Ir al contenido principal

Corren en Santa Cecilia para evadir la muerte


RIESGO. Cruzar el Periférico es una situación de vida o muerte en Santa Cecilia, pues los vehículos no respetan al peatón. (Foto: Grisel Pajarito)
Todos los días, Evangelina González juega un volado con la muerte.

La falta de puentes y cruces peatonales seguros sobre el Periférico, en el tramo de Santa Cecilia, la pone en jaque a ella y a todos los habitantes de la zona.

“Debemos de correrle para que no nos atropellen, aquí pasan los carros bien rápido y hay veces que nos tenemos que regresar porque no alcanzamos”, señaló Evangelina quien a diario atraviesa la arteria vial al menos seis veces.

El puente peatonal más cercano está a la altura del edificio de la Policía de Guadalajara, a partir de ahí no hay algún cruce seguro en los siguientes 2.2 kilómetros.
Además, existe un riesgo mayor. En la zona, el anillo vial está lleno de curvas, por lo que la visibilidad para el peatón es escasa y se enfrenta a vehículos que superan, por mucho, el límite de velocidad máximo permitido que es de 80 kilómetros por hora.
“Ya van dos veces que cruzamos y vamos a la mitad y aparece, así de la nada, un camión que viene echo la madre y nos tenemos que regresar porque atrás vienen más carros”, dijo Ezequiel Medina.
Las personas que viven en Santa Cecilia deben cruzar el Periférico para tomar el camión en los carriles que van de oriente a poniente.
Muchas mujeres, en su mayoría, atraviesan con niños en brazos o menores de 5 años tomados de la mano, lo que incrementa el riesgo de que se registre un atropello.
“Uno como sea puede correrle, pero con los niños, cómo le hace uno, yo traigo tres, uno de 10, otro de 5 años y un bebé de 6 meses, y me las veo negras para pasar”, explicó Yolanda Santana.
De acuerdo con los habitantes de la zona, hay ocasiones que pueden tardar en atravesar hasta 15 minutos, dependiendo la hora, siendo las más complicadas entre las 6:30 y las 9:30 horas de la mañana, y entre las 18 y las 19:30 horas por la tarde.
“En la mañana, cuando llevo a los niños a la escuela, debemos salir temprano porque hemos tardado mucho cruzando, no se puede, los carros pasan y pasan y no dan chance de cruzar, una vez nos pasó uno bien cerquita”, apuntó María Elena Velázquez.
Los vecinos de la zona aseguraron que en cada oportunidad que tienen han pedido a las autoridades, tanto del Municipio como de la Secretaría de Movilidad (Semov), poner un puente peatonal o un semáforo que les brinde seguridad al pasar.
Sin embargo, gobiernos van y vienen y los colonos no ven cuándo será posible que tengan en la zona un paso seguro para atravesar el Periférico.
“Ojalá vean para acá, seguido hay accidentes, personas atropelladas y choques, los carros van bien rápido y nadie hace nada”, dijo Velázquez.
En la zona hay cuando menos una decena de cruces en el camellón central y, a decir de los habitantes, muchos peatones han muerto atropellados.

“Uno como sea puede correrle, pero con los niños, cómo le hace uno, yo traigo tres, uno de 10, otro de 5 años y un bebé de 6 meses, y me las veo negras para pasar” Yolanda Santana, peatón
 
DN/I

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.