31.10.14

La tormenta que saliva que acecha a los ciclistas (opinión)


Por Carlos López Zaragoza/proyectodiez

¿Recuerda usted, apreciable lector, la guerra de insensateces que presenciamos los habitantes de esta ciudad hace casi tres años, en las elecciones pasadas?

Déjeme refrescarle la memoria. El gobierno estatal saliente, de signo azul, había gestionado los recursos para la construcción de la línea dos del macrobús. Los casi mil millones de pesos que la federación otorgó al proyecto ya estaban incluso en una cuenta bancaria del gobierno del estado. Los gobiernos municipales del PRI grillaron a más no poder ese sistema de transporte sin importar el enorme éxito que ha tenido en ciudades como Curitiba, Bogotá o la Ciudad de México. El rechazo que fabricaron contra la línea uno logró tumbar la línea dos y nuestra ciudad tiene el dudoso honor de ser la única en el mundo que ha rechazado una línea de transporte masivo basado en autobuses de tránsito rápido (BRT). 
 
Caído el proyecto, lo que siguió fue la —vergonzosa— inundación de baba que nos regalaron los candidatos a gobiernos municipales y al gobierno estatal: Macrobús no, tranvía sí. Macrobús no, tren elevado sí. Macrobús no, metro sí. Macrobús no, tren volador sí… El resultado final fue la parálisis que apenas se destrabó y que culminó con el proyecto de la línea 3 de tren ligero, que salomónicamente va mitad por arriba y mitad por abajo… y que va a costar 18 veces lo que hubiera costado el Macrobús. (Con lo que se va a gastar en la línea 3 habría alcanzado para construir una red completa de Macrobús, pero esa es otra historia).

¿Por qué le traigo a la memoria tan gratos recuerdos, se preguntará usted? Porque quiero que se vaya preparando para vivir de nuevo debates de tal altura. Ya comenzó una guerra entre los potenciales candidatos, aunque por ahora es de baja intensidad. En esta ocasión, el tema que escogieron para partidizar, es decir, para echar a perder, es el de la infraestructura ciclista que se comienza a construir en la ciudad.

Ya vimos al regidor Salvador Caro, de MC, salir como paladín de los pobres ciclistas que vamos a ser masacrados por culpa Ricardo Villanueva, del titular de la SEPAF. Según Caro, no se podía de ninguna forma lanzar el programa MiBici sin infraestructura apropiada para ello y sin modificaciones a leyes y reglamentos. A la mera hora resultó que el gobierno sí tenía preparado un programa de modificaciones a las calles y que además se estaban gestando las reformas a leyes y reglamentos. Del regidor Caro, obviamente, no se ha vuelto a saber nada dentro de las fronteras universo ciclista de la ciudad, y MC mejor optó por dejar en paz las cuestiones técnicas referentes al ciclismo urbano y simplemente decirle a Villanueva que “se baje de la bici y se ponga a trabajar”. En resumidas cuentas, MC está batallando para que el PRI no le arrebate más la bandera de la promoción del ciclismo urbano que Alfaro había enarbolado.
Pero ahí no termina todo, apreciable lector. Dentro del PRI también se están dando con todo para ver quién se queda con los aplausos y votos que se espera llegarán con tan nobles y embellecedores cambios a la ciudad.

El diputado Miguel Castro súbitamente se metamorfoseó en ciclista, convirtió su lugar de estacionamiento del Congreso en ciclopuerto (para que se lo cancelaran unos días después por las obras de instauración de la Zona 30), convocó a los grupos promotores de la movilidad sustentable a mesas de trabajo para hacer una iniciativa de “Biciley”, y sacó un nuevo logo personal que incluye una bici. La verdad, su iniciativa de Biciley está muy bien, quitando el extraño registro “voluntario” de bicis. Yo participé en las mesas de trabajo y los argumentos concretos que oí a favor del registro de bicis fueron: 1. Serviría para hacer denuncias en caso de robo, y 2. Serviría para contratar seguros contra robo para las bicis. Esos argumentos consisten en vender espejitos al más puro estilo Hernán Cortés pues ambas cosas se pueden hacer ahora sin necesidad del registro, voluntario, involuntario y obligatorio. Si se aprueba tal registro y luego se concesiona a una empresa propiedad de alguien cercano al diputado Castro ya sabe para que sirvió en realidad.

Ahí le va otra movida del diputado Castro. Él sabe muy bien que el Instituto de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco está a punto de publicar el “Manual del Ciclista Urbano”. Oportunamente, el diputado devenido en enjundioso ciclista, ya publicó un documento con idéntico nombre dando un “madruguete” al Instituto. En la primera página de su manual está el logo del PRI y junto a él se puede leer: 

“Transformando Guadalajara”. Si quiere ganar una apuesta, apueste a que ese va a ser su lema de campaña de Castro. El diputado dice en la presentación de su manual que: “Después del trabajo en equipo con los ciclistas, las reuniones que tuvimos y las mesas de trabajo se creó el Manual del Ciclista Urbano”. Como le mencioné más arriba, yo participé en las mesas de trabajo a las que convocó el diputado Castro y ahí no se dijo ni media palabra de hacer un manual. Seguramente se refiere a otras otras reuniones a las que no se convocó abiertamente. A los activistas probici que yo conozco les daría urticaria trabajar para hacer un manual con el logo de un partido político, el que sea, en la portada. (Aquí entre nos, el manual del diputado Castro y sus ciclistas priistas es sumamente patito. El oficial se hizo investigando decenas de manuales de ciudades de todo de mundo y cuando se publique al diputado Castro le va a dar vergüenza andar de oportunista de modo tan chafa).

Estimado lector, creo que soy claro. Los políticos ya se están peleando la agenda ciclista y eso que estamos a meses del inicio de las campañas. Si los candidatos de la próxima elección están a la bajura de sus antecesores que agarraron y destrozaron el tema del Macrobús, dentro de nada comenzaremos a oír de ciclovías subterráneas, ciclovías aéreas, ciclovías de levitación magnética y otras “ideas” que solo a ellos se les pueden ocurrir. Ah, claro. Además cada uno va a publicar su Manual del Ciclista Urbano y su iniciativa de Biciley. Todos van a decir que sus propuestas son las buenas y las demás son espurias.

PD. En serio, por favor, busquen otro tema para grillar.

No hay comentarios.: