Ir al contenido principal

“Que se reconstruya Zona 30”, pide CMIC


Ricardo Gómez | cronica Jalisco
PEATONES. Aseguran que criticar la elaboración de la recién construida Zona 30, es con el objetivo de perfeccionarlas y evitar que no sean apropiadas. Foto: Ruth Rosas
Las obras de construcción de la Zona 30 de López Cotilla y la reciente repavimentación de la calle Pedro Moreno presentan fallas en su ejecución que lejos de favorecer a la movilidad del peatón promueve que los autos se adueñen de sus banquetas; la mala ejecución de esta obra dificulta el andar de una persona en silla de ruedas o que utilice andadera, bastón o carriola ocasionado por la pronunciada inclinación de las banquetas en los tramos para el acceso de los autos a cocheras o estacionamientos públicos, debido a esto, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), mediante su representante, Carlos Romero Sánchez, exigen se reconstruyan.


Romero Sánchez consideró que la importancia de revisar y “de poner el dedo en la llaga en las Zonas 30” es con el afán propositivo de mejorarlas, tienen que ser obras icónicas, la ciudad no debe de invertir en cosas mediocres o mal hechas, consideró, las Zonas 30 deben ser una muestra y un icono de cómo debe ser toda la ciudad, expuso.


“(Estamos) pidiendo la demolición de banquetas, se sigue privilegiando al automóvil sobre todos los demás medios y no es aceptable una obra así, no es posible que el Ayuntamiento de Guadalajara la reciba”, advirtió.

Y es que las banquetas en los tramos de entrada de vehículos a cocheras o estacionamientos públicos o privados, la pendiente se mantiene desde el inicio de la finca hasta donde termina la banqueta y supera los dos grados de inclinación que debe de tener la banqueta para evitar encharcamientos, es decir, las banquetas son irregulares.

“La pendiente máxima transversal admisible en una banqueta debe ser del 2 por ciento nada más para que el agua no se estanque, pero que no haya un reto para una persona que va en una andadera o cualquier otro medio para no poderse desplazar con facilidad, lo que hoy está pasando es estarle poniendo la cancha libre a los abusivos, a quienes ocupan las banquetas con un carro como estacionamiento, a los valet parking que abusan del espacio público, cobrando el espacio que es de todos”, señaló Carlos Romero, quien realizó un recorrido por la zona.

Las rampas para acceso a los automóviles deben de ubicarse en los primeros 30 centímetros de la banqueta con inclinaciones que van del 30 al 35 por ciento, para que no se afecte toda el trazado; lo que no se está cumpliendo; en el caso de las esquinas se deben de diseñar en abanico para la accesibilidad universal, en estas la pendiente deber ser del cinco al siete por ciento, dependiendo la altura de la banqueta.

La Zona 30 es un modelo de cómo debería de ser toda la ciudad; una ciudad de velocidades bajas para que puedan convivir todos los medios de transporte y garantice seguridad a la movilidad en bicicleta, a pie; el proyecto que se está ejecutando en López Cotilla no es del conocimiento de la CMIC, informó su representante.

“No conocemos el proyecto, no podemos asegurar que está mal planeado, lo que sí es seguro es que está mal ejecutado, está muy mal ejecutado, no tiene las protecciones necesarias, se ha favorecido el estacionamiento en servidumbre que no es para eso, solo es admisible que haya una rampa y nada más en el espacio del arriate con una pendiente adecuada”, expuso Carlos Romero.

Uso para peatones

La banqueta tiene tres funciones:  trayecto, donde deben de caber al menos tres personas; entrada y salida o aparadores, que es cuando hay suficiente espacio se permiten poner bancas; y finalmente, franja de servicios, donde se debe de alojar el mobiliario urbano, ya sean bancas, paradas de camión sin publicidad.


mac

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.