Ir al contenido principal

¿Cómo deben los ciclistas protegerse de la contaminación?

Phillippa Roxby

  • 16 julio 2013
Hombre con mascarilla
Image captionLos gases emanados por los vehículos motorizados pueden aumentar el riesgo cardíaco.
Las calles de nuestras ciudades se están llenando cada vez más de ciclistas.
Una actividad muy bien vista por las autoridades, ya que el ciclismo ahorra en pasajes de autobús, es un gran ejercicio y ayuda a limpiar el aire mediante la reducción del número de coches en ciudades y carreteras.
Sin embargo, la saludable experiencia de utilizar la bicicleta como medio de transporte puede tener efectos colaterales indeseados.

Tras la publicación de investigaciones que demuestran que la contaminación del aire puede causar insuficiencia cardiaca en personas con corazones débiles, los ciclistas deben tener cuidado de no inhalar los gases tóxicos del tráfico.
Gases como el monóxido de carbono, ozono y dióxido de nitrógeno, así como la contaminación atmosférica por partículas emanan de los tubos de escape de los autobuses, autos y camiones.
Todos estos son los elementos nocivos que pueden entrar en nuestros pulmones y en el torrente sanguíneo, y tienen un impacto negativo en nuestra salud.
Y eludirlos no es una tarea fácil.

¿Mascarillas?

La doctora Vivienne Nathanson, jefa de la ciencia y ética de la Asociación Médica Británica, dice que los ciclistas y los peatones pueden quedar expuestos a muy altas dosis de contaminación del aire, sobre todo en las grandes ciudades como Londres.
"Los ciclistas tienden a ser personas más en forma, por lo que pasan largos períodos de tiempo afuera y expuestos", dice.
"Si ellos andan en bicicleta más fuerte, también respiran más fuerte, que es un buen ejercicio, pero recibirán dosis más grandes (de gases)".
Las mascarillas para ciclistas son un remedio evidente en las contaminadas calles urbanas. Ya existe una amplia gama en el mercado, aunque su efectividad no está completamente clara.
Hombre con mascarilla
Image captionSi bien las mascarillas pueden ayudar, no está comprobada su efectividad.
"El uso de una mascarilla puede ser una forma efectiva de reducir la exposición, sin embargo, depende de que las máscaras se ajustan correctamente y se utilizan de acuerdo con las instrucciones del fabricante”, asegura Gowers Alison, de Salud Pública de Inglaterra (PHE).
"En las personas con afecciones pulmonares prexistentes, pueden agravar las dificultades en la respiración", dice.
Un par de estudios llevados a cabo en Pekín, China, han sugerido que el uso efectivo de una mascarilla podría reducir el riesgo de efectos cardiovasculares adversos, asociados con la exposición a la contaminación por partículas.
Sin embargo, PHE dice que se necesita más investigación en otras ciudades antes de recomendarlas de manera global.
Aunque las máscaras para los ciclistas han estado disponibles por más de una década, no muchos ciclistas las usan, dice Chris Juden, oficial técnico de CTC, una organización comunitaria británica experta en ciclismo.
"Quisimos probarlos, pero en general, el remedio fue peor que la enfermedad. Estaban calientes, sudorosos y nos fue difícil respirar".
Agregó que es importante cambiar periódicamente el filtro de la máscara o definitivamente no funcionará.
La fundación Asma UK dice que dos tercios de las personas con asma encuentran que el humo del tráfico les detona la condición. Los ciclistas que padecen de asma o que tengan fiebre del heno, podrían encontrar en la mascarilla una solución.
Pero no existe una máscara que filtre gases como el ozono, lo que puede ser un problema para muchas personas con asma, sobre todo cuando hace calor.

Rutas alternativas

Otra forma que tienen los ciclistas para reducir su exposición a la contaminación del aire es optar por viajar por las rutas más tranquilas, con menos tráfico, lejos de los autobuses y los camiones.
Nathanson dice que es necesario "algún tipo de separación de seguridad" entre los ciclistas y otros vehículos no sólo para reducir el riesgo de accidentes, sino también la exposición de los ciclistas a la contaminación del aire.
Cathryn Tonne, profesor de epidemiología ambiental en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, coincide en que los ciclistas deben mantenerse separados del tráfico lo más posible y evitar parar en grandes cruces detrás de vehículos que emiten gases.
"Si se quiere hacer algo, cambiar la ruta es lo más eficaz", señala.
En general, todos coinciden en que los beneficios de salud que ofrece el ciclismo son mayores que cualquier daño potencial de exposición a la contaminación.
Síguenos en Twitter clic @bbc_ciencia

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.