Ir al contenido principal

¿Quién gana con los pasos a desnivel?

Diego Petersen diego.petersen@informador.com.mx

Algunas organizaciones ciudadanas comenzaron ya a reclamarle a Pablo Lemus, y con razón, que, contrario a las promesas que hizo en campaña, las primeras obras que ha anunciado son todas pasos a desnivel: uno sobre la carretera a Tesistán y dos más sobre avenida Aviación. Por otro lado, el ya célebre diputado Jorge Arana ocurrió emitir su opinión sobre el tema de movilidad y su propuesta fue nada menos que (¡oye esto! diría Tres Patines) construir un segundo piso en Lázaro Cárdenas, pues los autos ya no caben es esa supuesta vía rápida. Estos dos ejemplos, de políticos en principio tan disímbolos, son una clara nuestra de que la cultura del automóvil y el paso a desnivel están metidos hasta la medula de nuestra clase política y de los intereses que la rodean. 
 
La pregunta que tenemos que hacernos es quién gana con un paso a desnivel o un imaginario segundo piso como el que hizo el Peje en la Ciudad de México; a quién le sirve esta infraestructura. La respuesta inmediata, y a la que suelen recurrir los políticos es que sirve a las comunidades que viven en los alrededores que va a ahorrar tiempo y que van a llegar antes a sus casas para convivir con sus familias (o pelearse el vecino(a), reclamarle a la mujer o marido, regañar a los hijos). Esto, que  puede ser cierto los primeros dos o tres años, en el mediano es demagogia pura. Y para muestra ahí está López Mateos cuyos tiempos de recorrido, digamos de Santa Anita a la Glorieta Colón no sólo no han mejorado, empeoraron sustancialmente. 

La razón en muy sencilla: un paso a desnivel o un viaducto elevado, lo hemos comentado antes, es la forma más rápida de llegar al siguiente embotellamiento. Pero, su efecto perverso es que en automático genera la expansión de la ciudad. A mediano y largo plazo los únicos que ganan con la construcción de pasos a desnivel son los intereses inmobiliarios que “conectan” (así entre comillas) con “vías rápidas” (otras comillotas) los terrenos lejanos a desarrollar con la ciudad. 

El paso a desnivel para evitar la vía de tren puede tener sentido, pero la solución al conflicto de Santa Margarita y Aviación, las autoridades lo saben perfectamente, no es un paso a desnivel sino abrir los cotos que hay en la zona, no sólo Valle Real sino todos los de alrededor. El paso a desnivel lo único que provocará es una mayor urbanización en la zona de la avenida Ramón Corona (la prolongación de Santa Margarita) y en cinco años, podemos apostar, el problema vial será igual o peor.  Ejecutar la gran idea del diputado Arana (que por suerte nadie está secundando) lo único que provocaría sería la expansión de la ciudad hacia Tonalá y Zapotlanejo, beneficiando a los desarrolladores de esa zona. 

Ese dinero invertido en transporte público, banquetas, ciclovías o incluso en mejorar otras calles, produciría mucho mejor resultado a largo plazo, pero es una visión que parece no terminar de aterrizar ni en los alcaldes jóvenes que hoy tienen la oportunidad de reelegirse, como Pablo Lemus, ni en los que piensan quedarse en la política toda la vida, brincando de puesto en puesto, como Jorge Arana.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.