15.9.15

Denuncian que se detuvo supervisión


SIN CERTIFICAR. Choferes de estas rutas señalan que los permisionarios podrían ganar más con la certificación (Foto: Grisel Pajarito)
La supervisión diaria al transporte público se suspendió.

“Quedó suspendida la actividad de supervisión diaria al transporte desde el 8 de agosto y que había sido permanente desde mi llegada y que permitió disminuir considerablemente accidentes y víctimas”, se lee en un escrito realizado por la ex titular de la Dirección General del Transporte Público de la Secretaría de Movilidad (Semov), Edith Rivera Gil.

 
Tras varios accidentes con víctimas mortales en los que estuvo involucrado el transporte público, siendo el más representativo el de marzo de 2014,en el que murió María Fernanda Vázquez, estudiante de la Preparatoria 10, el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, metió mano dura a los conductores.
Entre las medidas correctivas se montaron operativos diarios y se inició una certificación de rutas que tenía como objetivo disminuir los accidentes; ambas acciones están suspendidas.

Casi 8 mil infracciones

De acuerdo con información proporcionada por Rivera Gil, en 2013 no hubo operativos sobre el transporte, mientras que el año pasado, del 19 de junio al 31 de diciembre, se verificaron todas las rutas, con un total de 7 mil 752 infracciones.
Este año, del 1 de enero al 8 de agosto, ya se habían supervisado todas las unidades en circulación, lo que representaba un total de 9 mil 344 multas.
Del 19 de junio de 2014 al 8 de agosto de este año se retiraron de la circulación mil 103 camiones por mal estado.
En el escrito se hace mención que el proceso de certificación de rutas, y que les permite incrementar el pasaje a 7 pesos, está en espera.

Usuarios pudieron quejarse

Además, destaca, se creó la cuenta de Twitter @TransporteJal para recibir las sugerencias y quejas de los usuarios de una manera más directa; al 19 de agosto pasado se habían generado 7 mil 511 tuits con 5 mil 176 seguidores.
“Cabe señalar que del 1 de agosto a la fecha se dejaron de atender 526 quejas”, admite.
La ex funcionaria estatal señala que cuando recibió la dirección se dio cuenta que no se hacían las inspecciones al transporte público ni se atendían las quejas de los usuarios.
Además, pese a que el 26 de marzo del 204 se formó el Grupo de Policías Viales Especializadas en Transporte Público, integrado por 50 elementos e igual número de patrullas, fue hasta el 19 de junio cuando entró en operación, pero reducido, es decir, con 30 personas y vehículos.
Pese a que se solicitó en múltiples ocasiones completar el equipo, no ha sido posible y a la fecha cuenta sólo con 40 policías viales.
Rivera Gil ingresó a la Secretaría de Movilidad en marzo del 2014 y dejó el cargo en agosto pasado.

Rutas certificadas, sin supervisión

Desde hace aproximadamente un mes que algunos conductores de rutas certificadas como 622, 19, 634 y 51 C no reciben la supervisión de Dirección de Transporte Público de la Secretaría de Movilidad  (Semov); ha disminuido la vigilancia a comparación de las primeras semanas en las que les otorgaron esta certificación. 
“Ahorita tienen como un mes que no vienen, poquito más de un mes. De recién que nos dieron la certificación venían cada semana y ahorita tienen poquito más de un mes que nada”, comentó Ricardo, chofer de la ruta 622.
“Tienen como un mes que no se aparecen. Los primeros días que se certificó la ruta andaban de latosos pero últimamente nada”, señaló Gerardo, conductor de la ruta 634.
Pese a que todavía en julio se aseveró que la Dirección de Transporte sería rígida en la vigilancia de las rutas certificadas, esta actividad no se realiza en al menos cuatro rutas.
“Pues tienen más de tres semanas, creo que ya va para el mes que no nos supervisa Semov. Al principio andaban bien duros, hasta dos veces por semana nos paraban para ver que todo estuviera en orden y pobre de ti sino, perdías días de trabajo”, manifestó Juan Carlos, chofer de la ruta 19.
Diez conductores de transporte público coincidieron en que desde hace un mes la vigilancia cesó, hecho que los mantiene más tranquilos.
“Sinceramente está bien que ya no nos den lata porque uno tenía miedo de que cualquier cosita dejara de funcionar  y ya nos multaran o nos quitaran el camión. No es fácil andar con ruta certificada y más porque al principio parecían buitres”, expresó Fernando Morales, chofer de la ruta 51 C.
Los conductores explicaron que normalmente les revisaban detalles básicos del sistema como el funcionamiento de las puertas y las cámaras, y sobre todo que el chofer portara la licencia. Y en caso de no tener en orden estos y otros detalles, los conductores se hacen acreedores a multas e inclusive se retiene la ruta y no circula hasta que se arregle el problema.
Las sanciones y medidas tomadas por Semov es lo que más les preocupa, porque pese a que se arregla el problema y la ruta regresa a dar servicio o bien se pagan las multas económicas, éstos pierden al menos un día de trabajo.
“Para nosotros significa perder un día de trabajo mínimo, cuando pagas la multa también pierdes mínimo una o dos vueltas, además del regaño del patrón”, acotó Víctor.
Normalmente los conductores de las rutas tienen horarios de más de ocho horas  e indican que la certificación no les ha beneficiado mucho pues el único que gana es el permisionario.
 
DN/I

No hay comentarios.: