2.5.16

¿Por qué necesitamos que más mujeres anden en bici por la ciudad

Más mujeres en bici es igual a espacios públicos seguros y urbes más habitables. Todas las mujeres que usan la bicicleta como medio de transporte representan un logro para la seguridad y son un termómetro que permite medir lo amigable que puede ser una ciudad con los ciclistas urbanos.
Esto es debido a que a las ciclistas urbanas, se les considera uno de los mejores indicadores para medir lo seguro o inseguro que puede ser una zona para pedalear la bicicleta. Ya que estudios han demostrado que las mujeres presentan mayor rechazo al riesgo, que los hombres, son ellas, el indicador apropiado para constatar que el diseño de vías ciclistas y peatonales, es el adecuado. Es ahí donde radica, la importancia en que haya más mujeres transportándose en bici por la ciudad.

Y debido a que por cada diez usuarios que andan en bici en la ciudad, sólo 3.8 féminas lo hacen, es necesario para todos que más mujeres usen la bici como un medio de transporte, por lo cual, presentamos algunas soluciones a los 6 principales problemas que impiden que más mujeres realicen sus traslados cómodamente montadas en la seguridad de su bicicleta.

Los riesgos
mujeres_bici_1
La inseguridad en las vialidades aparece a menudo como una barrera para que no sólo mujeres, sino también hombres, eviten el andar en bicicleta. Esta preocupación está bien fundamentada, ya que son la falta de infraestructura ciclista segura, la falta de una cultura vial, el desconocimiento total del reglamento de tránsito por parte de los automovilistas y algunos cafres ciclistas, los que contribuyen a que menos mujeres circulen en bicicleta por la ciudad.

Soluciones
Conoce tus derechos y responsabilidades como ciclista.
Toma el carril adecuado, y siempre pedalea con seguridad, haciéndote visible en todo momento.
Puedes hacerte acompañar mientras andas en bici por una amiga o un ciclista más experimentado para sentirte más segura.
Estudia los mapas de tu ciudad en bicicleta para conocer la infraestructura existente, rutas más fáciles y con menor circulación de automotores.
El acoso
mujeres_bici_8
7 de cada 10 mujeres a nivel nacional, han admitido haber sufrido al menos una vez en su vida de acoso callejero, o lo que es lo mismo, una forma de acoso sexual. Esta desagradable e irrespetuosa práctica que consiste en comentarios indeseados, silbidos, los llamados piropos, y otras acciones similares hacia mujeres en espacios públicos, es inaceptable pero es una realidad. Y si a ello le sumamos el tener que soportarlos mientras conduces tu bici sorteando el tráfico de la ciudad. La situación adquiere dimensiones alarmantes.

Soluciones 
Hay diversos mecanismos de defensa. Según algunas chicas con las que consulté, el más usado es el silencio. Y puede que esto suene contradictorio, pero no necesariamente. Si una mujer está sola mientras anda en bici, lo más conveniente es que si la acosan se quede en silencio y salga de ese lugar con un pedaleo rápido pero seguro, ya que en muchos casos contestar podría desembocar en una agresión mayor. Es conveniente guardar silencio si el ambiente parece peligroso, o si no se sienten del todo seguras y alejarse.
Pero también el exigir que se les respete y hacerse notar con voz firme ante otros transeúntes, poniendo en evidencia a tu agresor, servirá, según las chicas consultadas estas son algunas de las frases que usan para defenderse del acoso: “Respétame”, “Respeta a las mujeres”, “No me interesa tu opinión sobre mi cuerpo”, las anteriores son algunas de las respuestas recomendadas. Pero cada una deberá valorar hasta donde responde y qué responde, pero siempre evitando ponerse en mayor peligro.
Seguro que muchas de ustedes conocen mejores formas de solucionar este problema, nos gustaría que lo compartieran con otras mujeres.
El tiempo
mujeres_bici_2
Existen varios informes que muestran que las mujeres que trabajan dedican más tiempo a las tareas domésticas y el cuidado del hogar que la mayoría de los hombres, por lo que el tiempo que utilizan para transportarse en bici podría ser un obstáculo (aunque ya se ha demostrado que la bici en la ciudad es más rápida que el automóvil).

Soluciones
Realizar viajes intermodales: utilizar el  transporte público, auto particular y la bicicleta.
Prepare sus rutas con anticipación.
Repartan las labores cotidianas con su pareja para contar con más tiempo.
Conveniencia
mujeres_bici_6
Parece que la comodidad y necesidad de un automóvil, está ligada a los desplazamientos que realizan las mujeres, esto es debido, a que ellas son las que por lo regular hacen la compra en casa, recogen a los niños de la escuela y una serie de diligencias que no necesariamente deben implicar el uso del automóvil, pero que así se ha estado acostumbrando realizar. No por ello debe de ser difícil el cambio a realizarlas en bicicleta.

Soluciones
Planifica las rutas más fáciles entre tus diligencias.
Puedes acondicionar tu bicicleta con poco presupuesto para llevar la compra del supermercado.
De contar con el tiempo es factible realizar la compra de los víveres durante más de una sesión.
Según la lejanía y la edad de los niños en casa, pueden ir todos a la escuela en bicicleta o llevarlos en tu bicicleta a la escuela, existen varias marcas, modelos y precios de sillas que se acoplan a la bicicleta para el seguro transporte de los niños. Recuerda que las medidas de seguridad cuando van niños montados en la bicicleta nunca sobran, ejemplo: (casco, rodilleras y coderas, etc).
Vanidad
mujeres_bici_4
Seamos totalmente honestos. Nadie (incluidos los hombres) queremos sentarnos en el trabajo sintiéndonos sudorosos y desagradables. Incluso si tu oficina ofrece servicios tales como vestuarios o duchas para los empleados, la idea de arreglarte en el trabajo es de poco interés para muchas mujeres. Esta preocupación suele originarse a partir de una idea errónea de que tienes que usar de cabeza a los pies licra, equipo y pedalear a una velocidad descomunal para ir en bicicleta a tu oficina.

Soluciones
Pedalea a un ritmo que te permita desplazarte con comodidad y baja el ritmo al acercarte a tu lugar de trabajo, esto evitará que llegues toda sudada.
Puedes pedalear con la ropa que usaras durante la jornada laboral. Existen cientos de marcas con ropa casual que permite pedalear de forma cómoda.
Puedes llevar en tu bolsa un pequeño estuche con artículos que permitan una limpieza efectiva y rápida, ejemplo: (brillo de labios, champú seco, toallitas húmedas, cepillo o peine, toalla, alguna muda de ropa).
Comunidad
mujeres_bici_7
Intentar algo nuevo y desconocido, especialmente a medida que envejecemos, puede ser difícil. Las mujeres son minoría como usuarias de bicicleta, en la mayoría de las ciudades, y no es secreto que gustan de realizar ciertas actividades en compañía de otras mujeres. Tal vez, más mujeres harían uso de la bicicleta si vieran a más mujeres montadas en bicicleta.

Soluciones
Busca en línea a organizaciones de mujeres ciclistas (verás que hay muchas en el país con quien salir a rodar e intercambiar información que te permitan viajes más seguros y placenteros.
Pídele a un amigo o compañero de trabajo que te muestre tu posible ruta para transportarte en bicicleta.
Ten presente que al considerar montar en bicicleta, que un poco de audacia y flexibilidad sin dejar de lado tu seguridad, puede conducir a una increíble sensación de alegría y libertad sobre dos ruedas.
Si queremos contar con una ciudad que sea segura no sólo para las bicicletas sino para toda la ciudadanía en general y, contar con espacios públicos incluyentes y libres de peligros es necesario que las mujeres se sientan confiadas pero sobre todo seguras de transitar por estos lugares. Brindémosles apoyo y respeto.
Animo a todas, a romper las barreras y disfrutar de la bicicleta.
Fotos: Chris Thomas, Kevin Chapman, Michael Nema

No hay comentarios.:

#NiUnaMás E2. Don Gus !Completos¡