Ir al contenido principal

Entrevista con Guillermo Penalosa consultor de 880 Cities

. Foto: Héctor Jesús Hernández;
Una urbe tiene que caminar al futuro

Más por más Gdl GDL 10/09/2015

Entrevista a Guillermo Peñalosa, director ejecutivo de Ciudades 8/80

Alejandra Guillén.- Experto en espacios públicos y coautor de una revolución en el tema en Colombia, Guillermo Peñalosa regresa a la capital jalisciense para asesorar a los alcaldes electos por Movimiento Ciudadano; aquí nos señala lo mucho que hay por hacer en movilidad no motorizada, banquetas, parques y espacio común.


El colombiano Guillermo Peñalosa comenzó a visitar Guadalajara desde que se comenzó a gestar la idea de la Vía RecreActiva, un proyecto que aplaude a una década de distancia. A pesar de que ese proyecto lo califica como un logro, considera que la urbe está estancada en cuanto a movilidad no motorizada y creación de parques y espacios públicos.

Que no se haya avanzado nada al respecto, no se trata de un asunto de falta de recursos económicos, sino de falta de voluntad política, asegura el director ejecutivo de la asociación Ciudades 8/80, quien en recientemente visitó la ciudad por invitación de Movimiento Ciudadano, para participar en el Seminario de Innovación y Modernidad en la Administración Pública Municipal, que se realizó en el ITESM campus Guadalajara en agosto, y al que asistieron alcaldes electos de todo el país.

Con las administraciones estatales y municipales ya había tenido acercamientos durante la última década, por lo que, espera que no se trate de palabras huecas como en administraciones anteriores y que realmente construyan cientos de kilómetros de ciclovías, banquetas, rehabiliten y creen más parques, siembren árboles en todas las colonias y hagan una serie de acciones que repercutan en la calidad de vida de las personas.

Peñalosa relata que hace un año le dijo a Hugo Luna, presidente de Movimiento Ciudadano en Jalisco, que si necesitaban, los asesoraba sin cobrarles un centavo, “como mi aporte a la causa. Y bueno, pues me llamaron”.

El colombiano, quien vive desde hace 15 años en Toronto, Canadá, comparte su mirada sobre Guadalajara y los retos que enfrentan ciudades como ésta, donde “los carros nos están asfixiando”.

La Vía RecreActiva

A Guadalajara acudió por primera vez por invitación del grupo de empresarios que conforman Guadalajara 20/20. Les interesaba conocer lo que Guillermo Peñalosa había hecho en Bogotá como secretario de Parques y Espacios Públicos, como la vía recreativa de Bogotá que de ser un programa de pocos kilómetros creció a 121 kilómetros y al cual asisten entre un millón 300 y mil y un millón 500 mil personas cada domingo. De ahí surgió la idea de iniciar la Vía RecreActiva, en Jalisco, en el municipio tapatío.

El también titular de la Junta de la Organización Mundial de Parques Urbanos, ha asesorado a más de 200 ciudades en torno a movilidad sustentable, peatones, uso de la bicicleta, transporte público, calles, parques, banquetas, etcétera. En la mayoría de los casos trabaja con funcionarios o con líderes comunitarios.

“Guadalajara me encanta, la gente, que es una ciudad intermedia, no tan grande como el Distrito Federal ni tan pequeña que no tenga vida. Y aquí he visto cosas maravillosas, como la Vía RecreActiva”.

Recuerda que en un principio ningún presidente municipal del área metropolitana estuvo interesado en cerrar las calles para que se usaran por ciclistas y peatones. Sólo el de Guadalajara aceptó y arrancó con 12 kilómetros. “En un principio asistían 70 mil personas, hoy son 400 mil cada domingo, ¡es maravilloso! ¿Qué harían las personas por la mañana si la Vía no existiera? Seguro nada tan saludable como salir a andar en bici. Lo importante es que se mandó el mensaje de que las calles son un espacio público, que no son sólo para los autos y que este espacio se puede usar de distinta manera dependiendo el día de la semana o la época del año”.

Otros logros de este proyecto es que nadie pensaba que las calles podían cerrarse a los autos y no pasaba nada, que es un espacio en el que se ven ricos y pobres, gordos y flacos, niños y abuelos, “todos en plan de igualdad y no hay ningún otro sitio en Guadalajara en el que la gente se vea como igual”.

