18.8.15

Certificación sin calidad


Ya suman 25 las rutas certificadas que pueden cobrar siete pesos el pasaje, pero las mejoras prometidas aún están lejos de ser una realidad para el usuario
Alejandro Velazco/masGDL

Los problemas de movilidad en la ciudad de Guadalajara tienen distintos factores, entre ellos el transporte público de mala calidad. Pese a la instalación de un Observatorio Ciudadano de Movilidad, la creación de una nueva ley en el tema y la pujante actividad de grupos de la sociedad civil, no se han logrado avances sustantivos.

El Observatorio ha emitido diversas recomendaciones referentes al transporte público que no han sido resueltas, como la lista de los concesionarios, la aplicación de mecanismos de evaluación y la capacitación constante de los choferes. Nada de esto se ha cumplido.


El 7 de marzo de 2014, una unidad de la ruta 368 impactó contra un parabús afueras de la Preparatoria 10 de la Universidad de Guadalajara, ocasionando la muerte de María Fernanda Vázquez; tras eso se realizó una manifestación que reunió a miles de universitarios y ciudadanos en general.

El gobierno de Jalisco, mediante un acuerdo firmado por el gobernador Aristóteles Sandoval, decidió, tras la manifestación, suspender la tarifa de siete pesos que apenas había sido aprobada para el pasaje de autobuses metropolitanos.

A la vez, se instalaron mesas de trabajo, de donde salió una lista de aspectos para verificar las rutas de transporte. Quienes cumplieran con dicha verificación podrían volver a cobrar siete pesos, quienes no, seguirían cobrando seis.

Constantes violaciones.

La primera ruta en cobrar siete pesos fue la llamada “ruta modelo”, la 13, que vio la luz en abril de 2014. Después de esa, ya son 24 rutas más de la ciudad que han regresado a la tarifa de los siete pesos.

Sin embargo, para los usuarios esta certificación no se ha transformado en un mejor transporte. Si bien muchas de las unidades han sido cambiadas por camiones nuevos, las prácticas que ponen en riesgo a los pasajeros siguen siendo una constante.

Durante 30 minutos, Más por Más GDL se apostó en un cruce de la avenida La Paz, por donde circulan cuatro de las rutas modelo: 51-A, 51-B, 51-D y 604. En ese lapso de tiempo se pudieron documentar 15 infracciones, entre exceso de velocidad, paso de semáforos en rojo, no respetar las paradas oficiales y no tener visible el número de registro de la unidad.

Este diario también hizo un recorrido de 30 minutos en la ruta 380, la que tiene más quejas en la Secretaría de Movilidad. En ese tiempo, se registraron 10 anomalías, la más común fue el exceso de velocidad, pero también se registró la no entrega de boletos a estudiantes que pagaban con Bienevales o Transvales.

La Secretaría de Movilidad, a través de su oficina de transparencia, refiere que cuenta con 124 quejas en 11 de las rutas modelo, entre el 2 de abril y el 1 de julio, fechas entre las cuales se dieron las verificaciones a la mayoría de las rutas.

Además, existen tres quejas en el área jurídica de la Secretaría de Movilidad.

La dependencia informó que no es la totalidad de las quejas, pues muchas se realizan al Sistecozome o a Servicios y Transportes.

Pese a que la verificación contemplaba la renovación del 100% de las unidades de cada ruta certificada, solamente dos cumplen con esto según el Observatorio de Movilidad, pues en todas se han detectado unidades viejas que trabajan como unidades certificadas.


Los puntos que las rutas deben cumplir son:

Renovación de unidades

Salario fijo para los choferes

Videovigilancia

Instalación de GPS

Pantallas eléctricas para identificar las rutas


Quejas contra rutas certificadas

51-A 3

51-B 1

51-D 2

604 21

634 13

631 6

380 36

400 1

13 10

19 1

231 11


Quejas de la dirección jurídica de Transporte Público

604 Dos, el 24 de abril y del 3 de junio

163 Una del 27 de julio


Ruta 380, la más señalada

Esteban debe llegar en 10 minutos a su trabajo; sin embargo, ya tiene más de 20 esperando que un camión se detenga y lo suba. Han pasado cuatro caiones de la ruta 380, certificadas por la Secretaría de Movilidad, y ninguna se ha detenido.

“Esta es la historia de todos los días, aquí se espera mucha gente, a veces nos desesperamos y terminamos tomando taxi. Siempre van peleando el pasaje, pero aunque se supone que quieren pasaje se pasan de largo, porque saben que aquí muchos de los que toman el camión son estudiantes”, explica.

Esteban afirma que cada que identifica una falla en el servicio del 380, reporta en la página de Internet. La mayoría son por exceso de velocidad, o por no entregar boleto al pasaje.

Para los estudiantes, tomar el 380 es un viacrucis, pues si identifican que va a pagar con transvale o bienevale, prefiere no pararse, comenta Esther, estudiante de una preparatoria ubicada en Periférico Norte.

“Son muy groseros siempre, tal vez ya andan con camisa, los camiones están más nuevo y todo, pero siguen arrebatándote el Transvale”, dice.
- See more at: http://masgdl.com/maspormas-gdl/certificacion-sin-calidad#sthash.yc8EcV7C.dpuf

No hay comentarios.:

#NiUnaMás E2. Don Gus !Completos¡