11.3.16

Mujeres también sufren acoso sexual al pedalear

Algunas ciclistas afirman que diariamente reciben insultos cuando se desplazan. EL INFORMADOR / R. Tamayo
El informador
    • Piropos, contacto e insultos son algunos problemas que enfrenten las ciclistas
    • Ante este panorama dicen sentirse incómodas e inseguras
A Ias integrantes del colectivo FemiBici relatan cómo padecen de esta situación
GUADALAJARA, JALISCO (11/MAR/2016).- El acoso hacia las mujeres no es exclusivo en los viajes en transporte público, también mientras se desplazan en bicicleta son objeto de frases sexuales, insultos e incluso, en algunos casos, contacto, señalaron integrantes de FemiBici.

Usuarias de bicicleta refieren que en sus desplazamientos hay varones que se han atrevido a darles nalgadas, otros que viajan en auto disminuyen la velocidad para avanzar a su ritmo de pedaleo y les ofrecen llevarlas a su destino, situación que las hace sentir inseguras.
En el caso de Carmen Díaz, integrante de FemiBici, explicó que una de las situaciones que más miedo le causó fue cuando un automovilista se le emparejo y comenzó a cuestionarle hacia dónde se dirigía.
“Eso, además de ser super incómodo te pone en una situación de inseguridad y mucho coraje porque no puedes circular libremente en el espacio público”.
El acoso verbal proviene de hombres adultos, niños o adolescentes, a pesar de que quienes viajan son mujeres mayores que ellos, indicó Cristina Rojas, quien comentó que lo que recibe son “comentarios groseros o miradas lasciva”.
La ciclista Michel Serratos manifestó que recibe piropos diariamente, la mayoría de ellos ofensivos, “el de mamacita, qué buena estás o rica”, entre otros.
El caso de automovilistas que bajan la velocidad para invitar a viajar con ellos es una de las situaciones que también ha padecido la joven.
Las ciclistas manifestaron que cuando se trasladan en grupo el acoso disminuye.
Más seguras en bici que a pie
El tema de acoso sexual, indican integrantes de FemiBici, estuvo presente en el último Congreso de Ciclismo Urbano, en el que se impartió un taller de defensa personal utilizando la bicicleta, y que estuvo dirigido a mujeres.
Sin embargo, manifestaron que cuando sufren acoso en bicicleta se sienten más seguras que cuando les sucede esta situación a pie, ya que andar en dos ruedas les permite mayor margen de defensa, pedalear más rápido, desplazarse hacia el centro de las calles o cambiar de rumbo para alejarse del agresor.
Piropos de tipo sexual, insultos y contacto son algunas de las formas de violencia que reciben las usuarias del transporte público,de acuerdo con el diagnóstico presentado por la presidenta del Instituto Jalisciense de las Mujeres, Erika Loyo.

No hay comentarios.: