4.6.15

Ciclismo nocturno: ¿Reto u oportunidad para nuestras ciudades?


En posts anteriores para este blog hemos visto cómo la bicicleta se posiciona cada vez más como un medio de transporte seguro y accesible en ciudades de América Latina y el Caribe. También hemos visto cómo nuestras ciudades pueden acceder a enormes oportunidades de crecimiento económico y social a partir de una mayor oferta de actividades y servicios durante la noche. La pregunta es, ¿qué rol tiene la bicicleta en la fórmula de las ciudades nocturnas?
En muchas ciudades, existen espacios para el uso recreativo de la bicicleta durante la noche. Por ejemplo, la ciudad de Bogotá organiza una Ciclovía Nocturna desde las 6:00 pm hasta las 12:00 am el segundo jueves del mes de diciembre. En la Ciudad de México, todos los miércoles se realizan paseos nocturnos en bici en el Bosque de Chapultepec. En San Cristóbal, Venezuela, los jueves salen los ciclo paseos nocturnos desde el Centro Comercial Los Naranjos. Y en Medellín, fui testigo de cómo cientos de ciclistas tomaron las calles de la ciudad para dar un paseo nocturno como parte de las actividades durante el 4to Foro Mundial de la Bicicleta (FMB4).
bicis noche_2 defCiclistas en el Parque de las Luces de Medellín. Foto: FMB4
Sin embargo, aún existen muchos retos para incorporar este vehículo como medio de transporte nocturno. Hace tan solo un par de meses, una de las ciudades con un mayor número de ciclistas nocturnos en la región sufrió una gran pérdida: Gustavo Sánchez Berlanga—líder de los ciclistas nocturnos de la ciudad de Guadalajara, mejor conocido como Don Gus—perdió la vida en un accidente de bicicleta. Esta pérdida tiene especial importancia para una ciudad como Guadalajara, donde existen más de 40 grupos de ciclistas nocturnos, y donde el uso de la bicicleta durante la noche es una alternativa a la congestión vehicular y las altas temperaturas que existen durante el día.
Pero, ¿qué pueden hacer nuestras ciudades para evitar este tipo de accidentes? A continuación, enumero varias intervenciones que a la larga pueden facilitar el uso de las bicis de una forma más segura durante la noche:
1. Mejorar la iluminación: A través de la construcción de rutas iluminadas para ciclistas. Un ejemplo interesante y muy creativo es el carril para bicicletas inspirado en la “Noche estrellada” de Vincent Van Gogh, que fue recientemente inaugurado cerca de Eindhoven (Holanda). El carril cuenta con un sistema a base de tecnología LED que durante el día se recarga con la luz solar, y durante la noche permanece iluminado, permitiendo una mayor visibilidad para ciclistas y transeúntes.
van gogh pathCiclovía inspirada en la “Noche Estrellada” de Van Gogh. Foto: CNN

2. Mejorar la accesibilidad: Un ejemplo de ello es el mayor acceso nocturno a sistemas de bicicletas compartidas, las cuales se enecuentren conectadas a la red transporte público de las ciudades. En una entrevista durante el FMB4 en Medellín, el Subsecretario de Transporte de Buenos Aires, Guillermo Dietrich, nos contó cómo la automatización de EcoBici—el sistema de bikesharing de la ciudad—a partir de marzo de este año ha sido un paso clave para ofrecer este servicio durante las 24 horas.


3. Mejorar la visibilidad de los ciclistas: Por ejemplo, a través del uso de ropa y calzado reflectivo. Recientemente, la compañía sueca Volvo lanzó al mercado Life Paint, una pintura a base de adhesivos especiales que son invisibles durante el día, pero se activan durante la noche a partir de las luces de los carros. La pintura actúa como una “capa protectora” que hace más visibles a los ciclistas y los protege contra los automóviles.

Estas y otras innovaciones pueden hacer que nuestras ciudades se vuelvan más seguras y accesibles para quienes utilizan la bicicleta de noche, bien sea como medio recreativo o de transporte. Sin embargo, además de mejorar el “hardware” o infraestructura, un factor importante para reducir el número de accidentes nocturnos es un cambio de mentalidad. Esto solo es posible a partir de regulaciones y campañas de educación vial que no solo promuevan y protejan los derechos de quienes conducen, sino también de quienes pedalean por la ciudad a todas horas del día.
¿Crees que estas soluciones puedan ser útiles para tu ciudad? ¡Cuéntanos!

No hay comentarios.: