9.5.16

Modelo de transporte caduco, concluye estudio del ITESO

Publicado el Lunes, mayo 9, 2016

Diseñado para empeorar la calidad de vida
Tanto quienes se trasladan en los camiones como quienes los conducen se desgastan en el día a día del tráfico, con lapsos de dos horas de ida y dos de vuelta a sus destinos, lo que disminuye las condiciones de bienestar en general, concluyeron estudiantes universitarios
Por Francisco Andalón López/pagina24Jalisco
Ya no es viable el transporte público como tal en la zona metropolitana; sin embargo permanece y es certificado por un gobierno estatal que no admite que las mejoras son mínimas, pues los camiones van llenos y hacen larguísimos derroteros, que generan insatisfacción entre las personas por las cuantiosas pérdidas de tiempo/Fotos: Francisco Andalón López
Ya no es viable el transporte público como tal en la zona metropolitana; sin embargo permanece y es certificado por un gobierno estatal que no admite que las mejoras son mínimas, pues los camiones van llenos y hacen larguísimos derroteros, que generan insatisfacción entre las personas por las cuantiosas pérdidas de tiempo/Foto: Francisco Andalón López
Trasladarse en camión en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) es complicado, pero lo es aún más para quienes viven más alejados del centro, en la periferia, como es el hecho de invertir hasta cuatro horas en andar en camión durante el día, como ocurre para quienes viven en fraccionamientos como Chulavista o Santa Fe, en Tlajomulco, según una investigación de estudiantes del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores (ITESO).

De acuerdo con el estudio, el traslado a ciertos lugares influye en las decisiones que toman para su vida, como lo es el estudiar en determinado lugar, puesto que tienen que analizar el costo beneficio y a veces, las optan por la opción más cercana, sin que esto sea lo que se pretendían, lo que genera una insatisfacción.
Pero si el contar con rutas que transitan hasta dos horas de ida y otras dos de vuelta, la calidad de vida de los operadores de estas rutas también se ve reducida, puesto que ni siquiera tienen el derecho a enfermarse y menos del estómago, dado que no tienen posibilidad de pararse en un lugar para ir al baño.
Estos testimonios fueron recogidos en un documental en donde las familias de estos operadores son los que ofrecen testimonio de la dificultad que les resulta el tener que estar sentados durante muchas horas sin que el salario que perciben les sea redituable, puesto que además, no cuentan siquiera con un sueldo fijo como deberían ni un horario de ocho horas, sino que trabajan a partir de las 12 del día y hasta el día siguiente, a la misma hora, son relevados.
“Pero como te digo que a veces hay rutas largas como cuando anda de Huentitán hasta Santa Ana, entonces sí son dos horas 15 minutos el transcurso y pues está pesado para él, porque si le andaba del baño casi al salir de la terminal a la otra, pues aguantarte casi más de una hora pues sí, eso sí es lo pesado”, señaló una de las esposas de estos operadores que van hasta Tlajomulco.
Tampoco la pasan bien los operadores del camión, quienes tienen largas jornadas de trabajo y descansos contados/Foto: Archivo Página 24
Tampoco la pasan bien los operadores del camión, quienes tienen largas jornadas de trabajo y descansos contados/Foto: Archivo Página 24
Los estudiantes que llevaron a cabo esta investigación, también acompañaron a los operadores desde que salían de sus casas, dándose cuenta que una jornada de trabajo termina alrededor de las 11 de la noche y al día siguiente, a las 4 de la mañana, ya tienen que estar de pie, puesto que tienen que ir a llenar el tanque del camión con diésel, teniendo otras complicaciones.
“Conducir, cuidar no chocar, eso es algo, el tráfico, cobrar… también pues ordenar los cambios, estar al pendiente de quién pide parada y quién no, porque te confundes, tomar agua, comer, también a veces está pues la cuestión del celular ¿no?, que a veces son llamadas importantes y el trabajo no te lo permite”, señalaron como parte de las dificultades.
Las conclusiones de esta investigación, es que el modelo de transporte público para el área metropolitana ya es caduco, resulta insuficiente y no mejora la calidad de vida de sus habitantes como tanto se ha prometido.

No hay comentarios.: