27.11.14

La metrópoli está rezagada en movilidad sustentable


El programa MiBici inicia el próximo lunes en Guadalajara, con el préstamo de 860 bicicletas. EL INFORMADOR / F. Atilano
 
EL informador
  • Exigen más obras en movilidad no motorizada
  • Aunque están en puerta MiBici y Zonas 30, un estudio en el periodo 2011-2013 ubica a Guadalajara en la posición 20 en México
GUADALAJARA, JALISCO (27/NOV/2014).-  Entre 2011 y 2013, la Zona Metropolitana de Guadalajara apenas destinó 11% de los fondos federales para movilidad en infraestructura peatonal, ciclista y de transporte público. La gran mayoría de los recursos se desembolsó para la ampliación o mantenimiento de calles y avenidas a favor de los vehículos, revela el estudio “Invertir para Movernos” del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP). Por ello la ubicó en la posición número 20 de 59 urbes analizadas en México.

Sólo en 2013, la inversión total en movilidad fue de mil 732 millones de pesos, de los cuales, 82% se destinó a obras de infraestructura vial y pavimentación.

El estudio arroja que Guadalajara fue la tercera del país que más recursos ejerció para la movilidad urbana en general, aunque la inversión cayó 33% respecto al presupuesto de 2011. En primer lugar está la Zona Metropolitana del Valle de México, con más de seis mil millones, seguida por la de Puebla-Tlaxcala con tres mil 731 millones de pesos.

Entre las que más invirtieron porcentualmente en movilidad no motorizada figura la Zona Metropolitana de Ocotlán (Jalisco), que inyectó 82% de los recursos federales que le llegaron para movilidad en este tipo de proyectos, aunque su presupuesto entre 2011 y 2013 fue de apenas 28.5 millones de pesos. En cambio, en el mismo lapso Puerto Vallarta destinó 169 millones para movilidad, pero el total del recurso lo absorbió la infraestructura vial, pavimentación y espacio público.

Especialistas consideran que la asignación de recursos públicos es sumamente inequitativa puesto que no está generando mejoras significativas en los modos de transporte que utiliza la mayor parte de los habitantes. Con esto las autoridades dan un claro mensaje que favorece el uso del automóvil, con todo y su impacto económico, social y ambiental.

Para asegurar que los fondos de movilidad se destinen cada vez menos a la infraestructura vial, Mario Silva, secretario técnico del Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte, asegura que la clave está en tener un diagnóstico certero de los problemas: “No se tiene información sobre el verdadero esquema en el que la gente está desplazándose, no hay un diagnóstico claro, el último estudio que se tiene se hizo en 2008”.

Jesús Carlos Soto Morfín, integrante de Ciudad para Todos, indica: “Los municipios tienen mucho que ver, deberían de asumir una postura más contundente a la hora de exigir la distribución de los presupuestos federales”.

Ambos se pronuncian a favor de que el Estado aplique un impuesto al automóvil, “pero no hay quién se atreva para aventarse el costo político”, dice Mario Silva. Recuerda que desde 2008 existe un Plan Maestro de Movilidad no Motorizada, “y no hay avance”.

Este año, la tendencia podría revertirse con la puesta en marcha de proyectos como Bici Pública y Zonas 30 en el Centro Histórico. Sin embargo, el proyecto de presupuesto federal no prevé recursos para operar el Programa de Impulso a la Movilidad Urbana Sustentable.

Para asegurar la inversión en obras de movilidad sustentable, el titular del Instituto Metropolitano de Planeación, Alberto Orozco Ochoa, recomienda en primera instancia “centrarse en socializar la importancia de la movilidad sustentable, y captar las demandas de peatones, usuarios del transporte público, ciclistas y personas con discapacidad, que necesitan una mejor infraestructura y equipamiento para transitar por la ciudad”.

“Este año se le destinaron más de 441 millones de pesos, que incluyen la recuperación de espacios públicos, la red de Bici Pública y la construcción de ciclovías”. Añade que representa más de 30% del monto total del Fondo Metropolitano para el Área Metropolitana de Guadalajara.

EXPERTOS

Recomendaciones


• Modificar las reglas de operación de los fondos existentes a fin de establecer candados para el financiamiento de proyectos de ampliación de infraestructura vial.

• Crear un fondo federal de movilidad urbana sustentable para detonar proyectos piloto en el país que sean replicados en las demás metrópolis mediante los fondos actuales.

• Diseñar una política nacional que articule una visión para dirigir las inversiones federales.

• Incrementar las capacidades recaudatorias de los gobiernos para aumentar el margen de maniobra de las autoridades locales para la ejecución de proyectos de movilidad sustentable.

Fuente: Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo.

CLAVES

Proyecto federal 2015


Presidencia. A pesar de que en su segundo informe, el Presidente Enrique Peña Nieto destacó entre los avances la inclusión en la estructura programática federal del Programa de Impulso a la Movilidad Urbana Sustentable (PMUS), con el objetivo de complementar los proyectos de transporte masivo, y se planteó que recibiera recursos a partir de 2015, el proyecto de presupuesto federal que analiza el Congreso no contempla recursos para dicho programa.

Proyecto.
La iniciativa omitió recursos específicos para la operación de este programa. Por ello es que la Comisión de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial de la Cámara de Diputados ha solicitado una ampliación de 480 millones de pesos para crear un fondo que apoye a las entidades para proyectos de planeación y ordenamiento del territorio rural y urbano.

Diputados. Los integrantes de la Comisión han declarado que el aumento podría dotar de recursos a cada Estado para incluir proyectos en materia de movilidad sustentable, así como para el diseño de políticas públicas locales que impulsen el transporte no motorizado.

Demanda. Mientras, organizaciones civiles, entre ellas la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad y el propio ITDP, demandan que el Legislativo incluya un recurso mínimo de operación para el programa, ante la falta de un presupuesto específico para movilidad sustentable.

Rezago.
El presupuesto de egresos de la Federación de este año tampoco cuenta con un monto para el apoyo de la movilidad urbana sustentable.

PRIVILEGIAN MÁS AL AUTOMÓVIL

Piden candados a fondos federales

“El gasto público ha estado más orientado a la movilidad motorizada en los últimos años”, dice Mario Silva, secretario técnico del Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte Público. Recuerda que tan sólo en el sexenio pasado se invirtieron cerca de 38 mil millones de pesos en infraestructura vial, en políticas y programas para la gestión del tráfico, mientras que para el transporte público la cifra apenas superó los mil millones de pesos.

Para revertir esa tendencia, especialistas sugieren modificar las reglas de operación de los fondos federales para la movilidad urbana. “Es totalmente necesario establecer este tipo de candados, los criterios deben estar relacionados con la eficiencia energética, con infraestructura que propicie ciudades compactas, y por supuesto deben estar orientados a disminuir los desplazamientos en auto”, consideró el también representante del Colectivo Ecologista de Jalisco.

Carlos Soto Morfín, integrante de Ciudad para Todos, propone que todos esos millones de pesos sean utilizados en proyectos de movilidad no motorizada, para el beneficio de la mayoría de los tapatíos. De hecho, la asociación de la que es parte exigió hace un par de años al Gobierno del Estado suspender las obras de infraestructura vial hasta que no haya una resolución contundente al transporte público.

Para el activista, lo que faltan son criterios claros para distribuir el presupuesto de los fondos federales. Además, hace un llamado a restablecer un impuesto al automóvil con un planteamiento mucho más estratégico y técnico que el que tuvo en su momento la tenencia. No descarta que los ayuntamientos puedan utilizar todo lo que se recauda a través de los parquímetros y otros mecanismos, para la movilidad no motorizada.

LA VOZ DEL EXPERTO

Impuesto por el uso del vehículo

Alberto Orozco Ochoa
(titular del Instituto Metropolitano de Planeación).

Alberto Orozco indica que la tendencia en las principales ciudades del mundo es implementar políticas “duras” que desincentivan el uso del automóvil mediante la aplicación de impuestos que encarecen su tenencia y aumentan progresivamente el costo del espacio público que ocupan en función al tiempo. En muchos casos se incrementan las cuotas por el uso de infraestructura o se restringe su acceso a determinadas zonas céntricas.

“Hace dos años procedimos en sentido paradójico al cancelar dicho impuesto (la tenencia). Debimos exigir un manejo más transparente sobre este impuesto para que su recaudación se transfiera íntegra a proyectos de movilidad sustentable. Es la forma más justa de compensar por las externalidades que causa la ocupación espacial y/ o el uso del automóvil. Sin duda un tema que habremos de retomar ante el marcado crecimiento del parque vehicular que, en el caso de la metrópoli, tiene un promedio de 2.1 habitantes por vehículo”.

Añade que en la medida en que los municipios actualicen y modernicen sus catastros deberán mejorar su capacidad de recaudación, recurso que debe contribuir a mejorar las condiciones de accesibilidad y movilidad desde lo local.

ASÍ SE MUEVEN LOS TAPATÍOS

37.4% de los traslados en la metrópoli se hacen caminando.
28.3% se realizan en transporte colectivo.
27.2% se hacen en automóviles particulares.
2.2% se realizan en bicicleta.
1.1% se efectúan a bordo de transporte de trabajadores.
0.9% de los recorridos en la urbe se hacen en taxis.
0.5% son realizados por camiones escolares.
0.5% de los traslados en la ciudad se hacen en moto.

AUMENTAN INVERSIÓN

MiBici y Zonas 30, apuestas del Gobierno


En breve se pondrá en marcha el programa estatal MiBici, que tendrá disponibles en su primera etapa 860 bicicletas para impulsar este medio de transporte. El programa será operado por la empresa BKT Bici Pública, a la que se le pagarán 93.6 millones de pesos por un contrato de cinco años.

A esto se suma la inversión de 68 millones de pesos, con recursos procedentes del Fondo Metropolitano, para la adquisición del equipamiento. A su vez, se trabaja en el proyecto de Zona 30 en Guadalajara, que cuenta con un presupuesto de 80 millones de pesos, y en Zapopan, con el objetivo de tranquilizar el tráfico en las calles céntricas para que los vehículos no rebasen los 30 kilómetros por hora.

Especialistas aplauden y ven con buenos ojos este tipo de medidas, sin embargo, las califican como insuficientes para superar el gran rezago en movilidad no motorizada que padece la metrópoli.

“A raíz de las presiones que se fueron intensificando en los últimos años hemos visto avances, ahora, por ejemplo, el 30% de los recursos del Fondo Metropolitano es para la movilidad sustentable. Pero aún falta mucho por hacer para que sigan llegando recursos no sólo para infraestructura ciclista sino también para el transporte público”, señala Yeriel Salcedo, integrante de GDL en Bici.

Mario Silva pide recordar los 200 kilómetros de ciclovías prometidos al principio del sexenio. Afirma que a pesar de las inversiones y proyectos que impulsa la administración estatal, “el monto de inversión para beneficio del peatón, ciclista y del usuario del transporte público no es equiparable frente al que concentra el automóvil”. Respecto al programa MiBici, reconoce la falta de estrategias para que su implementación sea exitosa. “Falta una campaña de concientización y de cultura vial, así como la edificación de infraestructura, el mejoramiento de calles y alumbrado”.

La tendencia

Este año se replica la tendencia de etiquetar más presupuesto para la infraestructura vial. De las 22 obras a realizar con más de mil millones de pesos, 15 son para el desarrollo de infraestructura vehicular.

Entre las nuevas obras en 2014 con dinero federal, el Consejo para el Desarrollo Metropolitano de Guadalajara destaca la construcción en sus primeras etapas del Nodo Periférico-Santa Esther, un nodo vial en Carretera a Tesistán, al cruce con Colotlán, y la ampliación a cuatro carriles de este último camino; el paso deprimido de Periférico y Federalismo, la apertura de la glorieta de Mariano Otero y López Mateos. Además, la primera etapa de la construcción de dos túneles en López Mateos y Periférico. A su vez, se etiquetaron recursos para el nodo de Avenida Concepción-Camino Unión del Cuatro, en Tlajomulco, y para el libramiento del corredor industrial en Juanacatlán y El Salto. También hay 157.8 millones de pesos para la segunda etapa de la construcción y equipamiento de red de bici pública (“MiBici”), zonas 30 y ciclovías. Y se contempla la construcción de las segundas etapas de los parques Montenegro, Metropolitano, Normalistas y Solidaridad.

BUENAS PRÁCTICAS

Puebla.
El Paseo del Río Atoyac, inaugurado en 2012, fue concebido como un proyecto de saneamiento y rescate de los ríos del Estado, así como un elemento integrador de la vida social y espacios públicos. El paseo contempla la conexión con zonas importantes y el sistema de parques de la metrópoli, vinculado por medio de andadores y ciclovías a sistemas de movilidad no motorizada. Tuvo un costo de 134 millones de pesos.

Valle de México.
El proyecto de rehabilitación de la calle 16 de Septiembre, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, consistió en la implementación de medidas de pacificación del tránsito a fin de hacer posible la convivencia de distintos usuarios de la vía, peatones, ciclistas y automovilistas. El diseño, que costó 20 millones 361 mil pesos, brinda mayor movilidad y accesibilidad para los peatones.

EL DATO

• La edad promedio de los tapatíos que más usan la bicicleta oscila entre los 25 y 44 años (la mitad de los desplazamientos son hechos por este grupo de edad).

• Los niños y adolescentes de entre seis y 17 años son los que más caminan; la tercera parte de los desplazamientos a pie son realizados por este segmento.

• En términos generales, los tapatíos con una edad promedio de entre 25 y 44 años son los que tienen más necesidades de moverse y acaparan la demanda en transporte colectivo, autos, bicicletas y motocicletas.

GUÍA

Alistan programa

— ¿Cuándo inicia el programa MiBici?


— Se proyecta para el siguiente lunes el arranque oficial.

— ¿Qué incluye?


— MiBici comprende la creación de 24 kilómetros de ciclobandas o áreas segregadas para el uso exclusivo de la bicicleta en la lateral del arroyo vehicular.

— ¿Cuántos kilómetros preferenciales?

— Habrá alrededor de 50 kilómetros en donde la circulación en las calles será preferencial para las bicicletas, se marcará con triángulos, cajas verdes, señalética vertical y otros elementos, por estas arterias también podrán circular automóviles.

— ¿Cuál es el costo para el usuario?
— El costo de operación por bicicleta será de 13 mil pesos anualmente, pero al usuario le costará 365 pesos al año.

— ¿Y el proyecto de Zonas 30?

— En Guadalajara, las Zonas 30 se aplicarán en el polígono que comprende las vialidades San Felipe-Revolución, en el sentido Norte a Sur; y las avenidas Calzada Independencia y 16 de Septiembre-Alcalde.

NUMERALIA

11% 
porcentaje del Fondo Metropolitano de Guadalajara que se destinó para obra peatonal, ciclista y de transporte público entre 2011-2013
44%  porcentaje del Fondo Metropolitano de Valle de México que se destinó para obra peatonal, ciclista y de transporte público entre 2011-2013
10  millones de traslados o desplazamientos entre personas se realizan diariamente en la metrópoli tapatía.
3.6 millones de desplazamientos se hacen a pie en la Zona Metropolitana de Guadalajara.
MiBici
easel.ly

No hay comentarios.:

DÍA MUNDIAL SIN AUTOS