Ir al contenido principal

“Happy Bike, pedaleando hacia la felicidad”: la bicicleta como un medio de transformación urbana


Bolonia, Italia. © bartb_pt, vía Flickr.
Bolonia, Italia. © bartb_pt, vía Flickr.
“La bicicleta no es sólo un medio de transporte. Es mucho más. Es la posibilidad de hacer la ciudad más humana y más bella. Una ciudad que promueve la bicicleta es una ciudad feliz “.

Así es como comienza el libro “Happy Bike, pedaleando hacia la felicidad”, escrito por Alfredo Bellini, máster en transporte y fundador de BiciZen, un blog italiano sobre ciclismo urbano que está dedicado a quienes quieren usar la bicicleta desde un enfoque Zen, es decir, de una manera combinada entre la alegría y el relajo.
En su texto, Bellini analiza la relación entre las bicicletas y la felicidad, siendo ésta última vista desde un nivel individual como colectivo, y planteando cómo las bicicletas pueden ser un medio de transformación urbana.
 
¿A que apunta Bellini con esto? A continuación te contamos.
En varias ocasiones hemos abordado el Derecho a la Ciudad, un concepto que ONU-Habitat define en su Carta Mundial promulgada sobre este tema como:
un derecho colectivo de los habitantes de las ciudades, en especial de los grupos empobrecidos vulnerables y desfavorecidos, que les confiere la legitimidad de acción y de organización, basado en sus usos y costumbres, con el objetivo de alcanzar el pleno ejercicio del derecho a un patrón de vida adecuado”. 
Otra definición es la presentada por la cientista política, Charlotte Mathivet, en su ensayo “El derecho a la ciudad: claves para entender la propuesta de crear “Otra ciudad posible””.
En este texto sostiene que este derecho consiste en “restaurar el sentido de ciudad, instaurar la posibilidad del ‘buen vivir’ para todos, y hacer de la ciudad ‘el escenario de encuentro para la construcción de la vida colectiva'”. 
Tomando en cuenta estas definiciones, cabe preguntarse, ¿qué hay del derecho a la felicidad en las ciudades?
Cortesía Alfredo Bellini.
Cortesía Alfredo Bellini.
Para Bellini, este tema encuentra una respuesta en los resultados del Informe Mundial de la Felicidad 2013, elaborado por las Naciones Unidas, y que arrojó que Dinamarca es el país más feliz del mundo, seguido por Noruega (2º), Suiza (3º), los Países Bajos (4º) y Suecia (5º).
Tomando como referencia estos resultados, el autor cree que actualmente el derecho a la felicidad está presente en las ciudades que más han invertido en infraestructura para bicicletas y que les permite beneficiarse en cuatro ámbitos: Esperanza de Vida, Relaciones Sociales, Independencia y Libertad, y por último, Equidad.
En el caso de la Esperanza de Vida, Bellini recoge las variadas investigaciones científicas que han demostrado los beneficios del ciclismo para frenar el sedentarismo y mejorar el estado de ánimo. Asimismo, menciona que el uso regular de la bicicleta permite disminuir el riesgo de sufrir ciertas enfermedades, como estrés, obesidad y problemas cardiacos.
En cuanto a las Relaciones Sociales, Bellini retoma lo que plantea el psicólogo Sidney Jourard, quien dice que al menos el 85% de nuestra felicidad está determinada por la calidad de nuestras relaciones en todas las etapas y aspectos de la vida. Esta afirmación, el autor la traslada a que las relaciones sociales son la base de una ciudad feliz, sin embargo, durante los atochamientos viales -o tacos- no se genera ningún espacio de interacción entre las personas.
Además, presenta los resultados de un estudio hecho por Studio7 en los colegios de San Francisco, en Estados Unidos, en el que se concluyó que los niños que viven en sectores con menos tráfico son hasta tres veces más sociables que los niños que viven en lugares con más tráfico.
La visión sobre la Independencia y la Libertad que postula el autor la explica a que los autos limitan estos aspectos debido a que restringen el movimiento por las calles.
Finalmente, en relación a la Equidad, Bellini apunta a la visión sobre la que algunos mantienen frente al automóvil como un símbolo de progeso. No obstante, considera que mientras más ciudadanos usen el transporte público y las bicicletas como medio de transporte cotidiano, las ciudades avanzarán hacia la equidad.
Cortesía Alfredo Bellini.
Cortesía Alfredo Bellini.
A partir de estos puntos y del análisis de las ciudades que centran su movilidad en el automóvil, Bellini explica las razones que lo llevaron a tomar la bicicleta como un medio de transformación urbana, resaltando las interacciones entre el uso de la bicicleta en la ciudad y como un medio de cambio interior, es decir en el estilo de vida.
Finalmente, el libro termina con recomendaciones dirigidas a los gobiernos locales para que puedan implementar ciertas medidas en el corto y mediano plazo que les entreguen a los habitantes la posibilidad de desplazarse en bicicleta de manera segura y ciertas reflexiones sobre el futuro de la movilidad urbana.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.