El resto de beneficios, agrega, es que se reduce el ruido, la contaminación, sirve para la recreación, como combate a la obesidad, disminuye la ansiedad y genera economía (se abren más negocios, por ejemplo).

Sin embargo, no todo es color de rosa, Guillermo Peñalosa lamenta que “Guadalajara no haya avanzado más”.

Recuerda que en los Juegos Panamericanos se perdió la oportunidad de hacer la Villa Panamericana en el Centro de la ciudad. “Era un barrio deprimido y serviría de detonante de desarrollo urbano. El PAN estaba en el gobierno estatal y el PRI de manera irresponsable decidió que no se hiciera ahí, sino en la mitad de la nada, sin estudios, sin datos, y hoy, a cuatro años, es un edificio abandonado, con líos legales, con impactos negativos. Lo que no puedo entender es cómo después de una decisión tan absurda, a este personaje (Aristóteles Sandoval) se le premie eligiéndolo como gobernador. Hace seis años, la misma persona, el mismo partido, impidieron que se construyera la segunda línea, totalmente diseñada, con financiamiento estatal y federal, que iba a dar empleo a miles de personas, lo rechazaron porque sentían que era un símbolo del PAN (…) Me duelen esas decisiones y lo digo porque mi compromiso es con los ciudadanos de cualquier ciudad, no me interesa defender ningún gobierno o partido. Es una lástima y una vergüenza haber desaprovechado esa oportunidad”.

Peñalosa lo dice también porque en las reuniones preparatorias para los Juegos, el colombiano les recalcó que además de los escenarios deportivos tenían que transformar el entorno por lo menos 10 cuadras a la redonda (arreglar fachadas, banquetas, cruces peatonales). Lo que sucedió es que no se invirtió un peso en los alrededores y tampoco se abrió para toda la población, sino que los estadios se utilizan para el alto rendimiento. Por ejemplo, actualmente cobran por usar las canchas de tenis y la alberca que se construyeron en el Parque Metropolitano. Los ingresos de la cancha van a la Federación de Tenis, “no puedo entender por qué los vecinos no protestan, es el único lugar del mundo donde en un parque público, en instalaciones construidas con impuestos, se cobra la entrada y el negocio se le deja a la Federación”.

Como contraste pone la ciudad de Toronto, donde recientemente terminaron los Juegos Paralímpicos. “Se hizo una Villa Olímpica en mitad de la ciudad, en una zona deprimida y de bodegas. Compraron el terreno, tumbaron, hicieron banquetas, parques y luego las torres de vivienda: el 40% se destinó a vivienda social y el resto a vivienda comercial. Ésta última subsidió la social, y es un tema lindo porque tienes a gente de estrato bajo viviendo al lado de vivienda de otros estratos, usando los mismos parques, yendo al as mismas escuelas. Además se construyeron muchos parques junto al lago Ontario, albercas, centros comunitarios”.

Los parques como paraísos

El espacio público debe ser sagrado y los parques deben ser un símbolo de democracia y equidad, opina Guillermo Peñalosa.

Por ello cuestiona que en el Parque Solidaridad se cobre la entrada, “es una vergüenza y espero que el siguiente alcalde lo elimine, porque lo he solicitado a los últimos tres presidentes municipales y todos dicen que sí, pero no lo hacen. Además está en una zona muy pobre, y seguro el municipio ve los ingresos, pero no el costo social enorme de los miles de niños que no pueden entrar porque no tienen dinero. Seguro son los más violentados, maltratados, con mayor necesidad de que el parque sea un paraíso para ellos. Los niños deberían poder salir de sus casas y que cuando crucen las puertas del parque, con entrada libre, nadie les grite, insulte… que sea su refugio de todos”.

También le parece vergonzoso que en los parques de Zapopan se cobre la entrada, particularmente en el Bosque de Los Colomos, porque la justificación de que los cinco pesos por persona son para el mantenimiento no sirve realmente para eso, “más bien lo que no quieren es que entren los pobres. Dicen que no cobran los domingos, pero no deberían cobrar nunca, es un derecho que todo mexicano pase sin pagar un centavo y ya si quieren adentro concesionar o cobrar servicios, que lo hagan”.

