4.3.16

Mala calidad del aire impulsa muertes


DAÑO CONSTANTE. La mala calidad de aire impulsa otros males de la salud.
En 42 por ciento de las muertes por neumonía en la Zona Metropolitana de Guadalajara durante la última década estuvo implicada la mala calidad del aire, específicamente por altos niveles de ozono (O3); mientras que en 49 por ciento de las muertes por enfermedades cardiovasculares el factor que agravó a los pacientes fue el material particulado (PM10) que respiraron.

Así lo dio a conocer la académica de la Universidad de Guadalajara con especialidad en calidad del aire, Valentina Davydova Belipskaya, quien en Tlajomulco informó que estos datos derivaron de un estudio realizado por la universidad a lo largo de poco más de una década.

 
“Parece ser que la mortalidad por neumonía está relacionada con una crónica exposición al ozono contaminante al menos durante estos 14, 15 años de investigación que realizamos. Es decir, hasta 42 por ciento de los casos de mortalidad está en función a esta exposición crónica”, dijo la investigadora.
“La exposición crónica lo que hace es debilitar nuestro sistema inmunológico, puede producir diferentes achaques, debilitar funcionamiento pulmonar porque el ozono es un químico muy activo, por lo tanto, cuando uno se enferma por la gripa o cualquier cosa, en días con niveles de ozono altos estas enfermedades pueden agravarse y cualquier gripa o influenza puede traducirse en neumonía”.
El ozono resulta de la reacción química del óxido de nitrógeno (NOX) y compuestos orgánicos volátiles (COV) -que generan los automóviles- al entrar en contacto con los rayos solares, de ahí que los días con grandes congestiones viales y fuerte sol se disparen los altos niveles de ozono en la ciudad.
Aunque en lo que va de año no ha habido precontingencias atmosféricas en la Zona Metropolitana de Guadalajara por ozono, y sí por partículas suspendidas, la investigadora alertó a las autoridades y ciudadanos a extremar cuidados con el actual brote de influenza, pues este contaminante debilita los pulmones cuando ya están enfermos.
“Yo pienso que sí se tiene que hacer un estudio (al respecto), no puedo hablar de este año 2016, pero definitivamente la exposición crónica nos hace más débiles y más vulnerables, por lo tanto, debemos crear más programas, más zonas verdes para bajar la contaminación de forma natural”.
Sobre el contaminante que sí se ha estado presentando a lo largo del año con contingencias y precontingencias atmosféricas este año en la zona metropolitana, el PM10, la especialista dijo que existe una relación de 49 por ciento en la mortalidad por enfermedades cardiovasculares y exposición constante al material particulado de 10 micras.
“Ozono afecta mortalidad por neumonía y partículas suspendidas menores de 10 micras afectan o agravan enfermedades cardiovasculares”, finalizó, y llamó a tomar medidas urgentes.

Cifra:

49 por ciento de las muertes por enfermedades cardiovasculares tuvo como factor agravante el PM10 que respiraron los afectados
 
HJ/I

No hay comentarios.: