8.4.16

Mal aire (casi) todo el año


PARA EL PRÓXIMO AÑO. Pese a la complicada situación, el programa de verificación renovado entra en vigor en 2017. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)
La contaminación atmosférica en la Zona Metropolitana de Guadalajara es más letal que los accidentes viales: en Jalisco, cada año mueren 650 personas de manera prematura debido a enfermedades agravadas por la mala calidad del aire, mientras que los atropellamientos del transporte público quitan la vida a 56 personas y los accidentes relacionados con el consumo de alcohol a 163.

Estos datos resultaron de un estudio que realizó el año pasado una agencia japonesa que indagó la relación entre las enfermedades cardiovasculares y pulmonares con la exposición a la mala calidad del aire y que el gobierno del estado reconoció; sin embargo, lo que aún no admite es la alta cantidad de días que la ciudad presenta aire contaminado.

De los 365 días del año, 270 cuentan con aire de mala calidad para el consumo humano, es decir que 73 por ciento de los días hay una concentración de contaminantes atmosféricos perjudiciales para la salud, de acuerdo a un estudio realizado por la investigadora Valentina Davydova Belitskaya, de la Universidad de Guadalajara.

No obstante, las cifras oficiales de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) solamente reconocen que 30 por ciento de los días del año el aire de la ciudad rebasa la concentración de contaminantes atmosféricos establecidos por las normas oficiales mexicanas que marcan la pauta del material particulado de 10 y 2.5 micras (PM10 y PM 2.5), y el ozono troposférico (O3).

El hecho de que en el año haya 270 días con mala calidad del aire, como indica la especialista, no significa que la Semadet haya ocultado precontingencias atmosféricas, sino que la contaminación está presente en cantidades ya perjudiciales para la salud, pero que son toleradas por la legislación estatal y nacional, las cuales son más laxas que los estándares que ya afectan a la salud humana.

De acuerdo al estudio de la investigadora, 42 por ciento de las muertes por neumonía en la zona conurbada está directamente relacionado con la mala calidad del aire de la ciudad, específicamente por los altos niveles de ozono, que se forma por la reacción de los contaminantes de los automóviles al entrar en contacto con la luz solar.

Además, especificó que en 49 por ciento de los decesos en la ciudad por enfermedades cardiovasculares tuvo un papel activo la constante exposición a material particulado de 10 micras, que se produce por la combustión también de los autos, incendios, polvos y otras fuentes. Éstos fueron los resultados de una investigación que a la especialista de origen ruso le demoró 15 años.

“La exposición crónica (a la mala calidad del aire) lo que hace es debilitar nuestro sistema inmunológico, puede producir diferentes achaques, debilitar funcionamiento pulmonar porque el ozono es un químico muy activo, por lo tanto cuando uno se enferma por la gripa o cualquier cosa en días con niveles de ozono altos, estas enfermedades pueden agravarse y cualquier gripa o influenza puede traducirse en neumonía”, explicó la investigadora.

De hecho, diferentes investigadores han señalado que la combustión de vehículos de diésel y de quemas agrícolas son los que generan partículas en extremo finas que, al respirarse, entran con gran facilidad al torrente sanguíneo, los pulmones y el corazón, donde se acumulan y causan diversas complicaciones, desde disminución de la actividad pulmonar hasta enfermedades cardiacas.

La Semadet ha dado a conocer que 96 por ciento de los contaminantes atmosféricos en la ciudad proviene de los automotores, mismos que emiten monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles y material particulado, que igualmente son precursores de ozono y también afecta al sistema respiratorio.

Tan sólo atender los malestares, enfermedades y complicaciones por estos contaminantes cuesta al sector salud de Jalisco 6 mil millones de pesos.

Sin embargo, todos estos factores se suman a las complicaciones ambientales que genera la polución de las ciudades, pues si bien algunos contaminantes como el ozono es de vida corta, es decir, que su permanencia en la atmósfera es de sólo unos días, hay otros como el dióxido de carbono que se considera de vida larga y que se acumula por siglos, abonando al cambio climático.

El daño va más rápido que los programas

Aunque la Semadet ha iniciado la socialización entre diferentes grupos de la comunidad para dar a conocer las nuevas medidas gubernamentales para disminuir la contaminación, el programa estrella para ello, el de verificación vehicular, se iniciará hasta 2017, por lo que ya ha sido reprogramado dos veces.

Además, los resultados que se plantean de esta política son reducir 11 por ciento la emisión de compuestos orgánicos volátiles, 15 por ciento de monóxido de carbono y 17 por ciento de óxidos de nitrógeno que arrojan los autos, pero sólo en el supuesto de que se verificara como mínimo 80 por ciento del parque vehicular del estado.

El año pasado se verificó con el actual sistema solamente 30 por ciento.

Otro programas que ha avanzado lento para mejorar la calidad del aire es el de transporte escolar, que apenas comenzó como piloto en algunas escuelas de educación básica, pero que no ha permeado en universidades. Con éste se busca desincentivar el uso del auto para viajes escolares, pues 20 por ciento del tráfico es generado por gente cuya movilidad obedece a este fin.

Cifras:

73 por ciento del año hay aire de mala calidad en la ZMG, según estudio; Semadet asegura que sólo es 30 por ciento
56 personas mueren al año por accidentes con el camión
163 muertes al año por accidentes con alcohol
650 fallecimientos por enfermedades agravadas por la contaminación
96 por ciento de las emisiones contaminantes de la ciudad proviene de los automóviles
43 por ciento de los vehículos incumple con los niveles permitidos de emisiones y 2 por ciento es altamente contaminante

Dato:

Perjudicial

El ozono (O3) y el material particulado (PM10 y PM2.5) inciden en la reducción de funcionamiento pulmonar, enfermedades cardiovasculares y respiratorias que pueden llevar a la muerte. Ancianos, enfermos de las vías respiratorias y niños son los más vulnerables a este tipo de contaminantes
 
HJ/I

No hay comentarios.:

Arreglan avenida; quitan ciclovía