23.10.14

En Francia habrá bonificaciones salariales para quienes vayan a trabajar en bicicleta

/http://tn.com.ar

Estimado lector no leyó mal el título, es cierto, habrá bonificaciones salarialespara quienes acudan a sus lugares de trabajo pedaleando una bicicleta. Pero esto ocurrirá en Francia, ya que lo acaba de decidir la Asamblea Nacional francesa (314 votos a favor y 219 en contra), que aprobó por ley el Programa de Transición Energética.
La meta de este programa es reducir a la mitad el consumo de energía fósil(carbón, petróleo y gas) contaminante en el 2050, especialmente en el sector transporte. Para lograr este objetivo, también se propiciará el reemplazo de vehículos nafteros o gasóleros por vehículos eléctricos, instalando siete millones de enchufes eléctricos en toda Francia.

En cuanto a las bicicletas, la nueva ley dispone que las empresas con más de 100 empleados deberán pagar una bonificación mensual a quienes vayan al trabajo en bicicleta, esta bonificación será descontada de los impuestos que paga la empresa. Algo similar ocurrirá con quienes vayan al lugar de trabajo en vehículos compartidos o en transporte público.
Sería bueno que nuestro gobierno asuma responsablemente esta cuestión

Para entender la lógica de esta medida hay que reconocer que la humanidad está en un grave curso de colisión climática, que debe ser rápidamente corregido. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos nos acaba de informar que "el mes de setiembre del 2014 fue el mes más caliente en el planeta, tanto en el suelo como en la superficie de los océanos, desde que comenzaron los registros en 1880".
Las actuales emisiones contaminantes de CO2 son de 32 Gt, si todo sigue como hasta ahora estas emisiones treparan a 37 Gt en el 2035. Ahora bien, el consenso científico actualizado y validado por Naciones Unidas ha disipado muchas dudas y nos indica que no deberíamos emitir más de 22 Gt si es que queremos que la temperatura mundial no siga subiendo más allá de 2 grados adicionales, afectando gravemente nuestra Tierra, inclusive nuestro país. Esto exige disminuir aceleradamente la utilización del carbón, petróleo y gas, y además dejar de reducir los bosques.
Lo alentador es que desde el punto de vista técnico es posible reducir las emisiones contaminantes, para eso están no solo las nuevas energías renovables limpias, sino también las sensatas políticas de conservación y eficiencia energética (edificios e industrias). Sería bueno que nuestro gobierno asuma responsablemente esta cuestión, definiendo una sana posición ecológica en la Reunión de Naciones Unidas que tendrá lugar en Paris el año próximo.
La Tierra no es nuestra, la hemos recibido en préstamo de nuestros hijos.

No hay comentarios.:

Todos a pedalear