Asimismo, otro compromiso incumplido del ex gobernador Emilio González Márquez es que a pesar de que le quitarían un pedazo al Parque Metropolitano, para la construcción del estadio, se invertiría dinero en el resto de hectáreas del parque. “Lo que veo ahora es que solo invirtieron centavos… es otro tema vergonzoso”.

Movilidad

El director de Ciudades 8/80 también cuestiona que no se haya ejecutado el plan maestro de movilidad no motorizada y que solo existan dos ciclovías que no sirven para nada, en una ciudad asfixiada por los coches.

En Guadalajara la mitad de los viajes son de menos de cinco kilómetros, trayectos que podrían realizarse en bicicleta o a pie. En trayectos más largos que se utilice el tren, el camión, el taxi…

“No sé si los anteriores gobernantes ven el uso del a bici como un chiste. No lo es, es la única forma de movilidad individual para más de la mitad de ciudadanos de la zona metropolitana. Si tienes menos de 16 años, tu única forma de moverte autónomamente es caminando o usando bici, y debería ser un derecho hacerlo sin ningún riesgo.

En México, añade, hay más de un millón de discapacitados por incidentes que no se evitan por decisiones políticas, “porque no es un problema técnico”. En su opinión hay que disminuir la velocidad de todas las calles secundarias a máximo 30 kilómetros. En las vías principales puede ser de 40 o 50 kilómetros. “Las zonas 30 (como las que se crearon en el Centro de la ciudad y en López Cotilla) no sirven, porque tiene que ser en toda la ciudad. Toronto aprobó recientemente que a partir del 1 de septiembre, todas las arterias secundarias son de 30 kilómetros por hora. En Gran Bretaña igual. Es importante porque si un coche atropella a un peatón a 30 kilómetros por hora, hay 5% de probabilidad de que lo mate. Si va a 50 kilómetros por hora, el riesgo incrementa a 85%. Adicionalmente, los peatones se sienten más cómodos si los coches van a 30 kilómetros, y si van más rápido, nos sentimos inseguros. La gente camina más si los carros van lento. Y bueno, si dicen que en Guadalajara quieren desarrollo, pues eso es lo que tienen que hacer: no más infraestructura para el auto”.

Desde el punto de vista económico, también es un ahorro andar en bicicleta o a pie, pues actualmente las familias usan uno de cada cuatro pesos de sus ingresos para trasladarse de un lado a otro, en un país donde millones de personas viven en pobreza. “A lo que tenemos que apuntar es que si las familias tienen dos coches, bajen a uno, o a ninguno, y que se muevan en bici, caminando, esa debe ser la apuesta. Guadalajara tiene potencial, pero algo le ha faltado para que haga clic”.

Equidad

Al sobrevolar la zona metropolitana es notorio cuáles son los barrios pobres y los de clase media y alta, porque sólo hay árboles y parques en las zonas ricas. Guillermo Peñalosa señala que “no hay razón para no tener excelentes árboles en todos lados (…) La equidad tiene que ser algo importante. Fui a un fraccionamiento cerrado, Valle Real. Qué vergüenza, ni siquiera hay banquetas, fui a la hora en que salían los que hacen la limpieza, iban caminando en mitad de la calle, arriesgando su vida porque no hay banquetas. Uno dice, como indicador: un barrio caminable es donde un niño puede comprar helado y regresar a su casa antes de que se le derrita el helado. En ese lugar no hay ni tienda, los niños no saben ni lo que es ir a comprar el pan. Es una vergüenza, porque está diseñado para el carro, pero sólo para los de arriba, no para los que van a trabajar. En Ciudades 8/80 lo que decimos es que los parques, las ciclovías… todo tenga como finalidad ciudades exitosas y comunidades saludables”.

En el Distrito Federal también hay un problema de inequidad, pues las ciclovías, las bicis públicas y la inversión en espacios públicos se destina a las colonias como la Condesa o Polanco, que son las zonas de alto poder adquisitivo.

“Lamentablemente en Latinoamérica tenemos la mayor desigualdad del mundo y es grave que se agudice la diferencia entre los que no tienen y los que tienen. En Bogotá, donde fui secretario, y después mi hermano fue jefe de gobierno, construimos 800 parques, el 90% en lugares de absoluta pobreza. Las ciclovías conectan los barrios pobres con los ricos. Es un tema de equidad y democracia, y en los parques también debe haber igualdad en eso, cualquier niño debe tener un parque a menos de 500 metros, porque es en el juego donde los niños desarrollan su creatividad, la mente, los músculos, los huesos: en los parques puedes ver el potencial humano de los niños”.

Estos temas tal vez no se discutían en Guadalajara hace dos o tres décadas y ahora ya están en la cancha, pero falta mucho entre el decir y el hacer, piensa el maestro en Administración y Negocios por la Universidad de California en Los Ángeles.

Es por ello que se requiere crear el sentido de urgencia, “antes de que nos asfixien los coches”; que haya un compromiso político de invertir en movilidad no motorizada y no en infraestructura para el auto; y que en todos los barrios y colonias haya vecinos organizados.

Actualmente en toda la ciudad hay vecinos organizados para evitar que los despojen de parques, bosques y espacios públicos, porque hay una alianza entre inmobiliarias y el gobierno…

Yo le echo la culpa al gobierno, el desarrollador está para hacer dinero, y las autoridades son las que deben ponerle freno. Y si venden parques, o hacen donaciones indebidas, deben parar en la cárcel. Los gobiernos no tienen disculpa, ellos ponen las reglas del juego. Y en general veo que hay un descontento en Guadalajara, por eso ha habido cambios del PRI al PAN, de éste al PRI y ahora todo cambió a Movimiento Ciudadano. Es la gran oportunidad de que ahora sí haya consecuencia entre lo que dicen y hacen. Ojalá no defrauden a la gente. Porque sí se pueden hacer transformaciones en pocos años y con poco dinero. Es un asunto de decisión. En Sevilla nadie usaba bici, según porque hace mucho calor. Pero no era eso, construyeron ciclovías seguras y comenzaron a usarse. En Buenos Aires –que estaban quebrados– construyeron 133 kilómetros; en Copenhague no había calles peatonales y ahora tienen una red por toda la ciudad. En París llevaron bicicletas públicas, pero antes construyeron una red de ciclovías seguras, y lo cuestionaban porque no había ciclistas; a los dos años metió 20 mil 400 bicis públicas, eliminó cinco mil cajones y fue un cambio difícil, pero se logró. Hacer todo esto no es caro, es un asunto político y de tener lo que ponen las gallinas. Eso sí, hay que tener una visión clara de qué ciudad se quiere.

¿Los parques y las áreas verdes, o la ausencia de éstas y el exceso de vehículos, de qué manera ha visto que impacta en la gente?

Todo está unido, tiene qué ver con cómo queremos vivir, no son temas aislados. Es mejor calidad de vida para todos. En 8/80 decimos que no es un tema de caminar, andar en bici, de parques, es un tema de cómo crear ciudades exitosas, con comunidades saludables donde la gente vaya a vivir más feliz. Y no hay ninguna razón para que no se pueda realizar en el área metropolitana de Guadalajara. Hay que tener decisión, imagínate la maravilla de que se logren cambios transformadores. En tres años se puede hacer mucho. Y no es un tema de derecha o de izquierda. En Estados Unidos había un alcalde de izquierda y había en Nueva York otro de derecha, ambos hacían parques, ciclovías, bajando velocidad a los coches, sembrando árboles… Y como dije, no es financiero, con el dinero del puente atirantado se hubieran hecho las ciclovías de todo Jalisco.

¿Cómo hacer parques donde aparentemente no hay terreno?

Primero, todos los niños tienen que tener parque o zona de juegos a una distancia máximo de 500 metros. Entonces hay que mapear el área metropolitana. Donde no haya parques, hay que buscar cómo hacer. Si hay terrenos, hay que ver cuáles hay, ya teniendo el inventario, habrá zonas sin parques. Pero hay varias opciones: se puede buscar todo lo que sea publico, escuelas, bibliotecas, calles. La primera opción son las escuelas; si tienen juegos infantiles, negociemos, mejoramos sus áreas recreativas y a las cuatro de la tarde lo abre a la comunidad y se vuelve escuela-parque. Y si no, cerremos calles con bolardos, sólo por un lado, hagamos parques en esa calle. Dejemos los coches que viven en esa cuadra y hagamos parque ahí. Serán felices los vecinos. Eso es espacio público, usemos las calles. Por eso digo que en tres años se puede lograr. Y en mediano plazo hay que comprar terrenos, tumbar casas. Todos los niños tendrán dónde jugar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.