13.2.15

Los rompecabezas de la bici


Esta es la última de 4 columnas dedicadas a describir los malabares en torno al avance de agendas ciclistas en ciudades mexicanas. Continúo:

Felipe Reyes/mas GDL

7. Los medios y la opinión pública. En casi todo el país los medios suelen dar una cobertura positiva a todo aquello vinculado a la promoción del uso de la bicicleta, sin embargo cuando los programas están muy vinculados a personajes públicos la percepción positiva puede modificarse e incluso convertirse en negativa. Esa vinculación debe evitarse en la medida de lo posible, procurando en todo caso la institucionalidad de las acciones como algo producto de la sociedad que lo produce y no vinculado a partidos o personas específicas.

Los medios son fundamentales en la construcción de la opinión pública y como tales se les debe procurar la mayor cantidad de información técnica sobre las problemáticas de movilidad y las alternativas de soluciones. Aun así, habrá medios que, habituados a las lógicas pro-automóvil, inevitablemente lanzarán sus críticas a reducciones de carriles en avenidas o a la disminución de cajones de estacionamiento. En todos los casos, la única vacuna es la información técnica precisa y procurar elevar el nivel de conocimiento del problema estructural: comunicadores, periodistas y columnistas bien informados suelen dar mejores opiniones sobre políticas pro bici.


Los medios son fundamentales para incrementar el uso de la bicicleta, las opiniones favorables suelen sembrar la semilla en posibles nuevos usuarios mientras que opiniones negativas pueden desincentivar significativamente cualquier avance.

8. El presupuesto. El ejercicio real de gobierno se da en las asignaciones presupuestales. Es común en México que gobiernos anuncien campañas y programas orientados a la bicicleta pero que en las partidas presupuestales apenas aparezcan con porcentajes bajísimos. Hay que especificar que las políticas pro bici no deben estar orientadas a los “ciclistas” sino a mejorar las condiciones urbanas incrementando los viajes en bicicleta.

Es común que se crea que si el 2% de los viajes intraurbanos se hacen en bicicleta entonces el 2% del presupuesto de movilidad debiera ser para infraestructura ciclista, esta percepción “oferta-demanda” es equivocada ya que el objetivo debe ser justo incrementar ese porcentaje por inducción al crear las condiciones apropiadas.

El gasto público en infraestructura para automóviles de las últimas décadas fue lo que provocó el incontrolable crecimiento del parque vehicular con el que hoy tenemos que lidiar, con esta misma lógica, el gasto público en infraestructura ciclista debiera provocar los deseados incrementos de viajes bici como ha sucedido en las ciudades que han invertido con seriedad en el tema.

Los porcentajes ínfimos que hoy se asignan al desarrollo ciclista en ciudades mexicanas tendrían que incrementarse no sólo al nivel del gasto que hacemos en otros medios, sino con extras que permitan acompañar el desarrollo de obra pública con campañas de sensibilización, educación y promoción de la bici, en el entendido que cambiar los hábitos sociales no es solo un asunto de infraestructura y con el agravante de que la bicicleta no cuenta con el impulso mercadológico que tuvo el automóvil.
- See more at: http://masgdl.com/maspormas-gdl/columnas-gdl/los-rompecabezas-de-la-bici-2#sthash.mO2RyxOl.dpuf

No hay comentarios.: