2.4.15

Enamorados viajan por el mundo en bicicleta


A bordo de tandem hecha de bambú
Nicolás Masueli, argentino, y Marketa Seranova han pedaleado por Europa y Sudamérica y ahora lo hacen en la parte norte del continente, para llegar a la Patagonia; con su recorrido concientizan sobre las ventajas de usar este medio de transporte 
Por Rogelio Castro/pagina24Jalisco

El viaje de los itinerantes esposos amantes de la bicicleta inició en el Viejo Continente, donde estuvieron desde España hasta la república Checa; después fueron a Alemania y volaron hasta San Francisco, California, para iniciar el descenso por el continente americano/Foto: Francisco Tapia
El viaje de los itinerantes esposos amantes de la bicicleta inició en el Viejo Continente, donde estuvieron desde España hasta la república Checa; después fueron a Alemania y volaron hasta San Francisco, California, para iniciar el descenso por el continente americano/Foto: Francisco Tapia

Desde hace ocho meses una pareja realiza el viaje de su vida, a bordo de una bicicleta doble, fabricada con bambú. Nicolás Masueli, rosarino de nacimiento, se dedica a la construcción de bicicletas con esta particular madera. Hace algunos años, de visita en Bélgica, conoció a una checoslovaca rubia que le quitó los sueños.


Se reencontraron en Sudamérica y el argentino le propuso un viaje por Brasil, Bolivia y Argentina en una bicicleta de bambú que construiría especialmente para ella. Con la aceptación de la checa, comenzó un viaje que se extendió a cuatro meses y nació una relación que renovó con el matrimonio de la pareja hace dos años.

Para la boda, Nicolás construyó una bicicleta doble con capacidad de despegarse y con motor adaptado, y decidieron emprender un nuevo viaje, partiendo desde la península ibérica y se propusieron recorrer varias ciudades de Europa, con el fin de demostrar a su paso que con materiales nobles y naturales, se pueden construir cosas tan complejas como un vehículo para viajar, pero además que se puede construir con las propias manos cualquier sueño.

“Uno con sus propias manos tiene el poder de hacer cosas que le brinden satisfacción y beneficio”, dijo el hacedor de bicicletas.

El viaje de los amantes continuó de España hasta la república Checa, después fueron a Alemania y volaron hasta San Francisco, California, para dar inicio al descenso por el continente americano con el que pretenden llegar a Argentina.

“Nos encantará recorrer el continente americano, y sensibilizar a la gente sobre la importancia de moverse en bicicleta para el beneficio del medio ambiente y además, expresarles a las personas la posibilidad de hacer cosas con las propias manos”, comentó la sonriente rubia de ojos grises y con un español angulado.

Del primer viaje, la pareja escribió un diario titulado “Bambúcicleta”, mismo que están reimprimiendo en Guadalajara y que piensan presentar durante la feria municipal.
De la venta del diario, de piezas hechas con bambú y de fotografías del viaje, los compañeros se sostienen para continuar con el viaje. Acción de donde han aprendido a abrirse a la gente, conocer y confiar a los demás, así como en ellos mismos. “Es más andar el camino que llegar a la meta”, dijo Marketa Seranova, esposa del argento, quien argumentó que se trata de estar en movimiento, asentarse en un pueblo o ciudad y aprender y compartir los usos y costumbres aprendidos y volver a irse.

Por otro lado, Nicolás Masueli comentó que aunque no se puede comentar a la ciudad tapatía con las europeas, le sorprende la aceptación que tiene la bicicleta en la entidad, misma que consideró se haya en transición sobre el uso de este medio de transporte.

“Las ciudades son difíciles por el tema del tráfico con automóviles, pero aquí en Guadalajara nos sorprendió la cantidad de colectivos ciclistas que están teniendo un movimiento activo. Nos decían que hay como treinta y tantos paseos que nunca habíamos visto en ninguna ciudad. Y la velocidad con que se conectan por las redes, también nos sorprendió”, dijo.

El sudamericano invitó a las demás personas que pedalean a salir más a menudo a las calles y familiarizar a los conductores de vehículos motorizados con su medio de transporte, algo que ayudaría a evitar más percances.

“Qué se puede decir. Desde el automóvil no se ve bien, la gente está muy estresada, es una realidad. Por eso está bueno que la gente en bicicleta se sumen para generar presencia, despertar esa conciencia, entonces el que está en el automóvil, ya se espera que pueda venir una bicicleta de la esquina; mientras la gente no salga a la calle va a ser más difícil que se dé ese cambio”.

La pareja indicó que en el uso de la bicicleta han encontrado la manera de mejorar su salud y ayudar al medio ambiente, pero además la mejoría en sus relaciones sociales.

“Eso es algo que aporta la bicicleta, la posibilidad de vernos cara a cara y compartir ese momento en el espacio urbano”.

Finalmente, la pareja indicó que a México llegaron por Tijuana, recorrieron la península de Baja California y Sudcaliforniana, hasta llegar a La Paz, de ah se fueron en velero hasta Puerto Vallarta y arribaron a Guadalajara. De acá partirán a Guanajuato, y luego a San Luis Potosí, recorrerán hasta Oaxaca, Chiapas, Yucatán y hasta donde el amor, el hambre de viaje y demás, los saque del país para dirigirse hasta los linderos de la Patagonia.

Por cierto, si desea conocer más de los viajeros, visite su Facebook: Camino Bambú.

No hay comentarios.: