5.10.15

Ponen cotos en riesgo calidad de vida


  • La construcción de vivienda en fraccionamientos amurallados afecta la prestación de servicios y con ello la calidad de vida. Foto: Archivo
  • La construcción de vivienda en fraccionamientos amurallados afecta la prestación de servicios y con ello la calidad de vida. Foto: Archivo
  • La construcción de vivienda en fraccionamientos amurallados afecta la prestación de servicios y con ello la calidad de vida. Foto: Archivo
Dania Palacios/mural
Guadalajara, México (05 octubre 2015).- La desigualdad en el uso del espacio es la agenda preocupante en Guadalajara y Zapopan.
Eduardo López Moreno, director de Investigación y Construcción de Capacidades de la ONU-Hábitat mencionó que las ciudades crecieron de tres a cinco veces más de lo que necesitaban, por especulación y malas planeaciones.

Este crecimiento han propiciado que la prosperidad no sea compartida y no se ofrezcan las condiciones para una mejor calidad de vida, sobre todo al haber edificaciones bajo el modelo de cotos.

"No hay ciudad en el mundo que sea próspera, divida con muros. El modelo de cotos te separa de lo público y lo privado", expresó López Moreno.

Al menos, un 30 por ciento de lugares que deberían estar habitados en el Centro Histórico, en la actualidad no es así, lo que implica que baje la densidad residencial, no se generen empleo ni recursos para mantener el patrimonio; creando un detrimento de la misma ciudad, apuntó.

Redensificar los centros históricos es la opción para los municipios, ya que como sucede en Johannesburgo, Sudáfrica, cuando la Ciudad se convierte de nuevo en un lugar amable y con calidad de vida, la gente deja los cotos.

"Habría que repensar su planificación de los barrios históricos. La muerte del coto, no se puede hacer ni por decreto ni por ley, porque se estaría oponiendo a una preferencia social y de habitación", dijo López Moreno.

Hace 20 años en Guadalajara había en una unidad de ocupación residencial un promedio de 90 habitantes por hectárea. Hoy en día hay un poco menos de 70.

"La gente junta con ciertas densidades económicas y residenciales, generan casi automáticamente condiciones de desarrollo, las ciudades tienen que tener esos elementos", consideró.

Lo anterior es un detonador de conflictos fuertes y no construye Ciudad, a decir de López Moreno; además, las políticas de las Alcaldías han favorecido el modelo de sectorización de la sociedad.

No hay comentarios.: