11.9.15

Lo más parecido posible


Mas por mas GDL
 
Felipe Reyes.- Todo argumento puede disfrazarse y terminar provocando resultados opuestos a los que originalmente pretendía. Todo puede ser simulado para que las masas lo entiendan diferente a lo que en realidad es.

La transición hacia una movilidad sustentable en las ciudades del mundo no está siendo fácil en ninguna parte. Por décadas; las leyes, la distribución de los recursos públicos, los criterios para determinar el uso del espacio de todos, el sistema financiero, y muchos etcéteras se han venido construyendo alrededor del uso masivo de automóviles.

Los criterios que benefician y provocan el uso de autos han sido fuertemente arraigados y responden a un sistema económico que concentra el poder en quienes controlan la distribución de combustibles y la producción automotriz.

Difícilmente algo resultaría más transformador, en términos sociales o económicos, que simplemente dejar de utilizar automóviles y sus combustibles.

Perder la dependencia de las ciudades en su propio consumo energético implicaría la pérdida del poder de la clase dominante, clase dominante que controla la producción petrolera y que no ha tenido reparo alguno en provocar cuanta guerra sea necesaria para garantizar ese control.

Por eso resulta tan complicado.


En todo el mundo se vislumbran movimientos sociales que buscan recuperar las ciudades para la gente y de alguna manera liberar a la actividad humana del yugo impositivo que significa la dependencia en el uso de automotores.

Si bien, los movimientos en torno a la movilidad sustentable han consolidado posturas ambientalista y de respeto a los derechos de las personas a su ciudad, no debemos perder de vista la parte más importante: disminuir la dependencia en automóviles y en los energéticos que los mueven son el factor más importante de transformación social en la gran escala.

Sin este componente, los criterios podrían ser disfrazados de algo diferente. El sistema podría vendernos coches eléctricos en lugar de bicicletas, en las calles podría aparecer infraestructura pro-autos disfrazada de calles incluyentes, el futuro podría traernos avances tecnológicos que eleven el nivel de confort individual replicando la problemática de concentración de la riqueza que actualmente provoca el automóvil.

La movilidad sustentable como tal, podría acabar en manos de grupos de poder que incluso podrían seguir las recetas, al pie de la letra, en todo aquello que pretendía ser ambiental o socialmente responsable para acabar transformando paulatinamente solo aquello que no deteriore la escala social y que permita dejar las cosas lo más parecido posible a como están.

No hay comentarios.:

Arreglan avenida; quitan ciclovía