para atravesar; al llegar al otro extremo le esperan 30 escalones para bajar.

Utilizar un puente peatonal de escaleras representa un “sacrificio” para ella y seguramente para personas de la tercera edad, comenta la mujer, quien realiza el trayecto hacia un hotel ubicado frente a Plaza del Sol donde se realizará la ceremonia de graduación de uno de sus nietos.

Pese al esfuerzo que significa utilizar la estructura, inadecuada para personas de la tercera edad y con discapacidad motora, la señora Marichuy Hernández y su esposo optaron por cruzar por el puente; en superficie consideran que es riesgoso debido a su lento caminar.

“Muy mal, tengo neuropatía, son puros dolores por el azúcar y no puedo caminar, no puedo subir”, manifiesta la mujer.

Para cruzar en superficie, es peligroso por el poco tiempo del semáforo. “Es un sacrificio, verdaderamente está muy tormentoso subir un puente de escaleras; con rampa, sería distinto con silla de ruedas. Está muy pesado, mucho muy pesado, mírela ya viene agitada, hasta la presión se le subió”, señaló Francisco Javier Urzúa, esposo de la mujer.

Sería “fabuloso” que las autoridades atiendan las necesidades de las personas de la tercera edad y colocaran puentes con rampas.

Mientras la pareja conformada por Marichuy y Francisco Javier optó por subir el puente, pese a las dificultades que les representa, no todos toman esta alternativa.

En superficie otra pareja de la tercera edad atraviesa por el cruce peatonal en avenida López Mateos, frente a Plaza del Sol. El hombre avanza con mayor dificultad, se apoya en el hombro de su mujer.

Los 27 segundos del verde del semáforo le resultaron insuficientes para cruzar los ocho carriles de la arteria, sus piernas alcanzaron en su mejor esfuerzo a llegar hasta el penúltimo carril.

En el cruce peatonal frente a Plaza del Sol, incluso personas jóvenes se ven obligadas a acelerar el paso, algunos corren para conseguir en los 27 segundos cruzar López Mateos.

Además de la estructura peatonal de escaleras de López Mateos casi a la altura de Moctezuma, hay otros 97 puntos donde existen puentes en similares condiciones.

“Uno tiene que estar cazando el semáforo, los vehículos no se esperan y de los camiones, ni hablar. Es muy poquito el tiempo que te da el semáforo, ¿imagínate la gente grande, los señores que apenas y caminan? Es mucho el riesgo”, señaló Rafael Medina.

Otro tapatío, el señor Javier utiliza un bastón por un problema en sus piernas, se le dificulta subir el puente peatonal ubicado en la zona, suele cruzar a nivel. En su caso, requiere al menos dos semáforos en verde para hacerlo.

“Yo me quedó ahí (señala el camellón), ni los que están lastimados, menos que los que están discapacitados puede alcanzar a atravesar (en un semáforo en verde). Para ellos (las autoridades) es más fácil hacer un puente peatonal con rampa”, considera Javier.

En el lugar hay espacio para cruzar en silla de ruedas, pero con el poco tiempo se complica, señala el peatón.

NUMERALIA
251 puentes peatonales


149 de los puentes peatonales son estructuras con rampas lo que facilita el acceso a personas con discapacidad.

98 estructuras peatonales sólo tienen escalera, de acuerdo a la Secretaría de Movilidad, dependiendo de la discapacidad pueden acceder.

1 tiene acceso a nivel, por lo tanto, tienen acceso para personas con discapacidad.

3 son estructuras mixtas: cuentan con rampa y escaleras, de manera que también facilitan el uso de personas con discapacidad.

Zapopan encabeza

90 Zapopan.

45 Guadalajara.

45 Tlaquepaque.

27 Tlajomulco de Zúñiga.

27 Tonalá.

9 El Salto.

7 Ixtlahuacán de los Membrillos.

1 Tlajomulco-El Salto.

FUENTE: Secretaría de Movilidad.

Proponen sistemas de interruptores en semáforos


Los puentes peatonales que disponen únicamente de escaleras, representan una barrera para personas de la tercera edad, con movilidad reducida o en silla de ruedas manifestó por su parte el director del Instituto Jalisciense del Adulto Mayor, Luis Cisneros Quirarte, quien pidió se revisen en general los tiempos de los semáforos para garantizar el paso seguro de grupos vulnerables.

Una acción que planteó es instalar sistemas de interruptores en semáforos, para dar prioridad al caminante en su cruce por calles de la metrópoli.

El funcionario aseguró que a la Secretaría de Movilidad le “habremos de plantear que revise el tema de la duración de los semáforos, para que permitan el tránsito de las personas mayores con seguridad, y muy en particular el que tenemos identificado que es el de Plaza del Sol”.

En el caso de los semáforos está el de López Mateos, frente a Plaza del Sol que dura 23 segundos, dificulta el paso de adultos mayores, ya que la avenida tiene ocho carriles y área de camellón, el ancho aproximado es de 35 metros.

También sugerirá que se refuerce la señalética y cebras peatonales en los sitios donde así sea necesario.

EL DATO
Una población vulnerable


Cada año dos mil 500 personas se suman a este sector como consecuencia de percances viales, según el Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes. De hecho, sólo una de cada cinco (18%) de las personas con una discapacidad nació con ella. El resto la adquirió en el transcurso de su vida, una posibilidad de la que nadie está exento.

Someter a evaluación los puentes y analizar soluciones a nivel


Los puentes peatonales que sólo cuentan con escaleras deben evaluarse uno por uno con el propósito de analizar los flujos de los caminantes en la zona donde se ubican, y las características del entorno para con ello decidir si la solución debe ser a nivel. Para el Colectivo Ecologista Jalisco (CEJ) la alternativa idónea es contar con elementos en superficie que permitan el paso seguro de la población vulnerable.

La opción del puente debería ser la última alternativa, “previo al puente habría que pensar en cómo tener cruces seguros, semáforos peatonales con alarma auditiva, señalética adecuada, pasos de cebra para peatones, esto acompañado con operativos con agentes viales”, subrayó Mario Silva Rodríguez, integrante del CEJ.

Hay puentes que significan dificultades para su uso no sólo los de escaleras, también los hay con rampas en los que existen limitaciones del diseño ergonómico, físico o estructural en el que subir implica gran esfuerzo a personas en sillas de ruedas, adultos mayores o individuos convalecientes, dijo.

Existen también situaciones en las que los puentes peatonales se ubican en sitios donde no corresponden los cruces a las líneas de deseo de los potenciales usuarios. Es necesario que las estructuras conecten puntos de flujo y circulación, además, de la accesibilidad, cuidar que no estén aislados o con mala iluminación, ya que en esas condiciones se convierten en sitios inseguros.

“Hay que analizar caso por caso y si la última decisión es intervenirlos (para colocar rampas), adelante, evaluando si no nos sale más cara la intervención y la adecuación que aplicar una solución a nivel. Nosotros nos inclinamos más por las soluciones a nivel”, insistió.

Silva Rodríguez señaló que en general existe una política de administración del tráfico y no de protección al peatón y a otras formas vulnerables de la movilidad, “esto es producto de la falta de información y diagnósticos que nos impiden comprender de una manera más integral el problema y las respuestas son: pongan un puente peatonal”.

LEY
En resguardo de sus derechos


Una de las reformas en la Ley para la Atención y Desarrollo Integral de Personas con Discapacidad se especificó en el artículo 7, el cual habla de los derechos a:

La protección de su salud y a recibir diagnósticos, medicamentos, tratamientos e información oportuna sobre su discapacidad, así como la orientación atención y canalización para su rehabilitación.

Integrarse en los programas de educación en todas sus modalidades y niveles.

Tener acceso comunicativo a través de la estenografía (sistema de escritura) proyectada.

Tener igualdad de oportunidades laborales para ejercer una profesión, oficio o trabajo digno y remunerado.

Tener consideraciones preferenciales y facilidades para el uso de transporte, estacionamientos y espectáculos y tener libre acceso y desplazamiento en vía pública y servicios, públicos y privados.

Participar en los programas de cultura, deporte y recreación.

Recibir la información, capacitación y asesoría para él y su familia que les permita participar de manera activa en los procesos de habilitación y rehabilitación e incorporación en los programas sociales para alcanzar una vida con calidad.

El diseño inadecuado provoca riesgos para adultos mayores

Respecto a los puentes peatonales, en el Plan Estratégico para una Ciudad Amigable con los Mayores, se detectó que hay quienes evitan su uso, ya sean de escaleras o rampas, porque parecen interminables, tienen pendientes pronunciadas y no disponen de suficientes descansos, resultan cansados o difíciles de usar, particularmente para adultos mayores.

Las estructuras de escaleras son inaccesibles, sin embargo, hay que revisar si aun teniendo rampas son utilizados o no por sectores como los adultos mayores, y en caso de evitar su paso por las estructuras revisar las razones, refirió el director del Instituto Jalisciense del Adulto Mayor, Luis Cisneros Quirarte.

“Lo que nosotros encontramos es que la inaccesibilidad y la mala ubicación de los puentes provoca que muchos adultos mayores no los usen, lo cual pone en riesgo su vida innecesariamente, aunado a una falta de cultura por parte de los conductores que no respetan los espacios para el cruce de peatones”, indicó.

Hay otros factores a considerar, por ejemplo, la ubicación. Si las estructuras no se encuentran en cruces convenientes para los peatones, es muy probable que no se utilicen. Además, se ha identificado que la distancia entre puentes peatonales llega a superar el kilómetro y medio.

“Un elemento a considerar es la distancia para acceder a un puente peatonal, muchas veces muy lejano al punto de cruce que requieren los propios usuarios”.

También se identificaron “evidencias claras de falta de mantenimiento” en las estructuras.

Falta de accesibilidad penada por ley de Conapred

De acuerdo al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), la principal barrera que padecen las personas con discapacidad es considerar su supuesta imposibilidad para integrarse, ya que se enfrentan a fuertes estigmatizaciones que evitan ejercer sus derechos. Los adultos mayores también padecen de discriminación al ser vistos solamente como necesitados de medidas asistenciales, médicas y de protección social.

Ambos grupos pueden ser discriminados por la distinción o exclusión que, por acción u omisión tenga por objeto o resultado obstaculizar el ejercicio de los derechos humanos y libertades.

Por ello, dentro de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación se considera menoscabo de los derechos a la falta de accesibilidad en el entorno físico.

La legislación recomienda como medidas de nivelación para dar acceso a la igualdad de oportunidades:

-Ajustes razonables en materia de accesibilidad física, de información y comunicaciones.

-La accesibilidad del entorno social, incluyendo acceso físico, de comunicaciones y de información.

En caso de que no existan estas medidas el Consejo puede recibir quejas por presuntos actos, omisiones o prácticas sociales discriminatorias.

TELÓN DE FONDO
En el olvido, ley para discapacitados


En las últimas décadas, las personas con discapacidad han ganado visibilidad, pero pocos son los avances que se han logrado en instrumentos jurídicos. Y a pesar de que Jalisco tiene, desde hace cuatro años y medio, una Ley para la Atención y Desarrollo Integral de Personas con Discapacidad, las autoridades nunca han creado el reglamento que le dé fuerza.

Así pues, su cumplimiento depende sólo de la buena voluntad de las autoridades. Esto significa que las personas con discapacidad no están protegidas legalmente de manera adecuada. Y no son pocas: en el año 2000 representaban casi tres de cada 100 personas de la población en Jalisco. Para el siguiente conteo, en 2010, ya eran 5%, es decir, 367 mil 600 personas.

Aunado a la falta del reglamento de la ley en mención, existe en la Comisión de Puntos Constitucionales una iniciativa de cambio a la legislación que fue presentada por cinco diputados priistas encabezados por la diputada Bertha Yolanda Rodríguez hace medio año, el 5 de diciembre de 2013.

La iniciativa pretende armonizar la legislación local con la federal, así como con los instrumentos internacionales; fomenta la capacitación del personal que atiende a las personas con discapacidad, e incorpora a la ley a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, explicó el mes pasado Yolanda Rodríguez, quien confía que pueda ser aprobada este año.

Una de las reformas implica que se les otorguen consideraciones preferenciales y facilidades para el uso de transporte, estacionamientos y espectáculos y tener libre acceso y desplazamiento en vía pública y servicios, públicos y privados.

Pero especialistas piden ir más lejos y reconocen la necesidad de adecuar los reglamentos municipales. Actualmente, sólo Guadalajara, Zapopan y El Salto tienen reglamentaciones al respecto, así como Tlajomulco en cierta medida, en los otros 121 municipios del Estado los esfuerzos parecen limitarse a las declaraciones, consideró José de Jesús Gutiérrez, jefe del Departamento de Clínicas de Salud Mental de la Universidad de Guadalajara.

FRASES

"
Lo que nosotros encontramos es que la inaccesibilidad y la mala ubicación de los puentes provoca que muchos adultos mayores no los usen"

Luis Cisneros Quirarte,
Instituto Jalisciense del Adulto Mayor

"Uno tiene que estar cazando el semáforo, los vehículos no se esperan y de los camiones, ni hablar. Es muy poquito el tiempo que te da el semáforo"

Sr. Rafael Medina


"Muy mal, tengo neuropatía, son puros dolores por el azúcar y no puedo caminar, no puedo subir"

Sra. Marichuy Hernández


Sigue: #debateinformador

¿Por qué crees que los puentes peatonales no están hechos para las personas más vulnerables de nuestra sociedad?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

No hay comentarios.:

Arreglan avenida; quitan ciclovía