5.11.14

La obesidad no va


Una persona obesa que conduce cualquier vehículo tiene mayor riesgo de sufrir lesiones graves o de morir en o como consecuencia de un accidente vial, alertan especialistas de la Secretaría de Salud.

Más por más Gdl

Según datos de la dependencia estatal en materia de salud, siete de cada 10 adultos mayores de 20 años en Jalisco presentan exceso de peso

Son múltiples los argumentos que respaldan esta afirmación. No solamente las personas obesas son más propensas a los accidentes como conductores, sino también como peatones o simples testigos de uno.


La obesidad puede resultar un factor en contra al retrasar el tiempo de rescate de la persona, pues se prolongan las maniobras”

“Como factor independiente de riesgo, la obesidad representa una multiplicación por seis de la tasa de la mortalidad al momento de sufrir accidentes serios, pues aumenta la incidencia de falla múltiple de los órganos, reduce la capacidad pulmonar, y también es un obstáculo durante una intervención quirúrgica, así como el hecho de que las radiografías tomadas a las personas excedidas de peso son poco confiables”, explica José de Jesús Saavedra Aceves, médico del Departamento de Medicina Preventiva de la SSJ.

Por ejemplo, aunque sólo hayan presenciado el accidente, una persona con esta condición “puede sufrir desde la elevación de su glucosa -si padece diabetes- o la elevación de su presión arterial, un accidente cerebrovascular, un infarto o morir”, señala la Secretaría de Salud Jalisco.

En el caso de que vaya dentro del auto en el momento del accidente, “la obesidad puede resultar un factor en contra al retrasar el tiempo de rescate de la persona, pues se prolongan las maniobras”.

El Índice de Masa Corporal (IMC) es la relación entre el peso y la talla de una persona. Si este es igual o mayor a 25 se considera sobrepeso; si es igual o superior a 30, estamos hablando de obesidad.

Un estudio del departamento de salud medioambiental y seguridad vial de la Universidad de Berkely, California (Estados Unidos) reveló que las personas con un IMC de 30 tienen un 21% más de riesgo de muerte; de 35 a 40 IMC, aumenta a 51%; y arriba del 40, la probabilidad es de 80%.

La razón es la siguiente: a mayor masa en movimiento, mayor energía cinética que debe disiparse y por lo tanto, mayor fuerza de impacto.

Otro estudio, hecho por las universidades de California y de West Virgina, en el que analizaron datos de 41 mil 283 accidentes viales, revela cifras parecidas. Las personas con un IMC arriba de 35 tienen un riesgo de muerte de 51%; mientras que los de arriba de 40, incrementan a 81%.

Como conductores, las personas obesas, se pueden poner en riesgo si padecen de apnea del sueño, que es un desorden respiratorio que provoca sueño repentino durante el día, insomnio y problemas al respirar, señala la SSJ, además de que el sobrepeso limita la efectividad del cinturón de seguridad.

Para saber

Según datos de la dependencia estatal en materia de salud, siete de cada 10 adultos mayores de 20 años en Jalisco presentan exceso de peso. “Si bien sus causas son múltiples según el contexto que se considere, la misma se debe a la ingestión de energía en cantidades mayores a las que se gastan, acumulándose el exceso en el organismo en forma de grasa”.

Consecuencias de la obesidad

Corto plazo: resistencia a la insulina, alteraciones en el metabolismo del colesterol y baja autoestima.

Mediano y largo plazo: deterioro en el crecimiento (en niños), alteraciones hormonales y enfermedades crónicas degenerativas como diabetes, hipertensión arterial y dislipidemias.

Datos

2,6 millones de personas mueren al año en el mundo a causa de la obesidad o sobrepeso, según la Organización Mundial de la Salud.

El 65% de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y la obesidad se cobran más vidas de personas que la insuficiencia ponderal.

30 minutos de ejercicio al día es lo recomendable.

Mejorar hábitos alimenticios

Además de la dieta elegida, la forma en que cocinamos e incluso dónde guardamos los alimentos de manera cotidiana son factores que pueden contribuir al aumento de peso, según la nutrióloga de la SSJ Sigrid Pimentel Martín.

Una recomendación es usar sartenes o recipientes antiadherentes y muy poca cantidad de aceite o “poner láminas de papel aluminio ligeramente engrasadas debajo de los alimentos, para que de esta manera se puedan cocinar de forma saludable”.

Un mal hábito, señaló, es comer directamente del paquete porque incita a un consumo excesivo de estos alimentos que generalmente no son saludables, como frituras o galletas. Así como dejar el resto de comida ya cocinada en la olla durante el momento en el que estamos comiendo, pues propicia a servirnos una segunda ración de comida.

“Esconder frutas y verduras en el último cajón del refrigerador puede resultarnos contraproducente, ya que, al no estar visibles estos alimentos, podemos optar por otros menos saludables debido a que no los tenemos a la vista”, dijo Pimentel Martín.
- See more at: http://masgdl.com/maspormas-gdl/la-obesidad-no-va#sthash.a7myUmi6.dpuf

No hay comentarios.: