21.2.15

Estudio Pedalier cumple los caprichos de un ciclista urbano


Por: Rubén Gil/la jornada Jalisco

Bajo la intención de tener todo lo necesario para el ciclismo bajo una misma estación, cuatro jóvenes idearon Estudio Pedalier. Dentro de esta nueva propuesta en la ciudad, los usuarios de encontrarán un conjunto de empresas que se especializan en resolver diversas necesidades en torno a la bicicleta dentro de un ambiente propicio para la charla y la convivencia amena que fomenta el uso de este vehículo alternativo. Estudio Pedalier alberga cuatro proyectos: Mission, 33, Bastardos y Cantú.

Cada uno de ellos se especializa en resolver necesidades en torno al ciclismo urbano. La persona que visite este espacio ubicado en Justo Sierra 2630, entre Tomás V. Gómez y Severo Díaz, podrá dar mantenimiento a su bici, observar cómo le diseñan y fabrican un modelo personalizado para sí, mandar un recado por servicio de paquetería en bicicleta, así como comprar ropa y diseños para ciclistas, todo mientras disfruta de un café en su cafetería.


Alejandro Cantú, uno de los socios propietarios del proyecto Estudio Pedalier, define su propuesta como “un conjunto de empresas enfocadas en el ciclismo. Nace con la idea de juntar todo lo relacionado con ciclismo urbano en un solo lugar. Se realizó gracias al trabajo en conjunto, porque todos nosotros, como ciclistas, sabíamos que era una idea necesaria para que se hiciera en Guadalajara”.

Mario Villaseñor, también socio, añade que no es un proyecto celoso de cuatro amigos; mientras más empresas se sumen dentro de la plataforma que brinda Pedalier se volverá más fuerte la demanda de los ciudadanos que se transportan en dos ruedas. Declara no estar peleados con la competencia mientras ésta sea sana y en pro del movimiento ciclista. “Todas nuestras empresas nacieron porque pedaleamos, no lo vimos ni como inversión a corto ni a largo plazo, sino como un pretexto para seguir encontrando oportunidades de alimentar este gusto por el ciclismo urbano”.

Uno de los atractivos del lugar es Mission, un servicio de bici mensajería dirigido por Humberto Castellanos. Nació en 2011 en colaboración con Daniel Romero, mas no fue sino hasta el año pasado que se asociaron a varios emprendedores para hacerlo corporativo. Consta de una práctica simple: llevar la logística para empresas y particulares dentro de la ciudad, así como servicios de paquetería, como recoger y entregar pedidos, e ir a revisar productos a tiendas. “Incluso llevan contratos a domicilio, entregan llaves, distribuyen pan, flores y hacen trámites en el IMPI”, detalla Castellanos. El mapa de alcance del servicio se rige por el anillo periférico, pero incluso llegan a instituciones académicas como el Tec de Monterrey e Iteso.

Bastardos, es una firma de diseño gráfico, ilustración, video y fotografía que generan contenido para páginas web y clientes. De este apartado se encarga Alan Shepard, quien además edita en el lugar el fanzine Malagana Zine. También producen una línea de ropa con aplicaciones para ciclismo y cultura urbana en colectivo con Diana Félix y Daniel Shepard. “Nosotros, por el video, empezamos a hacer proyectos con Alex y 33. Ahora nos Encargamos del diseño y la imagen de Estudio Pedalier”, define Alan Shepard.

33 es un taller-tienda de bicicletas y un café, administrado por Mario Villaseñor. Se fundó por igual en 2011 todo como extensión de un blog que promovía el ciclismo de piñón fijo. Los eventos y grupos de ciclismo los llevó a generar en una tienda que ofreciera un poco del lifestyle del ciclista urbano, como piezas para armar una bici de piñón fijo, difíciles de conseguir en la ciudad pues sólo se utilizan para velódromo. Entre sus ambiciones busca posicionar la industria del ciclismo a la par de la industria del skate, deporte extremo en boga tanto en Estados Unidos como el resto del mundo.

Cantú es una fábrica de bicicletas fundada por Alejandro Cantú, impulsado por su disgusto en una época en la que la mayoría de las bicicletas en la ciudad eran de montaña y no le gustaban. Esto lo motivó a hacer su propia bicicleta. Con la ambición de lograrlo viajo a Japón y Estados Unidos para estudiar geometría, diseño y soldadura de cuadros de bicicleta. Al regresar montó su empresa de maquinaria para hacer bicicletas, con las que a su vez produce bicis a la medida de cada cliente, en el estilo que quieran: ruta, ciclo cross o fija. Los diseños son exclusivos para el usuario, con base en su longitud de extremidades. En sus piezas Cantú utiliza tubería exclusiva en acero cromoly.

Shepard, Cantú, Villaseñor y Castellanos coinciden en que sus propuestas ayudan a impulsar la cultura del ciclismo urbano, la cual ha tenido buena recepción en el país, y de la cual Guadalajara ha sido referente para el resto de la república. “En el tema de las bicis, Guadalajara ha sido punta de lanza”, dice Mario, “pero lamentablemente sin la proyección que tiene la capital; no se sabe el alcance que tiene el ciclismo, o cualquier otro fenómeno, hasta que no detona en la ciudad de México. Se cree que Guadalajara va detrás de, pero me parece que vamos parejos en el boom mundial de bicicletas. La comunidad ciclista es parte del crecimiento, tan sólo en Jalisco se han generado los primeros congresos, así como los paseos de gran público en México”.

Para conocer más sobre Estudio Pedaliar, visita facebook.com/EstudioPedalier

No hay comentarios.: