19.4.15

En descuido la ciclovía: usuarios


A diario, cientos de automovilistas transgreden la ciclovía, hecho que pone en peligro a los ciclistas principalmente (Foto: Grisel Pajarito)
Los bolardos con abolladuras y grafiti y la pintura desgastada de la ciclovía de avenida La Paz, quedan en segundo término cuando los usuarios continúan sufriendo accidentes por la falta de cultura vial.

Un tercio de hora, apenas 20 minutos, fueron suficientes para que Carlos Domínguez y sus dos hijas, desde la plazoleta Severo Díaz Galindo, fueran testigos de cómo tres ciclistas se frenaron, esquivaron o gritaron frente al automovilista que se les abalanzó para ganar el paso y tomar la calle Camarena.

"Los carros no le dan preferencia a las bicis, ahí quieren dar vuelta y no los respetan, prefieren pasar primero. De aquí alrededor, esa vuelta es la más peligrosa a lo que yo he visto, han de decir ´de que me pegue un carro a que le pegue yo a una bici o que se espere, pues que se espere´, creo yo".


En la calle Bélgica, Alejandra también tiene que frenar, casi todos los días lo hace en más de dos de las calles que cruzan con avenida La Paz donde "hay supuestamente prioridad" y la señalética y pintura está desgastada lo que hace poco visible la ciclovía. Eso es aprovechado por los conductores.

"Siguen sin educarse los conductores, si vas por las calles laterales se desesperan y te pitan, si no te quitas te echan el carro. Pero además está descuidada, tiene bien poquito y los señalamientos ya no se ven, pasan muchos accidentes porque no hubo promoción ni educación, un día de repente aparece una línea y no te dijeron que debes respetar y que ahora hay cierto espacio para los ciclistas".

La falta de socialización y señalética ha provocado distintos accidentes como el ocurrido en enero pasado cuando una mujer al bajar de una unidad de transporte público fue arrollada por un automovilista que quiso ganarle el paso invadiendo la ciclovía.

Los bolardos con abolladuras y grafiti, restos de cristales o focos de carros y hasta la defensa de un automóvil y una llanta adornan desde Federalismo a Chapultepec el espacio designado a los ciclistas.


Afuera de las oficinas del Instituto de Justicia Alternativa, en Moscú esquina La Paz, una llanta abraza el bolardo doblado, despintado y con abolladuras casi imperceptibles por el bloque de cemento, una tabla y un palo grueso que están colocados encima del poste de pequeña altura. 

Una cuadra más arriba, en la calle Colonias, al lado del primer bolardo -abollado y despintado- fragmentos de la parte frontal de un vehículo como la fascia y guardafangos quedaron abandonados junto con cristales y pedazos de un faro blanco.
 

PHM

No hay comentarios.:

#NiUnaMás E2. Don Gus !Completos¡