7.3.15

El peligro de ser ciclista en la ciudad de Guadalajara | OPINIÓN


Accidente de bicicleta.
Por Damián Carmona Moreno* (@DimePizzeto)
Con el programa Mi Bici se anunciaba un paso de Guadalajara hacia el primer mundo al hacerla una ciudad amigable hacia los medios de transporte no motorizados. Fueron ilusos quienes realmente creyeron que eso se podría sin infraestructura que resguardara al ciclista más allá de líneas en el pavimento o postes con la leyenda “Prioridad. Ciclista” y sin una cultura vial en esta ciudad diseñada para y adueñada por los carros.

Ante este panorama, ¿qué tanto riesgo corre un ciclista? Narraré lo acontecido a Edith Contreras el día miércoles 4 de marzo del 2015 cuando en su bicicleta se disponía a cruzar la calle Miguel Hidalgo:
A las 15 para las 11 de la mañana, Edith salió de su hogar para poder llegar al trabajo. Vio la luz verde en el cruce de Nicolás Romero con Hidalgo que le da el paso para cruzar Hidalgo. Edith no esperaba que el señor Alejandro Luébano Aguirre (placas 49-46-GMH del sitio 129) se adelantaría a la luz verde, provocando que Edith fuera a parar a la banqueta al tratar de evitar que este la arrollase.


El taxista alcanzó a golpear la llanta trasera de la ciclista. De inmediato la gente le cerró el paso al taxista, con lo que se evitó su fuga, y lo confrontaron por lo sucedido. El señor alegaba no haberla visto y que ella se había pasado el alto, lo cual fue desmentido por los testigos.

Así pasaron dos horas, con Edith en el suelo esperando al seguro, la atención médica… Y al támaro. Al llegar el agente vial, este alegó que la culpa la tenía ella.

Al llegar el del seguro se mostró en todo momento altanero y despectivo con Edith, tratando de que “no la hiciera de pedo”. Finalmente, el oficial alegaba que no le convenía portarse así, pues su bicicleta podía ser llevada al corralón. Además, el taxista la había “perdonado” al no levantar cargos.

Edith tiene ahora daño en los tendones y nadie responde por ella ni le pagará los días en los cuales se ausentará de su trabajo.

Esta es una de tantas historias que a veces no escuchamos, pero vemos, causamos, o vivimos. Debe ser un honor y un orgullo el que existan ciclistas, más aún en esta ciudad.

Es indignante el actuar de las autoridades, pero más indignante aún que existan políticos que se “alcen el cuello” con programas que no merecen ser llamados políticas públicas.
Respetómetro. Fuente: Cinismoilustrado.com.
Respetómetro. Fuente: Cinismoilustrado.com.
Posdata: Les dejo algunas reglas para ciclistas y automovilistas.
  • No ir por la banqueta (carros y bicicletas).
  • Respetar el sentido de la calle (carros y bicicletas).
  • Respeta el paso peatonal (carros y bicicletas).
  • No vayas entre los carros (bicicletas).
  • Circula por la derecha (ciclista).
  • Utilizar algún reflejante (ciclista).
De nosotros también depende el que podamos interactuar mejor como sociedad, empezando por la vialidad.

* Damián Carmona Moreno es un joven estudiante de Sociología comprometido con el medio ambiente y la participación de los jóvenes en el ámbito sociopolítico.

No hay comentarios.: