7.9.15

ONGs exigen al Gobierno federal impulsar movilidad urbana y no sólo infraestructura



Grupos civiles se pronunciaron porque el Presupuesto de Ingresos y Egresos incluya financiamientos de proyectos de movilidad urbana, Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 4 de septiembre (SinEmbargo).–El próximo 8 de septiembre es la fecha límite para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presente el Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2016, donde se tomarán en cuenta los lineamientos de un Presupuesto Base Cero, por lo que el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés) y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) se pronunciaron para que las autoridades tomen en cuenta el financiamiento de proyectos y programas en materia de movilidad urbana.


Al respecto, Xavier Treviño, director del ITDP México, comentó a SinEmbargo que el Programa de Impulso a la Movilidad Urbana Sustentable (P007) “no cuenta con recursos para financiar y apoyar proyectos innovadores a nivel local” y consideró que este país sí cuenta con la capacidad de impulsar planes piloto para un desarrollo sustentable que no dañe al medio ambiente.

En enero de este año, el Presidente Enrique Peña Nieto propuso que se implementara un Presupuesto Base Cero para el próximo año con el se redujeron el 22.4 por ciento el número de programas, mientras que 261 se fusionaron en 99 y se eliminaron 56, según datos de la Secretaría de Hacienda.

En ese sentido, el experto en movilidad opinó que la fusión de los programas en materia de hábitat y espacios públicos del Programa de Infraestructura que maneja la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), “tendría que financiar proyectos de movilidad incorporados al espacio público de manera integral. Lo que pensamos es que deberían estar más vinculados con la calle y no sólo espacios aislados en parques”.
Integrantes de ambas organizaciones explicaron que las zonas metropolitanas del país ejercen gran parte de los recursos federales disponibles para proyectos de movilidad en obras de ampliación y mantenimiento de infraestructura vial y  “por el contrario, las inversiones con alto valor social como sistemas de transporte masivo o proyectos de movilidad no motorizada observan una disminución gradual respecto de los montos asignados desde el Presupuesto de Egresos de la Federación”.
De acuerdo con los expertos en competitividad y movilidad, “este panorama contrasta con el hecho de que aproximadamente 70 por ciento de las personas en zonas urbanas no utilizan el auto como modo de transporte, sino que se trata de peatones, usuarios de transporte público y ciclistas”.
Al respecto, Xavier Treviño comentó que las Reglas de Operación del Ramo 23, que tiene que ver con cuestiones del Fondo Metropolitano e Infraestructura, “tendrían que dirigir la decisión de los gobiernos para proyectos mucho más eficientes, menos costosos y que nos den más por nuestro dinero como mejor movilidad del transporte público, a pie o en bicicleta porque el 80 por ciento de esos recursos se están gastando en infraestructura para el automóvil”.
Los especialistas en competitividad y movilidad agregaron que “esta distribución del presupuesto acentúa las diferencias sociales, favorece escenarios donde la falta de equidad prevalece y merma la calidad de vida de los habitantes de las ciudades” por lo que representantes del IMCO y del ITDP presentaron una serie de propuestas a evaluar dentro del Paquete Económico para el siguiente año.
TRANSPORTE Y MOVILIDAD NO MOTORIZADA
Los expertos en transporte detallaron que una de las propuestas presentadas es la asignación de al menos 500 millones de pesos en el Programa de Impulso a la Movilidad Urbana de la SEDATU para llevar a cabo la planeación, diseño, implementación y evaluación de proyectos de transporte público y movilidad no motorizada.
El experto del ITDP detalló que el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) establece que los porcentajes para el financiamiento de transporte público se reparten entre el Gobierno federal, estatal, municipal y de la inversión privada “entonces esquemas de financiamiento tan complejos hacen que los proyectos no sean tan fáciles de implementar”.
Destacó que casi el cien por ciento de la inversión que se hace para un desnivel vehicular proviene de un fondo “y lo que plantamos es que el transporte público funcione igual y aseguró que “nuestra postura es absolutamente sustentada en datos y es racional, no se trata de una postura basada en la percepción o en la sensación de que es lo correcto y confió en que las propuestas que presentan se aplicarán en la nueva estructura del PEF 2016”.
Por lo anterior, ambos institutos propusieron al Gobierno federal modificar las Reglas de Operación del Fondo Metropolitano (U57) y del Fondo de Pavimentación y Desarrollo Municipal (U58) con el propósito de establecer montos máximos para obras y proyectos de construcción y ampliación de vialidades urbanas, así como alinear los proyectos del Fondo para la Accesibilidad de Personas con Discapacidad (U75) a la Estrategia de Movilidad Urbana Sustentable de la SEDATU.
Xavier Treviño agregó que la movilidad peatonal y en bicicleta son proyectos de baja inversión y se tienen beneficios muy altos para la sociedad en materia de seguridad, medio ambiente y emisiones “el tema de infraestructura no motorizada es un tema de inversión prioritaria que tiene todo el potencial para tener beneficios”.
LAS RECOMENDACIONES 
PEATONES
  • Incluir una vertiente de movilidad, conectividad y seguridad vial dentro del Programa de Infraestructura de la SEDATU que abonen en el mejoramiento de intersecciones seguras, estaciones de transporte público, infraestructura ciclista y peatonal.
  • Ahorrar cerca de 35 por ciento de los recursos del programa Proyectos de Infraestructura Económica de Caminos Rurales y Carreteras Alimentadoras de la Secretaría de Comunicación y Transportes (K31), a fin de destinar un monto cercano a los 3 mil millones en proyectos de mayor valor social.
  • Fusionar Fondos Regionales (U-19), Proyectos de Desarrollo Regional (U-22) y Programas Regionales (U-22) en un solo programa de desarrollo regional, dado que existen similitudes evidentes entre sus funciones, subfunciones y actividades institucionales.
  • Incluir una evaluación socioeconómica más integral de los proyectos de movilidad urbana a fin de considerar externalidades negativas de proyectos viales.
  • Asignar recursos al Fondo de Cambio Climático y establecer un Plan Anual de Actividades con una cartera de proyectos a nivel nacional de movilidad sustentable con potencial de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • A pesar de que el Presupuesto Base Cero presenta importantes limitaciones, ITDP México e IMCO consideran que la estrategia presupuestaria presentada, genera una oportunidad sin precedentes, y con ello una reorientación del gasto público hacia proyectos de movilidad urbana con mayores beneficios económicos y sociales.
  • De esta manera será posible trazar un futuro más equitativo y sustentable en las ciudades del país, al promover una mayor competitividad y productividad en las zonas urbanas.

No hay comentarios.: