Ir al contenido principal

'Todos hemos caído'; desperfectos en las aceras de Guadalajara


Sebastián Anguiano Manzano ha sufrido varias caídas por el estado de las aceras; en la foto lo acompaña su amiga María del Socorro. EL INFORMADOR / F. Atilano

El informador
  • Personas con discapacidad se encuentran con obstáculos y malos hábitos de otros ciudadanos
  • Tapas de registros rotas y banquetas con grietas y hoyos, entre los principales riesgos para caminantes en Guadalajara. Exigen la reparación de las aceras
GUADALAJARA, JALISCO (09/NOV/2015).- Sus heridas están recientes, aún duelen, luego de su tercera caída “fuerte” en calles de la ciudad a causa de registros en malas condiciones o sin tapa.

En la última ocasión, el accidente lo ocasionó un registro del SIAPA que, al pisarlo, se movió. El lugar: la banquera de Manuel Acuña, entre Alcalde y Liceo. Luego de estas experiencias, Sebastián Anguiano Manzano señala: “Es un martirio andar por la ciudad”.

El profesor y músico, quien perdió la vista a los nueve años de edad, realiza sus desplazamientos por la ciudad a pie y en transporte público en compañía de su bastón.

A pesar de los daños sufridos no ha dejado de realizar sus actividades; sin embargo, manifiesta que moverse en la ciudad representa muchos riesgos para todos, no sólo para las personas con discapacidad visual. Esto por las malas condiciones de banquetas y el arroyo vehicular por el que es necesario cruzar.

La metrópoli está “para tirarla a la basura, todas las banquetas están quebradas, agujeradas. No hay calle en la que no encuentre baches porque ya no le caben… por cualquier banqueta hay raíces de los árboles con la banqueta reventada, con los pedazos de banqueta arrancadas. Allí están los pozos”, lamenta el hombre, quien divide su tiempo en la enseñanza de la lectura y escritura del braille en la organización Invidentes Unidos de Jalisco, donde también repara bastones, mientras que su otra actividad es la música y toca el piano en un restaurante.

Luego de su más reciente caída registrada hace dos semanas, recibió la llamada del alcalde tapatío, Enrique Alfaro, quien se comprometió a soldar la tapa.

Con relación a  los daños sufridos, el fundador de la organización Invidentes Unidos de Jalisco comenta: “Son golpes demasiado dolorosos. Tengo una hija que es enfermera y me cura en la mañana y ahorita en la noche. Está al pendiente de que no se me infecten las heridas porque todavía está la carne viva, se arrancó buen pedacito de piel… traigo hinchada todavía la rodilla”.

Espera que las autoridades se apliquen y aseguren las tapas metálicas de los registros para que no se muevan al pisarlas y provoquen caídas. Además consideró necesario la intervención para que reparen aquellas cubiertas que son de otros materiales.

Hace más de dos años un compañero invidente perteneciente a la organización sufrió una caída en la calle Juan Manuel: se fracturó la pierna y se incapacitó para laborar temporalmente.

“Todos los compañeros hemos caído, hay muchos pozos”.

POSTURA DEL AYUNTAMIENTO TAPATÍO

Afirman que ya atienden el problema


El problema de los registros sin tapa o dañados en las calles de Guadalajara los tiene identificados la autoridad tapatía y se trabaja en el tema mediante el programa de limpieza y reparación básica.

El problema tiene un tamaño descomunal, por lo que no pueden resolverlo en un lapso corto, pero se está abordando el tema, aseguró el director de Proyectos del Espacio Público del Ayuntamiento de Guadalajara, Ricardo Agraz. “Sin ser un compromiso firmado”, la intención es que el polígono central se ataque de manera inmediata para tenerlo listo en diciembre, “se está trabajando con mucha intensidad”.

Sin embargo, es un tema también de presupuesto, por lo que las intervenciones se notarán de manera más intensa a partir de enero próximo. En este momento están tratando de tapar los agujeros.

Explica que se generó una cuadrilla especial que trabajará de manera permanente durante los próximos tres años. “El programa ya arrancó y está funcionando, se están pintando, se están reparando cosas, se están limpiando banquetas”.

Aunque se tiene proyectado arreglar banquetas en el Centro de Guadalajara existe un problema para intervenir a fondo, de manera que se harán reparaciones provisionales, ya que la zona está colapsada por las obras que se desarrollan. En este momento están en marcha trabajos de Línea 3 del Tren Ligero, la ampliación del túnel de Hidalgo, así como la construcción del Mercado Corona.

“El Centro está colapsado… más que ayudar hacemos un daño. Lo platicamos con el alcalde, entonces dijo: ‘Hagamos una solución provisional para que estén las banquetas transitables hasta que podamos reparar las banquetas” de manera integral.

Polígono prioritario

Ricardo Agraz recuerda que en semanas pasadas se presentó el polígono de intervención urbana del Centro, el cual comprende 90 hectáreas. Es una zona de aplicación prioritaria de todos los programas para que se resuelva de manera integral la problemática del primer cuadro, “queremos ir tomando zonas e irlas reparando”.

En el primer polígono se concentran todos los esfuerzos a través del Programa de Banquetas Libres.

Para conservar limpia la ciudad indica que se requiere la conciencia ciudadana. El Ayuntamiento está dispuesto a hacer su parte; no obstante, el director de Proyectos del Espacio Público pide la colaboración de los habitantes para que contribuyan en mantener el municipio en buen estado.

Robos y estacionarse en las banquetas, causas de los daños

Una de las razones por las que faltan las tapas metálicas de registros es por robos. Mientras que las de concreto se dañan principalmente por vehículos que se estacionan en las banquetas, ya que no son aptas para soportar ese peso.

En el caso de las tapas metálicas, el Ayuntamiento tapatío pretende la solución con cubiertas de PVC para que dejen de robarlas.

De acuerdo con Agraz, en el Centro de Guadalajara la mayoría de los registros que están en las banquetas pertenecen a los vecinos.

“A los que se refiere (los registros dañados en las calles Juan Manuel e Independencia)  básicamente son particulares, se dan en el Centro Histórico. Es un problema que la gente mandó los registros a la banqueta para que no les quedarán en su cochera o adentro de su casa para que, si se tapa el drenaje, desde la banqueta pueda levantar la tapa y se limpie en la vía pública. Es registro de la casa habitación”.

Multan a 24 al día por obstruir
“Es un peligro para nosotros que tapen las rampas de las banquetas”, dice Luis Sánchez de la Cruz, quien no tiene de otra más que andar por la ciudad en una silla de ruedas debido a problemas en sus piernas. A diario debe hacer esfuerzos para esquivar a todos los vehículos que se cruzan en la banqueta, que además son angostas para él.

La Secretaría de Movilidad (Semov) promedió 18 multas diariamente contra automovilistas por estacionarse en rampas o en lugares reservados para vehículos de o con personas con discapacidad durante 2014; pero hasta septiembre de 2015 aumentó a 24 las sanciones.

Francisco Flores, comandante de la Zona Centro de la Policía Vial, califica como lamentable que incremente cada día el número de multas, pero espera que la ciudadanía tome conciencia de la situación y dificultades por las que pasan las personas con discapacidad.

Aclara que no existe ningún operativo especialmente dirigido para los conductores que dejen sus vehículos en lugares para esta población vulnerable, sólo tienen la instrucción de que cuando identifiquen un coche que viole la Ley deben sancionarlo.

Lo que sí reconoce es que por las obras y cierres a la circulación repartidos en toda la ciudad tienen la indicación de no tolerar a los autos que obstruyan la vialidad, “la principal recomendación es que agilicemos el tráfico en las ‘horas pico’… y posteriormente nos concentremos en los reportes ciudadanos para proceder contra vehículos mal estacionados”.

