2.10.15

Las mujeres de Tayikistán rompen los tabús sociales montando en bicicleta




Bárbara Barón/http://noticias.lainformacion.com
  • En Tayikistán está mal visto que las mujeres monten en bicicleta, ya que tradicionalmente solo las han usado los hombres para ir a trabajar.
  • Los cambios sociales han hecho que muchas se vean obligadas a usarlas para alimentar a sus familias o para ir al colegio.

Colegialas de Tayikistán montando en bicicleta para ir a la escuela
Temas
 
En Occidente, cientos de niñas montan en biclicleta cada día por diversión. Nadie se sorprende al ver a un grupo de chicas pedaleando en un parque despreocupadamente. Sin embargo, en Tayikistán es todo un símbolo de rebelión.

En las zonas rurales de este país independizado de la URRS en 1991, las mujeres son mal vistas si montan en bicicleta. Este transporte, dicen, es solo para hombre.

La razón es sencilla: es en una zona en el que el uso de la bicicleta nunca ha tenido un uso recreativo, sino laboral. Las mujeres que trabajaban estaban estignatizadas, entre otras cosas, porque se consideraba un símbolo de pobreza.

No solo eso: creen firmemente que una mujer puede perser su virgindad si se cae mientras monta. En una sociedad en la que la pureza es tan importante, tener el himen roto puede anular las posibilidades de encontrar un marido.

"Es peligroso", dice Halima, una mujer de la aldea de Faizbakhsh de 61 años a The Guardian, y "es especialmente malo cuando una mujer se cae de una bicicleta con las piernas hacia arriba".

Necesarias para la subsistencia familiar

Sin embargo, la progresiva incoporación de la mujer al mundo laboral ha dejado obsoletas estas viejas creencias, aunque los más mayores del pueblo se niegan a aceptarlo.

Es el casi de Dildora, una mujer de 43 años que todas la mañanas pedalea hacia su granja para ordeñar a las vacas y para vender sus productor en el mercado local.

"Tengo que terminar todo muy rápido y volver a casa antes de que mis hijos van a la escuela", explica a The Guardian. "Luego vuelvo al mercado a vender verduras. Sin mi bicicleta no sería capaz de cubrir la distancia".

Por otro lado, el aumento de precios de los coches y la gasolina, la falta de transporte público en las zonas remotas, y el exodo de hombres que se han ido a trabajar al extranjero han hecho de bicicleta un medio de transporte habitual, que incluso se ha convertido en un sostén fundamental en la subsistencia de las familias.

A pesar de ello, las usuarias no ven la bicicleta como un símbolo de la liberación de la mujer. "Para mí es una elección hecha puramente por necesidad", explica Dildora. "Me gustaría comprar un coche si tuviera el dinero."

Usadas por las niñas para ir al colegio

Sin autobús escolar o transporte público disponible, y con las escuelas a varios kilómetros de distancia, muchas colegialas locales dependen de bicicletas para llegar a clase.

Sharifamoh Qosimova, una estudiante de 17 años, sueña con convertirse en médico. "Tengo que estudiar mucho y no puedo permitirme llegar tarde a la escuela", dice mientras aparca su bicicleta cerca de la pared encalada del edificio de la escuela de una sola planta. "Sin una bicicleta habría sido completamente imposible para mí llegar a la escuela a tiempo".

A pesar de la reticiencia inicial, la mayoría de los padres se han resignado a la realidad. Pero no se trata simplemente de una bicicleta. Es acepta que, al igual que sus hijos varones, las mujeres tienen derecho a pedalear hacia un futuro mejor.

No hay comentarios.: