Pedalean desnudos para que los vean


SE HACEN NOTAR. Con su cuerpo desnudo, los ciclistas exigen respeto y cultura vial (Foto: Jorge Alberto Mendoza)
A ver si desnudos atraen la atención de los automovilistas. Bajo ese lema, un grupo de ciclistas realizó por quinto año consecutivo una rodada colectiva con poca o inexistente ropa.

Fue una protesta pacífica ante la indiferencia y falta de cultura vial que ha derivado en accidentes e incluso la muerte de quienes usan la bicicleta para transportarse.

La mañana de ayer, el contingente se reunió en la glorieta de los Niños Héroes; mientras esperaban a más participantes, otros comenzaban a quitarse la ropa y a dibujarse leyendas en la espalda y el pecho como “frágil”, “ahora sí me ves”, “es cuestión de respeto”, y más.
 
El colectivo de ciclistas nudistas se ha caracterizado por atraer cada vez a más participantes, pero también a mirones, quienes solo se acercan al contingente para ver de cerca los cuerpos desnudos y semidesnudos y fotografiarlos; hay quienes posan para las cámaras sin complejos.

"Si nos tenemos que encuerar para que nos respeten, pues aquí estamos", comentó José Rodríguez, uno de los participantes que se alistaba para pedalear en bóxer. "Todavía hay muchos accidentes porque no hay cultura vial hacia nosotros, esperamos que ahorita que salgamos ya nos puedan registrar".

Ali Lulú, una de las organizadoras del paseo mundialmente denominado como World Naked Bike Ride, expuso que desde el primer año en que empezaron a organizar la rodada hubo una aceptación generalizada. Año con año se han sumado participantes hasta llegar a 2 mil, cifra que en esta edición planeaban rebasar.

“Todavía hay gente que se sorprende, hay quienes no saben qué se va a hacer y en la calle no se espera vernos; el primer año nos tocó gente a la que no le pareció”, comentó la organizadora. “Ha habido avances en cultura vial en estos años y en infraestructura, aunque es muy poco notorio, pero creo que ya hay mucha gente que sabe que se puede topar con un ciclista mientras maneja”.

Luego de una hora de espera, el contingente empezó a salir de la glorieta a las 10 horas rumbo a La Minerva por avenida Niños Héroes; mientras agentes de la Secretaría de Movilidad detenían el tránsito vehicular para que ellos se incorporaran, la sorpresa de los automovilistas era evidente.

“¿Van encuerados?”, preguntó un conductor de taxi a su pasajera, en tanto los agentes les abrían paso. Ante la mirada curiosa también de peatones que se fijaban tanto en hombres y mujeres desnudos o los que estaban descubiertos del torso, otros gritaban “¡menos mirones y más encuerados!”.

 Los ciclistas pedaleaban con ambiente festivo y algunos hasta escuchaban música con bocinas que adecuaron a sus bicicletas. También hubo quien circuló en patines o en deslizables.
  • En lo que va del año, 13 ciclistas urbanos han muerto por accidentes viales en la Zona Metropolitana

Comentarios