Especialmente en la Zona Centro, los castigos son más estrictos debido al operativo “barredora” que lleva a cabo la Semov, en el cual automáticamente el vehículo es llevado al corralón. Pero las medidas no son suficientes ya que “no hay capacidad (para levantar a todos). Son miles los vehículos que se estacionan en lugares prohibidos”.

José Rodríguez Ramírez, presidente de la Organización de Invidentes Unidos de Jalisco, expone que regularmente se encuentra autos que se estacionan en las esquinas que creen que las personas ciegas podrán esquivarlo.

El presidente de la Asociación de Lisiados de Jalisco, José Díaz Aguayo, añade que, además de que son bloqueadas a cada momento, muchas de las rampas no están hechas acorde a la necesidad de las personas con discapacidad. O porque tienen alcantarillas muy cercanas o porque tienen una inclinación prolongada.

Planean estudio para mejorar accesibilidad

Una vez que se tenga un dictamen de la situación de la accesibilidad y el equipamiento urbano, las obras que se hagan en Guadalajara tendrán requisitos específicos que den cabida y consideren a las personas con discapacidad, adelanta el director de Movilidad y Transporte Municipal, Mario Silva.

Menciona que los aspectos que se cubrirán van desde la parte física del mobiliario urbano, los ángulos de la rampa para personas en silla de ruedas, semáforos auditivos para invidentes o adaptaciones en edificios públicos.

Todo implicará un cambio organizacional que no se quedará en buenas voluntades.

Añade que trabajará junto con el Instituto Metropolitano de Planeación para tener una norma técnica para todas las nuevas construcciones.

Por ahora, realizarán un levantamiento de información que empezará en los corredores peatonales. El plan está proyectado a mediano plazo para tener un diagnóstico inicial.

Sobre la aplicación de recursos dice que podrán acceder a fondos federales para renovar las calles del Centro Histórico; la otra opción es acceder al presupuesto del Fondo Metropolitano.

En Zapopan preparan un par de proyectos para aplicar en sus calles y hacerlas para todos. Uno de ellos es “Calle Completa”, el cual se implementó en el Distrito Federal: implica banquetas con guías táctiles para personas invidentes, ciclovías y paraderos de transporte público adaptados para todo tipo de población, explica el encargado de Movilidad no motorizada y accesibilidad universal del Ayuntamiento, Carlos López.

PRESUMEN INVERSIÓN DE CASI MIL MILLONES EN UN LUSTRO


“El mundo está hecho para ustedes… no para nosotros”, lamenta María Alcántara Inocencio, una invidente que a diario camina por las calles de Guadalajara. Afirma que no son aptas para personas con discapacidad.

Entre los ayuntamientos de Tlajomulco, Zapopan, Guadalajara y Tonalá se han invertido 917 millones de pesos en los últimos cinco años para la renovación de banquetas, incluida la construcción de rampas para las personas con discapacidad; sin embargo, líderes de organizaciones civiles aseguran que siguen pasando por un “vía crucis”  al salir a la calle.

José Rodríguez Ramírez, presidente de la Organización de Invidentes Unidos de Jalisco, comenta que a diario encuentra con muchísimos obstáculos sobre las banquetas que, de por sí, están en malas condiciones. Carros, motos, bicicletas, puestos comerciales, canceles abiertos y mobiliario urbano representan un riesgo para la población ciega.

De acuerdo con el Inegi, 6.4% de la población en Jalisco (367 mil 869 personas) tiene alguna discapacidad, por ello, es el cuarto lugar a nivel nacional con más población en estas condiciones; del total, la quinta parte (23.2) son invidentes.

“Falta mucha concientización sobre los ciudadanos. Van muy distraídos o no les interesamos y dejan que nos las arreglemos solos”, dice Rodríguez Ramírez.

A pesar de presumir 476 obras de renovación de banquetas entre los ayuntamientos mencionados, cuando se acotan a labores de “accesibilidad” o para personas con “discapacidad”, se limita a siete proyectos concentrados en Guadalajara y Zapopan, con un presupuesto de alrededor de 14 millones de pesos.

Esteban Ávila Rosario, miembro del Instituto de Capacitación de Niños Ciegos y Sordos, expone que la ciudad está construida para las personas que tienen todos sus sentidos y sólo se ha “adecuado”, pero estas adaptaciones son aprovechadas por los que no tienen una discapacidad, como los autos que se estacionan en las rampas.

El presidente de la Asociación de Lisiados de Jalisco, José Díaz, responde que las personas que usan silla de ruedas sí se encuentran con muchos obstáculos, principalmente banquetas en malas condiciones con pavimento destrozado.

El diagnóstico que tiene la Dirección de Movilidad y Transporte en Guadalajara es que la ciudad es excluyente a pesar del esfuerzo que se ha hecho anteriormente, según su titular Mario Silva Rodríguez, por lo cual analizan las obras a realizar.

MULTAS CON NUEVA LEY DE MOVILIDAD





Infracción2013 (septiembre-diciembre)20142015 (enero-septiembre)
Total2,0996,9086,652





Estacionarse en lugar prohibido, frente a cochera o en rampa o lugares para discapacitados

Fuente: Semov.

VOCES

Prefiere no enojarse


Héctor Manuel Arámbula Madrigal no se cuidó durante un año cuando la diabetes invadió su cuerpo y le provocó que perdiera las retinas de sus ojos. Se quedó solo hasta que entró a un asilo, pero no se quedó allí. Desde hace unos meses sale a la calle sin miedo para ir de la Colonia San Gaspar, en Tonalá, hasta la Biblioteca Pública en el Centro de Guadalajara, donde pide informes para estudiar la preparatoria y una licenciatura.

Los obstáculos no son el final para Héctor, aunque en las calles sí se topa con muchos que le evitan ir y venir con libertad acompañado de su bastón. Héctor tiene sólo un deseo: que dejen libres las banquetas; en un día tropezó con una motocicleta y con un comerciante ambulante: “Ahorita es un desastre la calle y no sé por dónde caminar. Si me voy junto a la pared, los medidores de la luz son un peligro; hace días me di dos trancazos, bien dados”.

Don Héctor prefiere ya no molestarse con los que invaden las calles, sólo les pide ponerse en su lugar, porque lo que le pasó puede sucederle a cualquiera.

El problema son los autos, no la edad


Con 100 y 80 años de edad, respectivamente, Carmen Aguilar Padilla y José Patiño Aguilar, van por las calles del Centro de Guadalajara para intentar sobrevivir. Venden chicles a los transeúntes. Pero su principal problema no es la edad, sino los autos que se estacionan en las rampas de las calles y bloquean el paso de José y su madre Carmen, quien anda en silla de ruedas. “Le batallo al subir y bajar las banquetas… a veces no puedo”.

Sólo con la ayuda de policías municipales o viales pueden rodear de manera segura a los autos, pero no siempre, “seguido nos peleamos con los conductores, pero otros señores nos ayudan a levantar a mi mamá y pasamos”.

Invidentes en riesgo


María Alcántara Inocencio cae muy frecuentemente en hoyos de las banquetas que su bastón no alcanza a percibir. Es invidente desde que nació, y desde ese momento ha tenido dificultades, “si no conocemos las banquetas se cae uno. Tenemos que irnos lento, porque hay mucho obstáculo malo para nosotros”.

Afirma que las malas condiciones de las aceras son generalizadas en toda la ciudad. Es normal encontrar alcantarillas que no están tapadas y pavimento fracturado.

Pide a los gobiernos municipales que emparejen las banquetas, “porque el mundo está hecho para ustedes, no para nosotros”.

Sigue: #debateinformador


¿En cuál calle identifica las banquetas más dañadas en Guadalajara?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.