7.6.15

Ruedan desnudos para exigir seguridad y respeto


Foto: Alejandro Nápoles.
Por Adrián Carrera (@acarrahu)./proyecto diez
Fotos: Alejandro Nápoles.
6 de julio de 2015.- Por un par de horas, la ciudad alojó a una gran serpiente de piel y ruedas. Por quinta ocasión, se llevó a cabo el World Naked Bike Ride (WNBK) Guadalajara, un reclamo en forma de rodada nudista. Se exigió respeto y seguridad para las personas que usan la bicicleta como medio de transporte.
Desde las nueve de la mañana las personas comenzaron a llegar a la Glorieta Niños Héroes; la mayoría, jóvenes. Sin embargo, también se veía a hombres maduros e incluso a algunas familias arribar al monumento.
Horacio y Nadia son padres de Itzaé, que tiene dos años de edad. Los tres acudieron juntos a la rodada de hoy. “Siempre andamos los tres en bicicleta”, compartió Nadia, quien hoy participó por primera vez en la WNBR. Horacio, por otro lado, fue a las dos ediciones pasadas. Su intención es inculcarle a su hijo amor por la bicicleta.
Eran alrededor de las diez de la mañana cuando el contingente abandonó la glorieta y comenzó a rodar. No todos iban desnudos, pero sí había más piel que ropa.
Contingente ciclista al inicio del World Naked Bike Ride Guadalajara 2015.  Foto: Alejandro Nápoles.
Contingente ciclista al inicio del World Naked Bike Ride Guadalajara 2015.
Foto: Alejandro Nápoles.
Al paso de la serpiente de piel y ruedas, hombres canosos miraron extrañados; un tipo se llevó las manos a la cabeza; una mujer reía mientras grababa con su teléfono; un señor que esperaba el camión levantó su pulgar.
La desnudez de los participantes provocó que la manifestación se volviera inevitablemente lúdica. Algunos peatones sonreían al ver pasar el contingente, otros de plano soltaban la carcajada.
Entre los rodantes había hombres que solo vestían su barba; un Chapulín Colorado sin chipote chillón pero con bicicleta; un Blue Demon en patín del diablo y un desnudo superhéroe que improvisó capa con una toalla roja.
Manifestantes durante el World Naked Bike Ride Guadalajara 2015. Foto: Alejandro Nápoles.
Manifestantes durante el World Naked Bike Ride Guadalajara 2015.
Foto: Alejandro Nápoles.
El componente político de la marcha es visible en la desnudez misma; también en los mensajes que varios ciclistas plasmaron sobre su cuerpo: “tengo tu atención, ahora quiero tu respeto”, “la calle es de todos”, “mayor fragilidad, mayor respeto”…
Tras un rato de pedalear, la impúdica serpiente se paseó, oronda, frente al símbolo de la ciudad.
Foto: Alejandro Nápoles.
Foto: Alejandro Nápoles.
Cuando el grupo llegó a las afueras de Casa Jalisco, fueron inevitables los silbidos y otras expresiones de rechazo. Luego vino el ritual. Cientos de bicis fueron colocadas en el asfalto y, con un gis que pasaba de mano en mano, era dibujada su silueta. Al mismo tiempo, un par de voluntarios amarraron de un árbol, justo al frente del edificio oficial, una bicicleta blanca. En el altavoz, alguien dijo: “por todos los ciclistas muertos.”
Nadia, Horacio e Itzaé participan en la protesta a las afueras de Casa Jalisco. Foto: Alejandro Nápoles.
Nadia, Horacio e Itzaé participan en la protesta a las afueras de Casa Jalisco.
Foto: Alejandro Nápoles.
Luego, la rodada siguió su curso. Al transitar por Manuel Acuña la gente salió de sus negocios para presenciar lo que resultó ser un espectáculo de cuerpos y consignas. Un chico, ante la mirada de la gente, les decía “estamos desnudos ante el tráfico, buen día”.
Al llegar al centro de la ciudad, la avenida 16 de septiembre se convirtió en una alfombra roja —de asfalto—, donde desfilaron bicis, personas sin ropa y algún perro acalorado. Entre ojos y cámaras de celular, el contingente era foco de atención. Entonces un ciclista gritó “85 kilos de puro amor, señores, este es mi cuerpo“.
Foto: Alejandro Nápoles.
Foto: Alejandro Nápoles.
Faltando poco para el final del circuito, en el megáfono una voz clamó “nos manifestamos en las calles y tomamos lo que es nuestro”. Algunos ciclistas querían otra vuelta. Faltando contados minutos para las 12 horas, el contingente llegó de nuevo al punto de partida, la Glorieta de los Niños Héroes.
Foto: Alejandro Nápoles.
Foto: Alejandro Nápoles.
Alfredo Romano —uno de los organizadores de esta edición del WNBR Guadalajara— declaró que a pesar de ciertos avances, las exigencias siguen siendo políticas públicas en torno a la bicicleta como medio de transporte. En particular se pide seguridad e infraestrutura. “Estamos muriendo muchos”, finalizó el activista.
Foto: Alejandro Nápoles.
Foto: Alejandro Nápoles.

No hay comentarios.: