2.6.16

¿Emplacar o no emplacar?He ahí el dilema

Más por más Gdl.- No por haber sido negada desde la Secretaría de Movilidad la idea de emplacar bicicletas deja de preocupar a los ciclistas.
Emplacar ha sido propuesta en distintos momentos tanto por legisladores como por funcionarios vinculados a temas de movilidad. Cuando Carlos Orozco -en 2008- era diputado intentó realizar una reforma en materia vial para colocar placas a los velocípedos, propuesta del entonces director del Sistema del Tren Eléctrico Urbano, Diego Monraz Villaseñor.
Posteriormente lo planteó Miguel Castro, cuando era diputado, en 2014. La iniciativa generó molestia entre los colectivos ciclistas y la idea se quedó en el aire. La idea la volvió a desempolvar Francisco Javier Poe Morales, director de Cultura Vial de la Secretaría de Movilidad, quien declaró a un medio local que estaban analizando la medida.
“Estamos por sacar ya un manual para el ciclista, está en revisión ya en el instituto, no sé si ya se entregó para ser publicado, vamos a ver cómo quedó, todos participamos en él, vienen los derechos y obligaciones para los ciclistas; algunas personas me preguntaban que cómo iban a hacer que se obligara a respetarse, vamos a buscar alternativas, algunos nos decían que con placas”, fueron sus palabras.
Tras esto el colectivo Bicicleta Blanca se pronunció ante esta nueva propuesta de emplacar y sancionar a los ciclistas con un rotundo no, “pues se ha demostrado en todos los casos que las medidas restrictivas provocan una reducción significativa en el número de personas ciclistas en las ciudades, por lo que las acciones oficiales deben encaminarse a generar garantías y derechos”.
Las acciones que el colectivo considera necesarias son: publicar y distribuir el manual de ciclismo urbano; crear una campaña integral de educación vial; crear un programa de biciescuelas barriales; realizar talleres itinerantes de educación vial; construir infraestructura que garantice la seguridad de los ciclistas en las calles; y garantizar el cumplimiento del reglamento de movilidad como los límites máximos de velocidad en las calles.
Agregan que el reglamento de movilidad actual contempla un biciregistro voluntario que “por ningún motivo deberá ser obligatorio con fines sancionatorios ni restrictivos sino para fomentar una mejor movilidad segura, sana e incluyente”.
Los integrantes de Bicicleta Blanca también han estado insistiendo en que se quite la concesión al camión de la Ruta 258 que el martes 24 de mayo atropelló a un ciclopolicía. “¡Basta de incidentes causados por un modelo de transporte público que fomenta la competencia! Es hora de empezar a retirar las concesiones de las rutas que maten peatones o ciclistas por imprudencia. No es el peatón quien tiene que usar chaleco, ni el ciclista el que debe llevar placas. Es quien atropella por usar el celular al volante, quien mata por ir a exceso de velocidad. Urge que el gobierno estatal y los municipales tomen acciones definitivas para proteger la vida de quienes usamos las calles, no que se siga solapando la irresponsabilidad con propuestas retrógradas como la del Director de Seguridad Vial de la Secretaría de Movilidad Jalisco”.
Tras esta animadversión a la incipiente idea de emplacamiento, el Secretario de Movilidad, Servando Sepúlveda, quiso dejar atrás el tema, pero sólo logró acrecentar las sospechas de que el tema está lejos de estar cerrado.
“Pero el estar pensando ahorita en pedirles una licencia o en generar una placa como hace muchos años existía, no es este momento; hay otras etapas del transporte que iremos en su caso platicando con todas estas agrupaciones, pero no, no es el tema de momento”.
No sólo en Jalisco existe esta iniciativa de poner placas a bicis. En el municipio de Solidaridad, Quintana Roo, se modificaron en 2013 los reglamentos de Tránsito municipal para el emplacamiento. Ante esto la red Nacional de Ciclismo Urbano de México se pronunció en contra porque, argumentaban, perjudicaría a trabajadores ciclistas y revertiría la inversión en ciclovías , “y la reglamentación debe encaminarse a generar garantías y derechos, no restricciones, dando prioridad y protección en jerarquía a la movilidad peatonal, los ciclistas, el transporte de pasaje masivo, transporte de carga, auto privado”.
Aparcar, de momento -como dice el secretario Sepúlveda- no da garantías de que la medida no regrese con una justificación recaudatoria. Aunque en algunas ciudades, como Tapachula, Chiapas, el emplacamiento se haga de manera gratuita.

Nueve muertos en 2016
El 23 de enero de 2016, dos ciclistas fueron atropellados por un automovilista en la carretera El Salto-Guadalajara. El conductor falleció al estrellarse contra un muro.
Al día siguiente, en la colonia Balcones de la Cantera, un pequeño de ocho años murió a causa de un camión de transporte público. El chofer intentó fugarse.
El 4 de febrero de 2016, la víctima fue un menor de 12 años, atropellado en el barrio de San Andrés.
Pablo Becerra Velázquez, de 74 años, fue atropellado el 1 de marzo por un auto particular. El responsable se fugó.

En el nuevo Periférico, casi en su cruce con la carretera a Chapala, un ciclista murió atropellado por un vehículo que escapó.
El siguiente murió en La Loma, tenía 50 años, aproximadamente, y a su lado quedó la bicicleta destrozada. El responsable fue un automovilista que iba a exceso de velocidad.
En avenida Tesistán, al cruce con la calle Tercera Oriente, el señor Antonio Sánchez Gerardo, de 70 años, fue atropellado por Efraín Arellano Mijangos, hijo de un diputado federal. Salió libre.
El pasado 29 de abril de 2016, Anselmo Mata Gutiérrez, de 35 años, perdió la vida en un carril lateral de Lázaro Cárdenas. Por el tipo de lesiones que presentó, se sospecha que el responsable fue el conductor de un camión de carga.
La víctima más reciente es el ciclopolicía atropellado por un camión de la ruta 258.

No hay comentarios.: