16.2.15

La bicicleta: símbolo de transformación urbana

El IV Foro Mundial del 26 de febrero al 1° de marzo en Medellín

Por primera vez se realizará fuera de Brasil este evento que promueve la movilidad sostenible. Les contamos qué están haciendo algunos municipios de Colombia en esta senda.

Por: Elespectador.com

La bicicleta: símbolo de transformación urbana La acción de los ciudadanos de Porto Alegre, Brasil impulsó la creación del Foro Mundial de la Bicicleta luego de que un hombre atropelló a 20 ciclistas en febrero de 2011 durante un ciclopaseo. / Foto: IDU
“La Massa Crítica sirve para mostrarnos que cuando nos unimos y apoyamos unos a otros, podemos hacer frente a cualquier oposición”.

Desde que comenzó este encuentro en 2012 se realizó cada año en Porto Alegre y luego hubo una discusión para que la sede se rotara en Brasil y llegó a Curitiba. En el último año los participantes decidieron que, por primera vez, saliera del país y este año se realizará en Colombia, en la ciudad de Medellín.
 
Carlos Cadena, un colombiano que forma parte del colectivo La Ciudad Verde, en el que trabaja por temas de acción ciudadana en torno a la sostenibilidad, estuvo como ponente en el último foro de Curitiba y fue uno de los responsables de proponer a Medellín como sede del encuentro de 2015. “Nadie nos paga, somos ciudadanos que lo queremos hacer porque necesitamos acciones concretas ya”, dice Carlos, que es el coordinador del encuentro de este año en Colombia.

Para muchos puede tratarse de un evento de ciclistas obsesionados y nada más. Pero, justamente, quienes lo crearon y continúan realizándolo están convencidos del poder y la necesidad de la acción ciudadana para reclamar cualquier cambio urbano. En Curitiba, el tercer Foro Mundial de la Bicicleta logró que la Alcaldía diseñara una política pública a favor de la bicicleta, que se construyera infraestructura nueva como ciclorrutas y cicloparqueaderos, y que se creara la gerencia de la bicicleta en la Secretaría de Movilidad. Todo a punta del esfuerzo ciudadano.

Para Cadena el cambio de mentalidad sobre la movilidad y la idea de tener ciudades para todos “no le corresponde sólo al sector público. Criticamos y criticamos sin importar quién llegue a la Alcaldía, pero les corresponde también al ciudadano y a la unión entre academia y organizaciones”. Insiste en que la idea no es mostrar al carro como el malo, pero sí comprender que no puede ni debe ser la única opción, especialmente en ciudades intermedias diferentes a Bogotá y Medellín, que apenas se están organizando para su futuro.

De hecho, es en estas ciudades y municipios menos visibles donde se están dando pequeños, pero fundamentales cambios. En Manizales permiten el ingreso de bicicletas al cable aéreo y están ajustando los detalles para lanzar su sistema de bicicletas públicas, que conectará a las universidades con los principales ejes de la ciudad. En la Ceja, Antioquia, “todo el mundo se mueve en bicicleta y hace poco quitaron tres celdas de parqueaderos en la plaza principal y pusieron 150 cicloparqueaderos que permanecen llenos”, cuenta Carlos.

Medellín también ha tenido cambios en medio del reclamo de los ciudadanos. En 2011 nació el sistema de bicicletas del Valle de Aburrá y ahora en las estaciones del metro permiten la entrada de los usuarios con sus bicicletas plegables y se está dando la discusión de los espacios de ubicación para bicicletas que deben tener los nuevos autobuses que hay en la ciudad, como relata Marcela Trujillo, quien trabaja como subsecretaria de cultura de la ciudad. Además, Medellín también empezará a tener vías compartidas para que las bicicletas no tengan que rodar solamente en los andenes.

En Bogotá hace unos días se realizó la decimoquinta edición del Día sin Carro, que incluyó también la restricción de circulación para las motos, y desde entonces se ha revivido la discusión sobre la posibilidad de que la jornada se realice una vez al mes. Un debate que se incluyó en la consulta popular con la que nació la idea original en la administración de Enrique Peñalosa y no tuvo el visto bueno de los ciudadanos en ese momento. Quince años después el alcalde Gustavo Petro asegura que sí habrá nuevas jornadas este año, y que posiblemente también se decidirían en una nueva consulta popular.

Aunque para muchos aún pueda ser ridícula la idea de tener días sin carro, hace unos días Darío Hidalgo, investigador de Embarq, recordaba que “para el 84% de los bogotanos, todos los días del año son sin carro y sin moto”. Obviamente, mejorar el transporte público es una tarea en la que falta bastante por parte del Distrito.

En medio del debate sobre las acciones que se necesitan para tener espacios más sostenibles, Édgar Cataño, director de ONU Hábitat para Colombia, considera que en últimas la gran reflexión es sobre el rol de las ciudades y el mejoramiento de la calidad de vida. “El IV Foro Mundial de la Bicicleta es un espacio que más allá de hablar del ciclista, de la bicicleta y del desarrollo urbano, puede trascender en una lectura más amplia. Acá hay que romper esa cultura tan arraigada del colombiano de parquear donde quiere, por ejemplo. El rol de las ciudades es pensar en comunidad y para pensar en ese bienestar común el tema de la bicicleta debe primar”.

Carlos Cadena también cuenta que en el foro se lanzará la primera red colombiana de ciclistas urbanos, con el objetivo de fortalecer las acciones para convencer a los gobernantes de tomarse en serio los proyectos para la bicicleta, por ejemplo. “Vivimos en ciudades donde hacer un puente intraurbano por $300 mil millones no es extraño, donde hacer vías tampoco es extraño. El dinero lo podemos encontrar, pero todo parte de la voluntad política y de la presión y el acompañamiento ciudadanos”.

El encuentro (del 26 de febrero al 1° de marzo en Plaza Mayor de Medellín) será la oportunidad para que todo el país discuta sobre las otras alternativas que hay para las ciudades y sobre ese símbolo de transformación urbana que es la bicicleta, como lo repite Carlos Cadena.

No hay comentarios.: