1.12.14

¡MiBici, un proyecto listo para el fracaso!


Las calles, un peligro para el ciclista
Aunque hoy inicia el programa que busca impulsar el uso del pedal por la ciudad, lo cierto es que las adecuaciones en algunas calles confundirán a los usuarios, y aún más, hay alcantarillas destrozadas y baches por donde deben circular los ciclistas 
Por Francisco Andalón López/pagina24Jalisco
Mal planeada, con poca socialización y de difícil acceso para cualquier usuario, el Programa MiBici inicia operaciones hoy, en medio del escepticismo de automovilistas, ciclistas y peatones, quienes tiene que “esquivarse” unos a otros para poder transitar por avenidas principales de la ciudad/Fotos: Francisco Andalón
Mal planeada, con poca socialización y de difícil acceso para cualquier usuario, el Programa MiBici inicia operaciones hoy, en medio del escepticismo de automovilistas, ciclistas y peatones, quienes tiene que “esquivarse” unos a otros para poder transitar por avenidas principales de la ciudad/Fotos: Francisco Andalón

Hoy se pone en marcha el programa de MiBici, que pretende impulsar el uso de la bicicleta en la ciudad y que se reduzca la cantidad de vehículos que transitan diariamente por las calles, aunque la adecuación de algunas calles son confusas y crean un peligro para los ciclistas, tal como se puede apreciar en algunos puntos como avenida México y avenida La Paz.

En el primer punto, algunos automovilistas consideran que la ciclovía que se pintó es un riesgo, como por ejemplo en avenida México, de Américas a Ignacio Ramírez, en donde son afectados ciclistas, peatones y automovilistas, puesto que se puede apreciar en algunos lugares que las alcantarillas se encuentran sobre el lugar en donde pasarán los ciclistas.
 
Otra situación son las malas condiciones en las que se encuentran algunas calles en donde pasa la ciclovía, en donde los usuarios deben esquivar hoyos, baches y hasta a algunos automovilistas  abriendo las puertas de sus carros puesto que se tienen que estacionar en doble fila por cómo está dispuesta este paso de bicicletas.

“Iba yo bajando y de repente ¡zas!, abrieron la puerta y me hice a un lado nada más perdón me dice hasta eso perdón, perdón, señaló Cecilia, quien es usuaria de la bici para llegar a sus destinos.

“El otro día tumbaron a un muchacho aquí, abrieron la puerta para bajarse unas señoras que venían de este lado no del volante del otro, y aventó al ciclista por allá”, ejemplificó Javier, quien también es usuario de este medio de transporte.

Según se ha establecido en arterias como avenida México y avenida La Paz, junto a la banqueta se encuentra un carril para la ciclovía; el siguiente carril es para estacionamiento de carros y el tercer carril, es para la circulación de vehículos.

Pero esta disposición del espacio también implica, por ejemplo, que los camiones no tengan espacio para detenerse y en algunos casos, para poder bajar y subir a los usuarios tienen que ingresar hasta la ciclovía para no poner en riesgo a las personas, aunque esto implica un peligro para los ciclistas, puesto que no hay algún elemento de protección.

En este sentido, los automovilistas también se han visto afectados con esta ciclovía, puesto que algunos temen bajarse de su vehículo ya que tienen que hacerlo a media calle, entre los demás carros y camiones, además por la noche quienes manejan no detectan la ciclovía ni a los vehículos estacionados por la falta de señalización.
“El otro día precisamente iba llegando aquí y se me metió una moto exacatamente así donde me iba poniendo de este lado, y me golpeó la camioneta, entonces yo creo que sí es muy peligroso por esta razón”, indicó Jesús Herrera.

“No es posible que uno tenga que dejar los carros a la mitad de la calle que es lo que ha ocasionado sí varias veces accidentes; más que nada es en la noche porque a veces se quedan estacionados uno o dos carros, y de repente llega gente un carro y piensa que va avanzar y se llega y nada más se escucha como se frena porque como no están pegados a la banqueta parece que van a continuar”, señaló Rafael, afectado por la ciclovía.

Por si fuera poco, el peligro también se registra para los usuarios del transporte público, pues tienen que abordar el camión también a media calle, lo que además de todo genera largas filas de vehículos que esperan a que la unidad vuelva a avanzar pues de los cuatro carriles que forman parte de la avenida, sólo dos están disponibles, con la instalación de la ciclovía.

“Está muy mal porque es más peligroso no alcanzamos a ver las rutas de camión; como tenemos que irnos casi a media calle a veces vienen los carros pues sí, sí es peligrosos, para mí”, señaló José, usuario del transporte público.

De acuerdo con datos presentados por la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas de gobierno del estado, este proyecto requirió una inversión de 65 millones de pesos y hasta el momento se cuentan con alrededor de 900 personas que se han inscrito para poder hacer uso de estas bicicletas con un costo de 365 pesos anuales.

No hay comentarios.: