Ir al contenido principal

El espacio ganado

Felipe Reyes/masGDL.- Mucho se ha escrito sobre una cierta falsedad en las intenciones de cambios de hábitos individuales para incidir positivamente en nuestro ambiente. Es cierto que desconectar nuestros aparatos eléctricos no cambiará mucho la problemática energética mundial y decidir moverse en bici no terminará con la contaminación atmosférica de nuestras ciudades milagrosamente. Los cambios que debemos hacer en nuestros hábitos solo influirán en nuestra realidad ambiental si se convierten en cambios que hacemos todos, de manera social.
Los esfuerzos personales acaban siendo solo muestras de que el individualismo no se lleva bien con la sustentabilidad a largo plazo y comprueba la necesidad que tenemos de generar acuerdos sociales y obrar en conjunto para construir un futuro que garantice la conservación de los medios naturales que permiten nuestra subsistencia.
Sin embargo, también hay que decir que los esfuerzos personales tienen una utilidad colateral que no debemos desvalorar. Usar la bici, por ejemplo, durante el día a día, se ha venido convirtiendo no solo en una manera eficaz de transportarse que no deja ni huella de carbono, ni contaminación atmosférica; además, el acto individual de decidir moverse en bicicleta acaba convirtiéndose en un ejemplo, primero de que es posible y luego de que es deseable, que paulatinamente va llenando de experiencias al entorno social que, poco a poco, va convenciendo a más personas de usarla y erradicando la idea de que moverse en la ciudad en bici es un acto de extrema radicalidad.
Los últimos diez años han sido de un constante incremento de viajes en bici en prácticamente todas las ciudades grandes mexicanas y aunque aún estamos lejos de que el uso de la bicicleta incida realmente en mejoras ambientales, también es real que la presencia constante de ciclistas en nuestras calles ha provocado un estímulo importante para que gobiernos de todas partes incluyan en sus planes el desarrollo, tanto de infraestructura ciclista, como de políticas públicas orientadas a facilitar y proteger el tránsito en bici.
Es decir, al menos en el tema de la movilidad, el impulso de unos cuantos locos que empezaron a moverse en bicicleta como un acto individual pero siempre expuesto al escrutinio público y difundido apropiadamente, ha venido consolidando una postura común en torno a lo necesario para resolver las problemáticas de movilidad y construir un sistema que, a diferencia del uso de automóviles, pueda perdurar en el tiempo, ya sea con transportación colectiva o con medios no motorizados.
Aún es pronto para cantar victoria, pero todos los vectores apuntan a que en los próximos años veremos una sustancial disminución de los elementos que favorecen el uso de automóviles y un incremento de los medios alternativos de movilidad que a su vez provocarán que más personas a título individual decidan mejorar sus hábitos de movilidad. Es un círculo virtuoso imparable que en unos años será obvio, cuando las generaciones que han venido creciendo entendiendo las razones por las que deberíamos usar con mayor frecuencia la bicicleta, dominen las instituciones y sean los tomadores de decisiones. Ya hoy, en torno al mundo de la bicicleta se ha consolidado todo un sistema de gestión e impulso que incluye a organizaciones civiles, grupos ciclistas, ambientalistas, urbanistas, gobiernos e instituciones educativas.
Puede que aún falte mucho por hacer, pero no hay que dejar de celebrar el espacio ganado.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.