6.5.16

En Bicicleta: El ciclismo creando redes neuronales


Beatriz Jáuregui | cronica Jalisco
Foto: Especial
Claro nos queda que la bicicleta es una maravilla, aporta salud física, combate la obesidad, basta pedalear unos kilómetros a diario para que el cuerpo tome forma sin necesidad de someterse a dietas, quemar calorías y fortalece músculos. Se obtiene salud cardiovascular, se adquiere condición, los pulmones se purifican y es muy efectiva para la salud mental.

Los que nos subimos a la bici podemos sentir estos beneficios, pero acaso,  ¿nos hemos puesto a pensar cómo funciona nuestro cerebro cuando pedaleamos?  
El médico cirujano Eduardo Calixto, con doctorado en Neurociencias por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que el ejercicio mejora considerablemente las conexiones neuronales.  “Los deportes o actividades físicas, de preferencia aeróbicos, benefician los procesos de concentración y eficiencia en la memoria”. 
El también doctor en Fisiología Cerebral en la Universidad de Pittsburgh, señala que los estudios en neurociencias indican que cuando una persona hace ejercicio aumenta su proceso de atención hasta en un 30%.  “Una persona que realiza una actividad donde incrementa su frecuencia respiratoria y su captura de oxígeno a nivel pulmonar, desarrolla mejores procesos cognitivos y de atención (memoria y aprendizaje)”. 
Según un estudio reciente holandés, encontró que el ciclismo mejora la integridad y la densidad de la materia blanca del cerebro, dando como resultado el crecimiento del número de conexiones en el cerebro.
El cerebro está formado por dos tipos de elementos: la materia gris, la cual alberga toda la sinapsis y es el centro neurológico de tu cuerpo, y la materia blanca, conocido como el centro de comunicaciones que utiliza las neuronas para conectar las diferentes zonas de la materia gris. Cuanto más materia blanca tengas, más rápido podrás hacer las conexiones neuronales. Así que cualquier cosa que aumente la materia blanca, será bienvenida. 
Anatómicamente hablando existe una mayor oxigenación en toda la corteza cerebral ya que incrementa la conectividad del sistema límbico, entre el hipocampo y el giro del cíngulo, es decir la región que ayuda a interpretar emociones y mejora el proceso de atención.
Desde el punto de vista neuroquímico hay un incremento en la satisfacción, es decir, se elevan los niveles de dopamina y endorfinas, lo que ayuda a que las personas se sientan felices y con mayor retención.  "Cuando estamos contentos ponemos más atención y recordamos con mayor facilidad las cosas".
Con el ejercicio se incrementa la liberación del factor de crecimiento que ayuda al cerebro a conectar y dividir neuronas, lo que mejora la memoria y el metabolismo cerebral.
Según el médico Eduardo Calixto es recomendable hacer ejercicio con luz solar, pues el estado hormonal del crecimiento y la estimulante de tiroides se activan mejor en la mañana, el horario ideal es entre 07:00 y 11:00 hrs.  Cuando lo hacemos en la noche, el proceso cognitivo es más lento y tu cerebro se queda activo; por eso cuesta trabajo dormir.
En otro estudio se encontró que después de 12 semanas montando  bicicleta, los participantes ganaron más fuerza en sus piernas, puesto que la actividad cerebral aumentó, lo que derivó en el incremento del factor neurotrófico derivado del cerebro. Esto es una proteína responsable de regular el estrés, el estado de ánimo y la memoria. Esto podría explicar los resultados de un estudio anterior que determinó que el ciclismo estaba asociado con los bajos niveles de depresión y ansiedad.
Ahora ya lo sabes, practicando ciclismo urbano, en la montaña o carretera, no sólo te sentirás mentalmente mejor, sino que serás más inteligente.
Escucha Radio Vital 1310 AM viernes 5:00 pm. ¡EN BICICLETA!  Un programa para conocer la cultura ciclista. 

No hay comentarios.: